¿Qué hemisferio cerebral domina tu vida?

Un empresario envió a sus dos hijos gemelos a un país para valorar las oportunidades de su negocio de calzado. Tras un tiempo,  recibió un correo electrónico de cada uno de sus hijos. 

El primero decía: Querido padre, tras días recorriendo este país, he observado que hay pocas tiendas y que la oferta de calzado no es de calidad. La gente vive en el campo, donde los caminos se encuentran sin asfaltar. Sinceramente, no creo que sea un lugar adecuado para la venta de nuestros zapatos.

El segundo decía: Querido padre, tras días recorriendo este país, he observado que hay pocas tiendas, que la oferta de calzado no es de calidad. La gente vive en el campo, donde los caminos se encuentran sin asfaltar. Creo que será un lugar acertadísimo para vender nuestros zapatos.

Recorrieron el mismo camino, pero vieron cosas diferentes.
Uno detectó problemas y el otro vislumbró oportunidades.

(Fábula)


Nuestro cerebro se divide en dos hemisferios (izquierdo y derecho). Cada hemisferio  procesa la información exterior de manera diferente, pero ambos gozan de personalidades independientes.

El izquierdo es RESPONSABLE del lenguaje verbal, la resolución de problemas matemáticos, el pensamiento  racional y la memoria. Almacena información teórica y numérica, y se encarga de estructurar, ordenar y planificar. Se rige por normas, reglas, leyes, y trata de encontrar certezas y resultados en todo cuanto  realiza.  Entre el blanco y el negro es incapaz de entrever el color gris. Es un hemisferio que solamente se fija en la dimensión cuantitativa y material de las cosas.

El hemisferio derecho está ligado a la parte SENSORIAL. Todo lo que no puede definirse con palabras. Este hemisferio, percibe señales, signos, metáforas y significados ocultos de las cosas. Nos acerca directamente a la dimensión emocional y espiritual de la condición humana, hasta el punto de permitirnos sentir la parte inmaterial de las cosas.

Más original y rebelde que el hemisferio izquierdo,  el derecho rompe normas sociales, se mantiene ajeno a directrices,  mientras su empatía, compasión y habilidad para comunicarse de manera no verbal es increíblemente habilidosa. Desarrolla la imaginación, la innovación, el pensamiento intuitivo y creativo.

Los neurólogos confirman, que ambos hemisferios interactúan a la vez,  que son complementarios y que ninguno tiene más relevancia que el otro.

Actualmente la inmensa mayoría de nosotros estamos tiranizados por el hemisferio izquierdo. Seguimos pensando que un pensamiento lógico y racional (que tan buenos resultados ofreció a lo largo de la era industrial) es más importante y superior que la imaginación, la intuición y la creatividad.

Igual que la capacidad que el ser humano tiene para razonar está marcada desde el nacimiento, el pensamiento creativo es otra forma de expresión inherente a la condición humana. Y  tan valientes debemos  ser para escuchar nuestra mente, como para escuchar a nuestro corazón.
 

 
Por : Sonia Viéitez Carrazoni, Jul 05 2013
Sonia

Sonia

La psicología me hizo comprender, que un centímetro de amor vacío, es lo más parecido a un precipicio. La escritura y la poesía me enseñaron a congelar la tristeza, esquivando la melancolía. Y la música se empeñó en que mi alma, no midiera con exactitud todo lo que siento. Así me defino y así me invento. Una escaparatista de almas o tal vez una malabarista de sentimientos.

Nuestra selección de artículos para ti

Si usted lo desea puede hacer un comentario sobre este artículo  Iniciar Sesión or Regístrate

Fawell

Fawell

En mi vida domina el derecho, no sé si en parte tiene algo que ver el hecho de que sea zurda. El caso es que muchas veces la intuicion hace de guia en mi vida y no puedo decir que haya ido mal.
maicurva13

Maicurva13

Me quedo con esta frase: "Recorrieron el mismo camino, pero vieron cosas diferentes. Uno detectó problemas y el otro vislumbró oportunidades." Gracias!

Sé nuestro amigo en y

Los mejores artículos del mes

Los mejores artículos del año