Las diez reglas para atrapar la felicidad

JULIO DE LA TORRE · 31 julio, 2013


1º.-SONREIR, esboza una sonrisa en todo momento. Cuando te sientas triste sonríe.

2º.-ACEPTAR todo de buen grado. Para ello debes apartar las lamentaciones y las quejas de tu lenguaje.

3º.-PROACTIVO. Pon el foco en lo que te reconforta y te hace sentir bien.

4º.-Se OPTIMISTA y rodéate de la gente que lo sea.

5º.-ALEGRE siempre, si te enfadas invades todo el cuerpo y la mente de un gran malestar.

6º.-Vive siempre en el AHORA deja el pasado y el futuro a un lado. El pasado no lo puedes cambiar y el futuro no lo puedes moldear.

7º.-SERENIDAD: Búscala siempre, encuentra un poco de tiempo en tu vida para estar en silencio y aprender de la serenidad.

8º.-RELAJATE con el agua, con un baño o una ducha.

9º.-PASEA y en alguna ocasión hazlo descalzo.

10º.-BAILA, CANTA, BRINCA, escuchando música.


Seguro que existen más, ya sabéis que siempre digo que "NADA DE LO QUE DIGO ES LA ABSOLUTA VERDAD" busca tu CAMINO. A mi me funciona!!!!

I.-LA SONRISA


Existen varias sonrisas o formas de sonreír:

1.-La sonrisa auténtica provoca en los demás confianza hacía con nosotros.

2. La sonrisa del arrepentimiento, después de hacer algo malo nos parecen más confiables las personas que sonríen.

3. La sonrisa de vergüenza incluye mirar hacia abajo y a veces emitir una risita tonta, pensamos menos en el error.

4. La sonrisa de la cortesía. Debemos sonreír por cortesía.

5. La sonrisa antiestrés. Sonreír es una de las formas más efectivas para reducir el estrés.

6. La sonrisa inteligente, nos hace sentir mejor, lo que incrementa nuestra flexibilidad de atención.

7. La sonrisa de una mujer tiene un efecto mágico en los hombres. 8. La sonrisa falsa. No es fácil fingir una sonrisa real.

9. La sonrisa del trabajo. Suelen tener más propinas los camareros que sonríen.

10.La sonrisa provocadora.

Es automático, es sonreírle a alguien y que te corresponda con una sonrisa. Enseñar a SONREIR de manera auténtica debía de ser obligatorio en los Colegios, en las familias, debía de ser una asignatura obligatoria en la Vida. Pero hemos primado en muchas ocasiones la seriedad y formalidad que borraba la sonrisa del rostro. La hemos desterrado de muchos ámbitos de nuestra vida y, como no la entrenamos, acaba desapareciendo.

La sonrisa es gratis, dura un segundo, pero se recuerda siempre, te embellece, te ayuda a obtener lo que quieres, puedes decir con ella cualquier cosa, el más rico la necesita y el más pobre la puede dar. Aun cuando la damos la conservamos y siempre es la expresión viviente de la bondad. Este post se lo dedico a las personas que me enseñaron a sonreír, a dos personas que saben sonreír muy bien (M&M), a la sonrisa de la que me enamoré, Julia, y la sonrisa de Beatriz y Mencia, mis hijas

De pequeño era un niño muy serio, aprendí a sonreír de mayor, de muy mayor. Enseñar a vuestros hij@s a sonreír desde pequeños será uno de los mejores legados que les podréis dejar. Te acuerdas de la película LA VIDA ES BELLA? SONRIE.

II.-ACEPTAR LA REALIDAD DE BUEN GRADO


Empleamos mucho tiempo y energía en intentar que la realidad sea como hemos pensado que debe ser, es decir, como queremos que sea.Esta tarea de intentar conformar la realidad a nuestro gusto produce en el hombre y la mujer la mayoría de las veces dolor, frustración y tristeza y desde ahí incluso ira. La realidad es UNA pues proviene del mundo que es UNO.

Al hombre y la mujer solo le queda la posibilidad de enfrentarse a ella con una estrategia personal. Las "DIEZ REGLAS PARA ATRAPAR LA FELICIDAD" suponen una estrategia en la que, la segunda regla de las diez, es ACEPTAR. Aceptar la realidad tal y como es. Aplicarla ya supone una gran victoria. Quebrantarla supone arruinar el éxito del empeño que no es otro que atraer la felicidad a nuestras vidas.

Pero no es simplemente aceptar, es hacerlo DE BUEN GRADO es necesario suspender el juicio acerca de si nos gusta o no nos gusta, nos parece justa o injusta, buena o mala, pues es la que es y no va a cambiar. Este análisis de la realidad desde diferentes perspectivas racionales consume mucha energía y provoca estados emocionales contractivos como la tristeza o la ira.

En esta posición de "ACEPTAR DE BUEN GRADO" nuestro buen juicio, nuestro intelecto, intuición y sabiduría interior determinarán si hay que realizar una acción o una “no acción”. Serán necesarios para ello que las otras “DIEZ REGLAS PARA ATRAER LA FELICIDAD” estén también coordinadas para que pueda surgir nuestra sabiduría interior.

Veremos con asombro como todo se relativiza, es decir, lo que parecía inconveniente acaba siendo un gran beneficio, lo que parecía un fin es también un principio, lo que parecía limitante era expansivo…y nacerá en cada un@ la certeza de que esta nueva actitud nos aporta más serenidad y bienestar, que cuando actuábamos visceralmente.

III.-SER POSITIVO


El “vaso medio lleno o el vaso medio vacío”, tú decides, pero sólo podemos tener un pensamiento a la vez. La mayoría de las veces elegimos el pensamiento de manera automática. Durante años, tal vez desde pequeños, aprendimos a mirar el mundo desde una perspectiva, por ejemplo de estar siempre atento a lo que falta y no a lo tenemos, fijarnos más en el error que en el éxito, resaltar más los defectos que las virtudes…

Para poder ser un hombre o una mujer POSITIVA debo fijarme siempre en el opuesto al limitante. El limitante en este caso sería el pensamiento automático que de manera inconsciente me hace ver el vaso medio vacío y el OPUESTO AL LIMITANTE es el pensamiento sereno que de manera consciente me presenta el vaso medio lleno.

Por tanto no es más que un ejercicio mental. Al mirar el mundo, lo que me ocurre, lo que ocurre a los demás, las circunstancias que me rodean, observaré al LIMITANTE y una vez lo haya “cazado” de manera automática comenzaré el ejercicio del OPUESTO AL LIMITANTE, es decir, inmediatamente analizaré la situación poniéndola en positivo. Es decir pasaré del modo automático de pensar, al modo sereno de pensar.

Por ello es necesario conjugar el resto de las DIEZ REGLAS, con el fin de atraer serenidad. Al serenarme y pensar en positivo ACEPTAR DE BUEN GRADO la realidad será más sencillo. Yo comencé por las noches a dar gracias por todas los acontecimientos satisfactorios que me habían ocurrido y luego escogía los que menos me habían gustado o me parecían negativos para mis metas e intereses y les daba la vuelta. Al ser una técnica mental se convierte en un automatismo vital que se incorpora a nuestra forma de pensar y finalmente a nuestra forma de ver la realidad. La realidad no es más que una mirada.

La mirada positiva o la mirada negativa. Tú decides. Aprender a mirar de manera positiva requiere practicar. El ejercicio mental:” Pasar del limitante al opuesto del limitante” forma parte de la cuarta regla de las DIEZ REGLAS PARA ATRAER LA FELICIDAD. Recoge entre tus manos siempre la luz en medio de la oscuridad.

IV.-SER PROACTIVO


Lo que solo puedes hacer tu, solo lo puedes hacer tu. Por tanto, debemos pasar a la acción si queremos que las cosas sencillamente sucedan y para ello debemos decidir lo que queremos hacer y cómo lo vamos hacer. Esta actitud no es innata, corresponde su aparición, existencia y permanencia al libre albedrío.

Podemos dar el poder de decisión en nuestras vidas a todo lo externo, a la bondad y bienestar de nuestro entorno, a lo que opinan los que nos rodean, a las modas pasajeras, a otras personas, es decir,a nuestras circunstancias externas. Pero si por el contrario solo nos movemos por valores meditados y seleccionados, fijamos nuestras metas y nos dedicamos a las cosas en las que verdaderamente solo yo puede hacer y lo hago con pensamiento y energía positiva, aceptando la realidad de buen grado y sonriendo ante cualquier circunstancia, entonces comenzamos a controlar nuestra vida.

El hombre y la mujer proactiva saben lo que necesitan y actúan en consecuencia a los valores previamente seleccionados y la meta fijada, toman el liderazgo de su propia vida y generan las acciones y respuestas adecuadas a cada momento con un gran sonrisa y actitud positiva.


V.-SER ALEGRES


La alegría, emoción expansiva. Palabra que procede del latín y que significa vivo y animado. Genera un sentimiento interior de frescura y muy luminoso. Quien la experimenta la revela en su apariencia, lenguaje, decisiones y actos. A ser alegre se aprende y debe ser uno de nuestros principales objetivos en la vida.

Durante siglos se ha buscado de manera más sensitiva y en el exterior. Ahora se busca en el interior y desde una madurez mental y corporal es posible alcanzar un estado armónico de silencio interior y serenidad, aceptando de buen grado la realidad de cada día, sonriendo, mirando la vida de manera positiva y con la proactividad adecuada el empeño de ser una mujer y un hombre alegre es posible SER ALEGRE gracias a la práctica de una serie de hábitos: Sonreír, Ser positiv@, Aceptar de buen grado la realidad y Tener una mirada positiva de la vida, entre otros.

Todo ello aplicado a las cosas sencillas de la vida, a lo cotidiano y ordinario, al trabajo de cada uno. Pero para que aflore con toda intensidad es necesario apartar los enfados, no enfadarse con situaciones que son irremediables, además, todo acontecimiento lleva consigo una sabiduría incausada que nos hace crecer. La alegría se contagia, es expansiva y se convierte en el elemento imprescindible de la salud (corporal, mental y espiritual).

VI.-VIVIR EL AHORA


Todos tenemos pasado y todos queremos tener futuro, éste último es incierto pues puede no producirse tal y como lo diseñamos, el pasado es irrepetible de todas, todas. Por tanto lo único real es el AHORA. Lo que en estos momentos estás haciendo, en este caso, leer está líneas. El cuerpo es algo que lo tiene muy claro, pues por ahora solo puede estar en el presente, en el ahora.

El corazón de igual manera y nuestro espíritu, alma o Ser, también. Es nuestra mente la única que tiene la capacidad de retornar al pasado y proyectarse al futuro y hacerlo con tal intensidad que ocupe todo nuestro ahora, es decir, que estemos todo el tiempo viviendo el pasado o programando el futuro.

Si no manejamos esta capacidad se puede dar la circunstancia de que siempre estemos lamentándonos por que no llega ese mundo maravilloso y de plenitud imaginado o estemos siempre ansiosos para que llegue un futuro mejor. Pero también podemos entristecernos al ver el pasado como un tiempo perdido que no nos dio lo que le pedíamos.

Esta manera de utilizar la mente es muy limitante para alcanzar la felicidad. Existe otra herramienta que es VIVIR EN EL AHORA empleando nuestra mente para centrarnos con ATENCION PLENA Y ESCUCHA ACTIVA. Se trata de no ser “rumiantes del pasado”, de éste solo debemos extraer la “sabiduría incausada” de lo que ayer nos ocurrió.

Se trata de no mirar siempre el horizonte programando un futuro ilusorio, se trata de planificarlo en el presente marcando las metas y diseñando las estrategias adecuadas al fin o meta que nos hemos marcado en el presente. Nada de lo que ha ocurrido en el pasado y nada de lo que ocurra en el futuro dejará de ocurrir más que en el ahora. Para lograr vivir el ahora es necesario FLUIR en el presente.

VII.- LA SERENIDAD


La serenidad vendrá siempre del interior, de la aceptación propia y de la aceptación de los demás. Debemos reconocer cuáles son sus enemigos:

1º.-La “Mente-Loro”: que provoca la intranquilidad y desasosiego al plantearse metas y objetivos que siempre pasan por el cambio de los demás y del exterior que nos rodea. Que juzga y se ancla en el pasado y el futuro y nunca vive el ahora.

2º.-Inexistente “Gestión emocional": Siempre pensamos que lo que sentimos como la tristeza, la ira, el miedo, la desidia,… nos los provocan nuestros familiares, amigos o compañeros al hacer lo que no tienen que hacer según nuestros planes y criterios preestablecidos que no cumplen nuestras instrucciones y órdenes.

3º.-El “Cuerpo-Mente”: Dejamos que pida y exija a capricho, consideramos que debe ser así y se desboca en sus necesidades de alimento, sexo, fatiga, descanso, complexión, estética, forma… Aparecen entonces una serie de actitudes que debemos observar para evitar:

A.-Que solo me ocupo de mi sin prestar más atención a lo que necesiten los demás, sobre todo mi familia y discuto continuamente para defender mi “yo”.

B.-Que solo pretendo en la vida ser el mejor en todo frente a los demás y no reconozco nunca mis errores.

C.- Que soy un pesimista y me agobio ante las dificultades y fracasos.

D.-Que no acepto a los demás y continuamente los juzgo, los critico y descalifico.

E.-Que todo lo buscamos en el exterior y pretendemos que cambie, que los demás cambien.

Si evitamos a los “enemigos” y las actitudes que provocan podemos a la vez comenzar un proceso, un camino para llegar a la serenidad, que nace y vive en nuestro interior, y es individual, singular, único y exclusivo. Este proceso lleva consigo la necesidad de fomentar pensamientos de paz, acogida, comprensión y caridad, para ello es necesario SONREIR, ACEPTAR a los demás como son, ser POSITIVOS, ser PROACTIVOS, ser ALEGRES y VIVIR EL AHORA.

Con todo ello lograremos evitar crearnos nuestros propios estados de frustración, tristeza, desesperación, angustia, ira, desidia… Logramos con todo ello llegar a una sensación de bienestar que nos permite pensar antes de actuar, no tener miedo, no tener preocupaciones o ansiedad por el porvenir, no anclarse en una visión de un pasado mejor o asustarse ante un futuro incierto y negro.

La serenidad es una virtud que nos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida y nos permite ser sus verdaderos dueños y desde ahí poder influir sobre nuestra mente, cuerpo y emociones con el objetivo de atrapar la felicidad.

VIII.-LA MADRE TIERRA


El hombre necesita el contacto con la tierra y con la naturaleza. Al vivir en edificios estamos despegados del contacto directo con el suelo lo que supone privarnos del contacto directo con el mundo mineral y vegetal principalmente. Vivimos y trabajamos en edificios unos encima de otros, unos debajo de otros, y nos desplazamos por medios mecánicos sin contacto con el suelo.

El contacto con la tierra de manera directa se ha demostrado eficaz para crear sensaciones. Para fomentar esta conexión andar descalzos es una herramienta muy adecuada. En este contacto se produce un intercambio energético, pues no existe ningún impedimento para ello al estar nuestros pies directamente sobre la tierra. En este intercambio de energía se nos permite eliminar remanencias energéticas que desestabilizan nuestra salud, se produce una estimulación de las funciones biológicas, una eliminación de toxinas, un aumento de las defensas orgánicas. En fin solo verás beneficios y ningún inconveniente en hacerlo.

IX.-NUESTRA RELACION CON EL AGUA


No sólo el Planeta, sino nuestro propio organismo está formado en un 70% por agua. Su existencia es vida, su ausencia, muerte.Su potencial benéfico no sólo radica en su idoneidad para aplacar la sed, pues pensemos en cuantos usos tiene y le damos en nuestras vidas (bebida, comida, esterilizante, limpieza, energía…)

Recientes estudios han demostrado la influencia que sobre ella tienen las emociones de las personas. Es como si el agua fuera un archivo energético y emocional que puede ser gestionado. Parece que puede ser modificada en su estructura molecular por acción de nuestros pensamientos y emociones.Por tanto, si somos agua, si el agua tiene efectos benéficios y tiene memoria al responder a estímulos emocionales es indudable que nos encontramos con una herramienta de gran potencial.

Podemos influir en nuestro bienestar corporal simplemente con un uso inteligente y adecuado del agua. Se trata de una herramienta más para alcanzar y atrapar la felicidad.

X.-CELEBRAR LA VIDA


Estás en este mundo. ¿Cómo consideras este hecho? Me gusta verlo como un regalo maravilloso. Eres un SER único, nadie ha existido ni existirá igual a ti. Se ha puesto a nuestra disposición el Universo entero. Te propongo celebrar el milagro de tu existencia a cada paso, cada día. Abre la ventana de tu vida, deja que entre el sol de la mañana y el frescor de cada noche y prepárate para celebrar tu fiesta personal.

Y como en toda fiesta que se precie bailar y saltar es fundamental para que el cuerpo se incorpore a esta dinámica de atrapar la felicidad. Incorporamos el cuerpo a esta búsqueda de la felicidad, además saltar y bailar también nos ayuda a tonificar los músculos, tiene beneficios cardiovasculares, detoxifica a nivel celular al aumentar el flujo del sistema linfático.

Pero lo fundamental es que celebrar, saltar y bailar nos conecta con nuestro NIÑO INTERIOR. El estado natural del niño es la felicidad. La felicidad es su esencia. Nace con esa energía rebosante para saltar, bailar, gritar, cantar, jugar, porque sigue el ritmo de su propio corazón.

Saltar y Bailar te devuelve por un momento a la niñez: un estado de naturalidad, y creatividad, en el que se siente lo que se dice y se dice lo que se siente, no existen máscaras, ni hipocresía, se es creativo y flexible, se enfrenta uno a los obstáculos con valor y entusiasmo, se vive la vida como una aventura feliz; se canta, se juega, se baila, se sueña con una mirada limpia, en la que se admira con júbilo y gratitud; se vive el presente sin miedo al futuro; se sienten las emociones y se comunican, no se esconden; sencillos, espontáneos, naturales, libres, alegres….

"Si no cambian y no se hacen como niños, no entrarán en el Reino de los Cielos".Mt 18,3 Busca a tu NIÑ@ y SALTA y BAILA celebrando la VIDA.