Construyendo una relación de pareja duradera

Construyendo una relación de pareja duradera

Construir una relación de pareja duradera, es un verdadero trabajo de equipo, que ambos han de realizar en igualdad de condiciones para que prospere. De acuerdo a la observación y análisis de múltiples casos, cabe preguntarse:¿Qué características generales presenta la pareja que logra un vínculo a largo plazo?

¿Por qué elegimos a una persona entre otras?

¿Qué características sentimentales y físicas nos atraen? Aquí comienzan a entrelazarse deseos, biología y necesidades personales. Las experiencias vividas desde la infancia en nuestra familia tienen un gran peso. Allí comenzamos a formar nuestra definición propia de la palabra "amor", al presenciar la forma en que nuestros padres se trataban, nos trataban y trataban a sus propios padres.

Al buscar pareja, siempre hay una referencia a ese mundo familiar que conocemos. Ya sea porque pretendamos cosas parecidas o diferentes. Es muy común que la persona elegida, presente rasgos que nos resultan cercanos y a la vez, otros que aportan una cuota de sorpresa.

Luego el tiempo, la paciencia y la observación propia y ajena, nos permitirán saber si las piezas encajan y la relación funciona.

Los fracasos

Cuando se desea una relación de pareja duradera, pero se fracasa con demasiada frecuencia, suele existir algo enfermizo en los criterios que se manejan. ¿Qué necesidades se busca en realidad satisfacer? En estos casos, aunque los compañeros seleccionados tengan características diferentes entre sí, los defectos tienden a ser los mismos.

Cuando la elección responde a un problema propio que no se ha podido solucionar, la relación sólida no tiene cabida. El otro no puede venir a resolver nuestras problemáticas internas, somos nosotros quienes tenemos el poder de decidir trabajar sobre ellas.

Otro escenario frecuente, es comenzar una relación conociendo características que no nos gustan del otro, pero creyendo que con paciencia, dedicación y amor podremos cambiarlas. Lo que en realidad se consigue aquí, es girar por largo tiempo alrededor de eso que nos disgusta.

Dos aspectos básicos

La pareja que logra una relación estable que le permite aprender, crecer y disfrutar la vida juntos, presenta dos aspectos básicos:

* Excitación intelectual

* Afinidad afectiva y física

La misma evolución hace que en algunos momentos existan crisis, pero que pueden capitalizarse y fortalecer la relación.

Claves generales para solucionar conflictos

* Exponer los aspectos problemáticos sin criticar al otro, a fin de favorecer las actitudes constructivas, en lugar de las defensivas. Ambos deben tener la libertad de expresar emociones delicadas.

* Reparar o detener el problema. Hacer todo lo que esté a nuestro alcance, para invertir los sentimientos negativos generados tras una situación problemática.

* Seleccionar momentos adecuados para tratar asuntos importantes. Esto incluye dominar la ansiedad, proponer un receso para calmarse y reflexionar cuando una discusión se torne acalorada, proponer conversar luego un tema cuando estamos estresados y con prisa.

* El humor es una herramienta a la que las parejas duraderas, suelen apelar para relajarse y solucionar los conflictos más fácilmente.

Ocuparnos de llevar una vida propia e interesante, no sólo nos beneficia en varias áreas, sino que además contribuye a demostrar que podemos enriquecer la vida de quien decida acompañarnos en una relación de pareja duradera.

 

12190 Visitas