7 hábitos diarios que mejoran la función cognitiva - La Mente es Maravillosa

7 hábitos diarios que mejoran la función cognitiva

Eva Maria Rodríguez 29, Octubre 2015 en Psicología 46 compartidos
Mujer oliendo flores

Pensar es algo que hacemos todos los días. Es más, la eficiencia a la hora de pensar puede marcar la diferencia en muchos aspectos de nuestra vida, tanto laborales y/o académicos como personales. Nuestra función cognitiva depende en buena medida de lo que hacemos en nuestro día a día.

Si fuéramos capaces de “pensar mejor” muchas situaciones serían más fáciles, desde la realización de un examen a la ejecución de un proyecto, pasando por la realización de las tareas domésticas o la gestión del tiempo.

Pero, ¿es posible mejorar la función cognitiva, a pesar de los años? La respuesta es simple y sencilla: sí. La buena noticia es que darle un impulso extra a nuestro rendimiento cognitivo no requiere de nada especial, sino que basta con mantener algunos hábitos diarios para conseguirlo.

Disfruta de la luz del sol

Aunque el exceso de luz solar puede ser perjudicial para su piel, su carencia también puede ser mala. Los investigadores han encontrado que personas de mediana edad y de edad avanzada obtenían mejores resultados a nivel cognitivo si tenían niveles más altos de vitamina D en su sistema, algo que se obtiene de forma natural del sol.

Manos con sol

Los investigadores creen que los niveles más altos de vitamina D pueden retrasar los efectos del envejecimiento en el cerebro. Aunque los suplementos son una alternativa válida, disfrutar de un ratito de sol al día (siempre que se pueda) también te ayudará a estar más alegre y a gestionar eficazmente el estrés, entre otros beneficios.

Dale tregua a tu mente: Divaga

Parece lógico pensar que si quieres tener una buena función cognitiva es necesario centrarse en la tarea en cuestión. Hasta cierto punto esto es cierto. Sin embargo, los investigadores han encontrado que las personas que se dejan a la deriva y sueñan despiertos tienen mejor desempeño de su memoria y parecen tener un mayor rendimiento cognitivo.

Los investigadores creen que permitir que la  mente se tome un descanso en las tareas cognitivas y dedican un rato a pensar libremente le da a la  mente algo muy necesario: descanso.
Compartir

Baila

Algunos estudios han demostrado que ciertas actividades de ocio, como el  baile,  pueden reducir el riesgo de demencia. Además, el baile no se detiene allí mantiene a tu cuerpo y a tu cerebro ocupados.

Mujer bailando en el campo

Las actividades que mejoran la función cognitiva son las que obligan a tomar decisiones rápidamente, así como actividades que implican el aprendizaje de nuevos patrones. Bailar encaja perfectamente en esta definición. Además, es un forma fantástica de hacer ejercicio, que es tan saludable para el cuerpo como para la mente.

Haz ejercicio

Diversos estudios muestran que el ejercicio aumenta el rendimiento cognitivo. Concretamente, el ejercicio ayuda a que el cerebro sea más eficaz a la hora de realizar tareas cognitivas.  Estudios recientes han demostrado que la actividad física también es beneficiosa para el cerebro y que mejora la capacidad tanto para recordar como para aprender.

Come bien

La comida te puede hacer más inteligente. Para mejorar el rendimiento cognitivo con la comida debes asegurarte de que tu cerebro consigue nutrientes, que son glucosa, ácidos grasos omega-3, aminoácidos y antioxidantes.  La vitamina E también puede ser buena para la salud del cerebro.

Además, una buena alimentación te ayudará a mantener a raya tu estrés y a prevenir accidentes cerebrovasculares, así como otras enfermedades que pueden afectar a tu rendimiento cognitivo y capacidad intelectual.

Aprende cosas nuevas

Aprender cosas nuevas y nuevas habilidades exigentes mantiene comprometido y activo al cerebro para mantenerse fuerte a medida que se envejece. Según un estudio, las actividades menos exigentes, como escuchar música clásica o simplemente hacer puzzles de palabras, probablemente no proporcionan beneficios notables frente  envejecimiento de la mente y el cerebro.

Aunque se ha animado a los adultos mayores a mantenerse activos y a estimular su memoria y el aprendizaje (usar el cerebro para no perderlo, como un músculo más), parece que las nuevas investigaciones indican que no todas las actividades mentales mejoran la función cognitiva, sino que son las tareas más exigentes a nivel cognitivo las que realmente tienen efectos beneficiosos para el cerebro.

Duerme suficiente

Hace mucho que se sabe que el cerebro requiere de sueño para consolidar el aprendizaje y la memoria. Uno de los motivos por los que se cree que el cerebro puede beneficiarse de sueño es que durante ese tiempo tiene más energía  disponible, o porque las distracciones son menores.

Mujer durmiendo en el campo

Por otra parte, los investigadores han encontrado una asociación entre la mala calidad del sueño y la disminución del volumen de materia gris del cerebro, que ayuda a controlar los procesos importantes de la memoria de trabajo y la función ejecutiva.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para [email protected] los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar