Cambia tu vida con unos segundos de valor irracional

Cambia tu vida con unos segundos de valor irracional

Cristina Pérez 18 octubre, 2012 en Psicología 0 compartidos

¿Quién no ha tenido momentos en los que ha dejado de decir o hacer algo que le hubiera gustado?, nos dejamos dominar por los miedos, las inseguridades, por lo que piensen los demás.

Esas barreras nos paralizan, pensamos demasiado las cosas y nos aterroriza fracasar. Nuestra vida puede cambiar gracias a unos segundos en los que nos atrevemos a tomar una acción determinada. Unos segundos de valor pueden hacer que cambie tu vida para siempre. Si no se toma acción, las cosas no cambian, no es la suerte ni el destino el que hace que sucedan las cosas, somos nosotros los que hacemos que ocurran.

Cuatro ejemplos de evitación:

1– Muchos chicos tímidos no se atreven a acercarse a chicas que les gustan, piensan que no van a gustar, que tomar la iniciativa no es lo suyo, en resumidas cuentas, ellos mismos se cierran las puertas a tener pareja. Nunca sabrás cómo te hubiera ido si no te tiras a la piscina, a fin de cuentas, ¿qué puedes perder si alguien te rechaza? Nada, en todo caso te puedes quedar tal y como estás. En cambio si te lanzas y te atreves a tomar acción, tienes la posibilidad de recibir algún “Sí”.

En estos casos es muy recomendable recordar la frase “Toma unos segundos de valor irracional”, ¿Porqué lo llamo irracional? Porque está pensado para esas cosas que no te atreves a hacer porque piensas que no tendrás éxito. Aunque creas que no lo vas a conseguir, date la oportunidad de ver lo que ocurre, no puedes afirmar que no conseguirás algo si no lo has intentado, deja la mente en blanco y haz el ejercicio de emprender esa acción irracional. Sólo son unos segundos de acción y después recibirás el resultado, aunque puedas recibir algunos “noes”, quien tiene el valor de atreverse a seguir intentándolo, al final llega algún “Sí” .

2- Personas que no se atreven a confesar su homosexualidad, viven a escondidas de su familia y amistades, nunca encuentran esos instantes de valor para contarlo, es tan sencillo como no pensar y simplemente pronunciar las palabras deseadas. Cuanto más pienses, menos te atreverás, deja de utilizar la mente y simplemente hazlo.

3- Hay quienes no se presentan a algunas ofertas de trabajo porque creen que no les cogerán, sienten que el puesto les queda grande y no se valoran como se merecen. Esos segundos de valor que te hacen echar la solicitud y dirigirte hacia el puesto, puede cambiar tu vida de un día para otro. Debemos acostumbrarnos a las negativas, no se pueden conseguir cosas sin recibir también rechazos, pero si no arriesgas no ganas, desconecta el cerebro y pon en marcha la decisión.

4 Decir “no” a muchos les cuesta, pero si dices “Sí” cuando no lo deseas, tu vida se complica. No dejes que la falta de valor domine tu vida, aunque creas que no te atreves a decir “no”, puedes hacerlo, tan sólo es un instante en el que tienes que pronunciar unas palabras, “lo siento pero no”, pon en práctica la acción sin pensar y verás como merece la pena cambiar la inacción por la decisión. No os imagináis la de grandes cosas que se pueden conseguir con pequeños momentos de acción.

Adelante, no dejes que tus inseguridades te dominen, hazlo a pesar de no atreverte. Más vale haberte atrevido a hacer algo independientemente del resultado, que no haber hecho nada. La inacción trae más frustraciones que los malos resultados.

La motivación para lanzarte a hacer cosas que antes evitabas, la encontrarás pensando en la meta que quieres conseguir, agárrate a ese sueño y empieza a hacer algo para conseguirlo.

Cristina Pérez

Ver perfil »
Te puede gustar