¿Es tan importante la primera impresión?

Suele decirse que bastan solo 30 segundos para formarnos una opinión sobre una persona y emitir un juicio sobre ella. Pero ¿Acertamos siempre o deberíamos ser más prudentes?