13 características de las personas agresivas

Las personas agresivas suelen caracterizarse por encajar en un perfil muy concreto. Es decir, su agresividad con frecuencia encaja con otros hábitos y características de personalidad que refuerzan y alimentan precisamente su actitud.
13 características de las personas agresivas
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 01 agosto, 2022

Estos individuos suelen ser un problema para las personas que tienen alrededor y para la sociedad en general. Si bien las características de las personas agresivas se dibujan en escala de grises, lo cierto es que nadie suele estar dispuesto a compartir espacio con alguien que suele mostrarse agresivo.

Y es que la agresividad no solo se muestra a través de puñetazos, sino que se manifiesta en cualquiera de los ámbitos de la vida. Se puede atacar a alguien físicamente, pero también con mentiras, insultos o incluso con el silencio.

Todo ello tiene en común un solo impulso: hacer daño al otro. Puesto que la agresividad tiene muchas caras, los rasgos que encontrarás aquí serán diversos. Seguro que te has cruzado con alguien agresivo en tu vida y te gustaría saber cómo verlos venir desde lejos. Comenzamos.

Los rasgos de las personas agresivas

Antes de comenzar con la lista, debes saber que no vas a ver requisitos excluyentes para catalogar a alguien de agresivo. Existen personas que agreden hasta comprometer la salud de los que les rodean y otros que simplemente son malas palabras que se pierden en el viento. Por eso, intenta no olvidar analizar de forma individualizada la personalidad de los que te rodean.

Hombre enfadado debido al Sesgo de autoservicio
Las personas agresivas suelen responsabilizar a los demás de todo.

1. Se irritan con facilidad

Este es, quizá, su rasgo más llamativo. Se trata de personas que tienden a ver las bromas como una amenaza o una ofensa; es decir, son muy susceptibles. Mantienen un estado de alerta constante, y entienden el mundo, en cualquiera de sus planos, como especialmente hostil.

2. Hacen atribuciones externas

Es raro que asuman la culpa o la responsabilidad cuando las cosas van mal. Tienden a atribuir a los demás las razones de sus fallos, lo que a su vez les suele llevar a un enfado permanente y a la hostilidad.

Sin embargo, las personas agresivas con un temperamento más frío tienden más hacia la práctica del gaslighting.

3. Son desagradables en el trato

Por lo general, tratar con una persona agresiva es desagradable. Se caracterizan por tener un carácter bastante desagradable y tosco.

4. Dominan y controlan

Su agresividad no solo es una reacción ante los estímulos que les rodean, sino una herramienta para controlar su entorno. A través de la victimización, consiguen que los demás crean que tan solo están muy enfadados, pero en realidad es una forma de manipulación.

5. Castigan

Otra de las características de las personas agresivas es que suelen vengarse de aquello que consideran como una ofensa por parte de los demás. En este sentido, suele ser fácil identificar en ellos actitudes pasivo agresivas, como ignorar al otro, salirse del tema de conversación o contestar con monosílabos.

6. Son ineficaces en sus tareas

Puesto que atribuyen a los demás todos los contratiempos y la falta de eficacia a la hora de trabajar (ya sea en el entorno laboral o en el del hogar), suelen utilizar esto como excusa para no rendir adecuadamente. Son compañeros de trabajo que critican a todo el mundo, pero que tampoco cumplen sus plazos. También son amigos y parejas que no proporcionan afecto por alguna ofensa del pasado.

7. Hacen uso del sarcasmo y del cinismo

Puesto que la agresión directa suele despertar peores reacciones, el agresivo recurre a menudo al sarcasmo y al cinismo. No es que no se pueda responder directamente a estas dos estrategias, sino que los agresores suelen aprovechar su naturaleza indirecta para recular o negar la evidencia, huyendo así de las consecuencias.

8. Piensan que son poco apreciados o queridos

Paradójicamente, las personas agresivas suelen ser las que más exigen a los demás que les quieran. Esto se relaciona estrechamente con la atribución externa: “¿por qué nadie me quiere? ¡Me comporto así porque los demás me obligan!”. Aluden a ser víctimas de sí mismos para buscar la paciencia y la empatía en los demás.

9. Sienten resentimiento

Una de las características más limitantes de la tendencia agresiva es la atención selectiva hacia el lado más cruel y hostil de los demás. De esta manera, acaban por grabar a fuego en su memoria todos los momentos en los que se han sentido ofendidos y los repasan a menudo, mascando el resentimiento.

10. Su empatía no está desarrollada

Una persona hostil y centrada en sí misma, salvo para atribuir culpas, suele carecer de empatía. Puesto que ya colocan intenciones y sentimientos en los demás, la persona agresiva no se para a sentir lo que otros sienten.

11. Son impulsivos

Otra de las características de las personas agresivas más icónicas es su mala gestión de la ira. Así, este sentimiento suele estar presente en las decisiones que toman, de forma que no suelen parar a reflexionar antes.

Mujer gritando a su pareja
Las personas agresivas suelen moverse más por impulsos que por razones.

12. No suelen disculparse

Seguro que este rasgo también te suena: en el trabajo, en casa, incluso en internet. Esta resistencia a pedir perdón nace de un razonamiento inconsciente: si cada vez que se actúa con agresividad se da una disculpa, se está reconociendo una mala actuación muy a menudo.

Esto, a su vez, lleva a sentimientos de culpa y a la idea de que debería mejorar como persona. Por eso, aquellas personas agresivas que se niegan a cambiar suelen reprimir todo esto a través de la negación de la disculpa.

13. Rompen relaciones con facilidad

Tras toda esta enumeración, te imaginarás que nadie dura demasiado tiempo al lado de una persona agresiva, controladora e irresponsable. Pues bien, estás en lo cierto: las explosiones de ira y los malos tratos acaban por alejar a todo el mundo de su lado.

¿Te has topado alguna vez con alguien que reuniese todos estos rasgos? Lo cierto es que es mejor evitar relacionarse con personas de estas características, por motivos obvios. Aun así, muchas de ellas trabajan para ser mejores personas con la ayuda de un profesional de la psicología, así que no pienses que no tienen remedio: es solo que el poder para cambiar está en ellos y no en los demás.

Te podría interesar...
5 señales de agresividad encubierta
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
5 señales de agresividad encubierta

La agresividad encubierta, en términos generales, es un modo frecuente de manipulación; más aún, es un acto violento camuflado.



  • Tan, W. K., & Chen, L. M. (2022). That's not my fault: Excuses given by players exhibiting in-game intra-team aggressive behavior in online games. Computers in Human Behavior127, 107045.
  • LIU, Y., ZHOU, B., & YANG, B. (2022). How does emotion shape aggressive behavior of violent offenders? An explanation based on emotion regulation theory. Acta Psychologica Sinica54(3), 270.