Últimos artículos por Inma Astorga Robles

El principito que olvidó mirar al cielo

No sé por qué hay personas que calan hasta los huesos, incluso aunque no hayas escuchado una palabra de su boca, ni siquiera una mirada. Aún hoy día no sé por qué, él y no otro, me aportaba esa sensación…

Para recibir calor no hace falta quemarse

Hay tantas maneras de quemarse como poros en la piel. Ahora que el verano llega casi a su fin, podría hablaros de la importancia de la protección de ésta y de la memoria que tiene, para, en plan rencoroso «ajustar cuentas» con…

Más contenido de La Mente es Maravillosa