Personalidad anancástica

Mi habitación, mi desorden, mi mundo

Una habitación en desorden, un escritorio henchido de libros, notas de colores, viejas fotografías, flores secas y más de una taza de café, no es sinónimo de una vida caótica. En ocasiones, el desorden de un espacio es la armonía…