¿Cuál es el verdadero amor?

23 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
La mayor parte de nosotros tenemos un concepto erróneo del amor que nos involucra en vínculos insanos. Descubre en qué consiste el verdadero amor.

Encontrar el verdadero amor es uno de los mayores anhelos compartido por muchas personas. Deseamos hallar a ese compañero que nos eleve, que nos complete, que otorgue sentido a nuestra vida. Sin embargo ¿esa es la definición de amor?. Tal vez nuestra búsqueda se complique y la decepción aparezca en nuestra vida porque estamos corriendo tras una idea errónea.

La relación que logre hacernos sentir en paz, libres y amados distará mucho de los cánones que nos muestran las películas. No estará compuesto de drama y acaloradas discusiones, más bien se basará en el respeto y la admiración mutuas. El primer paso para gozar del verdadero amor es comprender en qué consiste y deshacernos de ideales dañinos.

El verdadero amor no duele

Desafortunadamente tendemos a asociar la idea del amor con sacrificio y normalizamos el sufrimiento en la relación de pareja. Las canciones, las series e incluso muchas de las parejas que se encuentran a nuestro alrededor nos modelan vínculos románticos inestables y cargados de tensión. Desde pequeños vamos integrando e interiorizando estos patrones y llegamos a la edad adulta con un concepto erróneo del amor.

El verdadero amor no duele, no humilla ni daña. No juzga, grita ni insulta, no corta las alas. Quien realmente te ama te engrandece, te apoya y te impulsa a brillar. Es tu mejor amigo y tu compañero de vida, quien crece a tu lado: ni por encima ni por debajo.

Es evidente que en un vínculo íntimo y profundo como es la pareja existirán ambivalencias y retos. Nadie es perfecto y los desacuerdos tendrán lugar tarde o temprano. No obstante, el verdadero amor preserva el cariño y el respeto aún en la situación más desagradable. Opta por escuchar, dialogar, ser franco y empático, en lugar de ignorar, despreciar o culpar.

Amar nunca será sinónimo de resignarse, conformarse o permitir que alguien alimente su ego a costa de robarte tu energía. Todos somos diferentes y tenemos que trabajar diversas áreas de nuestro desarrollo personal. Sin embargo, quien ama de verdad no permitirá que sus tareas pendientes destruyan la autoestima y la felicidad de su ser amado.

El verdadero amor no proyectará sus frustraciones y miedos en el otro. No actuará de forma impulsiva, dañina y egoísta aprovechando el amor incondicional que el otro le profesa. Por el contrario, se esforzará en mejorar cada día, en convertirse en la versión más positiva de sí mismo para compartirla contigo. 

 

Amigas abrazadas mostrando verdadero amor

Te amo, pero no te necesito

Al contrario de lo que solemos pensar, no es sano emparejarse tratando de que el otro llene los vacíos y huecos de nuestra alma. Esa tarea corresponde únicamente a cada uno de nosotros. Relacionarse desde la necesidad y la carencia conduce a relaciones tóxicas en las que cargamos al otro con la responsabilidad de hacernos felices. De este modo perdemos todo nuestro poder personal y el control sobre nuestros estados de ánimo.

Si deseas disfrutar del verdadero amor has de realizar un trabajo interno. Comienza por gozar de tu propia compañía, dedícate tiempo y conviértete en la persona con la que desearías compartir tu vida. Haz de tu vida un lugar maravilloso y pleno, en el que te sientas feliz de vivir. Ámate tanto que no necesites el amor de nadie más, solo así podrás relacionarte en pareja sin depender.

El amor verdadero trata de dos seres completos que se unen para compartir su abundancia. Nunca versará sobre dos personas dañadas y carentes que se aferran al otro para evadirse de su propio dolor. Mereces ser amado, pero en primer lugar por ti mismo. Cuídate, sanáte y complétate. De este modo, entrarás en pareja con personas igualmente conscientes, maduras, sanadas, completas y felices.

Niña abrazando a su madre mostrando verdadero amor

El amor verdadero es una acción diaria

Por ello no deberíamos pensar en el amor como un sentimiento si no como una acción consciente. El enamoramiento y el verdadero amor son estados muy diferentes, y es el segundo el que puede proporcionarnos la felicidad a largo plazo. No obstante se trata de un camino de ida y vuelta: si deseas emparejarte con una persona sana has de sanarte primero. Así podréis construir el verdadero amor a diario a partir de pequeños actos de admiración, apoyo y respeto.

  • Blasco, C., & DEL CONCEPTO, J. A. (2005). Dependencia emocional. In I Congreso Virtual de Psiquiatría 1 de Febrero-15 de Marzo 2000 [citado:*]; Conferencia 6-CI-A:[52 pantallas]. Disponible en: http://www. psiquiatria. com/congreso/mesas/mesa6/conferencias/6_ci_a. htm.
  • Illouz, E. (2009). El consumo de la utopía romántica: El amor y las contradicciones culturales del capitalismo (Vol. 3053). Katz Editores.