respetarse a uno mismo

Las buenas personas no saben que lo son

Las buenas personas no llevan alas a la espalda ni polvos de hada en sus bolsillos. Suelen vestir una expresión preocupada en sus rostros porque quieren llegar a tiempo para hacer esto, para solucionar lo otro, para tomar un café…

Cómo ser amable contigo

Se suele decir que somos nuestros peores jueces y verdugos o que solemos tratar mejor a los demás que a nosotros mismos. Tal vez, puede que nos auto-exijamos demasiado, que no nos perdonemos nuestros fallos y que nos cueste mucho…