¿Por qué ser la oveja negra dentro de un rebaño de ovejas blancas? (Pensamiento Divergente)

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 25 noviembre, 2015
María J- García Sánchez · 12 abril, 2014


Vivimos en una sociedad en que se critica lo diferente, en la que estamos acostumbrados a pensar como los demás, a ser ovejas blancas. Pensamos y creemos en lo que nos inculcan, sin replantearnos nuestros pensamientos en muchos casos, porque tomamos como verdad la opinión de la mayoría. No queremos ser “ovejas negras”.

Nuestros pensamientos vienen determinados por nuestro aprendizaje, la educación, la cultura… Así, muchas veces no abrimos nuestro propio campo de pensamiento, no nos replanteamos pensar o actuar de otra forma, porque ¿Para qué? Si todo el mundo piensa, hace y dice “eso” sobre “ese tema”.

En muchos ámbitos de nuestra vida vivimos bajo una fuerte manipulación del pensamiento.

¿Pero qué es un PENSAMIENTO?

Es aquello que es extraído a la existencia a través de la actividad intelectual, el producto de la mente.

Se distinguen diversos tipos de pensamiento según la actividad en cuestión:

  –Pensamiento deductivo: que va de lo general a lo particular.

  –Pensamiento inductivo: va de lo particular a lo general.

  –Pensamiento analítico: consiste en la separación del todo en partes identificadas o categorizadas.

  –Pensamiento sistemático: una visión compleja de múltiples elementos con sus diversas interrelaciones)

  –Pensamiento crítico: evalúa el conocimiento.

  –Pensamiento creativo: aquel que utiliza la modificación de algo induciendo a novedades.

  –Pensamiento interrogativo: pensamiento con el que se hacen preguntas, identificando lo que a uno le interesa saber sobre un tema determinado.

  –Pensamiento social: el pensamiento que tiene cada persona dentro de la sociedad

El PENSAMIENTO DIVERGENTE o también llamado lateral, se definiría como aquello que discrepa, diverge o separa; es decir, a la búsqueda de alternativas o posibilidades creativas y diferentes para la resolución de un problema. El pensamiento divergente se incluiría dentro del pensamiento creativo ya que está más relacionado con la imaginación. El término pensamiento divergente fue acuñado por Edward De Bono, quién afirmó que el pensamiento divergente es una forma de organizar los procesos de pensamiento a través de estrategias no ortodoxas. Éste puede entrenarse con técnicas que ayuden a mirar a un objeto desde diferentes puntos de vista. Promoviendo un cambio y superación tanto social como personal.

La persona creativa (con pensamientos divergentes), no difiere de lo que no lo son por ser más inteligentes. La diferencia básica radica en los rasgos de personalidad. Además de otras muchas cualidades como: características cognoscitivas, fineza de percepción, imaginación, capacidad crítica, curiosidad intelectual, características afectivas, autoestima, soltura, pasión, audacia, profundidad, tenacidad, tolerancia a la frustración, capacidad de decisión…

Por poner un ejemplo, os propongo dos acertijos, pensar sobre ellos, y después al final del artículo os pondré la soluciones:

PENDIENTE EN EL CAFÉ. Esta mañana se me cayó un pendiente en el café. Y aunque la taza estaba llena, el pendiente no se mojó. ¿Cómo es posible eso?

DOS LATAS CON AGUA. Tenemos dos latas llenas de agua y un gran recipiente vacío. ¿Hay alguna manera de poner toda el agua dentro del recipiente grande de manera que luego se pueda distinguir que agua salió de cada lata?

Aquí os dejo más acertijos, si os resultan interesantes.

Tras explicar el significado de pensamiento divergente y todo lo que lo caracteriza, podemos ver muy claramente que se promueve mínimamente en nuestra educación actual (aunque es algo que varía culturalmente y de una familia a otra) pero en el ámbito social educativo brilla por ausencia. Cuando es algo que debería entrenarse y mostrarse, nos instruyen para que pensemos de forma CONVERGENTE (ya que de esta manera es más manipulable la población),  tachando en muchas ocasiones a las personas creativas como rebeldes o indeseables al no ceñirse exclusivamente a las vías, pensamientos y soluciones propuestas por la mayoría.

Un claro ejemplo es que  los niños creativos (activos, independientes y habitualmente incómodos para sus educadores) son considerados  con trastornos de déficit o superávit de atención, cuando la mayoría de las veces, es porque necesita un tipo de estipulación más creativa, rica y que difiere de la tradicional.

Tenemos que fomentar el pensamiento divergente. No podemos ser un rebaños de ovejas blancas, sáltate lo tradicional, no importa que los demás opinen, se la “oveja negra”, porque diferente no es igual a malo o desagradable. Diferente es igual a creatividad, inquietud y oportunidad de conocer nuevas experiencias.

SOLUCIONES A LOS ACERTIJOS:

La presunción errónea es que el café significa “líquido”. El pendiente cayó en una taza de café en grano.

Piensa en hielo. Congela el contenido de las latas, y ponlo en el recipiente grande como dos trozos de hielo.

Foto cortesía de Lee O'Dell