5 tipos de meditación y sus beneficios - La Mente es Maravillosa

5 tipos de meditación y sus beneficios

María Hoyos 14 julio, 2018 en Hábitos saludables 0 compartidos

Existen diversos modos de meditar, incluso algunos dirían que existen tantas formas como personas. No obstante, sí podemos identificar varios tipos de meditación, aunque no conformen una cantidad exacta y las fuentes no siempre coincidan.

La meditación es una oración, rezo o reflexión intimista que normalmente se practica en silencio sobre algún tema espiritual o trascendente. Hoy en día, la definición debería ser más amplia, ya que abarca terrenos no religiosos. Sea como fuere, se trata de eso, de un momento personal e íntimo caracterizado por la reflexión.

Tipos de meditación

Las diversas formas de meditar se relacionan directamente con el propósito de la meditación. En función del objetivo, la meditación más acertada será una u otra. Es difícil identificar un número exacto de tipos de meditación, aunque podemos establecer algunos tipos principales.

Los diversos tipos de meditación se asocian, a menudo, a corrientes religiosas como el budismo. Esta última religión tiene multitud de formas de manifestación, lo que se refleja claramente en las manifestaciones de la meditación.

Mujer meditando

Meditación budista

El propio Buda recomendaba acercarse a la naturaleza para la meditación: sentarse en el suelo o sobre un cojín zafu en un espacio tranquilo de la naturaleza proporciona el ambiente idóneo para comenzar la meditación. En esta clase de meditación, el primer paso es propiciar un estado de máxima atención y tranquilidad.

Pese a que existen varios tipos de meditación budista, todas coinciden en las técnicas contemplativas, que tienen como objetivo alcanzar la alta comprensión y el nirvana.

Meditación zen o zazen

Esta clase de meditación parte de un principio minimalista que posibilita la tranquilidad. En las salas o clases donde este tipo de meditación se imparte apenas hay objetos, los fondos son neutrales y reina, sobre todo, el silencio.

Para la meditación zen es muy importante la postura y la respiración. La columna ha de colocarse recta cuando nos sentemos sobre una silla, un cojín o un banco. En cuanto a las piernas, estas se colocan cruzadas, preferiblemente. Las manos han de estar una encima de la otra.

Por último, damos rienda suelta a una respiración relajada y natural. Aunque puede parecer muy simple, la meditación zen es compleja de dominar, pues implica un control total sobre el cuerpo y la mente.

Meditación trascendental

La MT no está relacionada con creencias religiosas, y tampoco exige una postura concreta, ni un estado mental, ni un mantra. Se trata, simplemente, de mantener la calma durante un periodo de tiempo que ronda, generalmente, los 20 minutos. Las personas que practican la MT suelen hacerlo dos veces al día.

Mujer con los ojos cerrados mientras sonríe

Meditación vipassana

Esta técnica de meditación es una de las más antiguas en la India. Es considerada un proceso de autopurificación, para lo que se exige una concentración primero en la respiración, más adelante en el cuerpo, con el objetivo de entender las verdades universales de la impermanencia, el sufrimiento y la ausencia de ego.

Meditación taoísta

En la meditación taoísta el objetivo es emplear la energía chi, sentirla y trabajar con ella. A menudo, la práctica de esta meditación pasar por sentir esa energía por todo nuestro cuerpo.

Otras clases de meditación

Meditación guiada

Es una de las formas modernas de meditación, y podemos encontrarla en centros especializados, pero también en redes sociales y plataformas como Youtube o Spotify. La premisa principal de la meditación guiada es, precisamente, la presencia de un guía espiritual. Esta persona nos ayuda a superar las dificultades de la meditación, sobre todo cuando estamos iniciándonos.

Meditación mindfulness

Esta clase de meditación moderna hace mucho hincapié en la consciencia. En un mundo en el que realizamos muchas actividades de forma inconsciente o sin demasiada atención, es preciso darle valor a prácticas que requieren toda nuestra concentración.

Mujer meditando sobre cesped

Meditación en el yoga

Buena parte de las prácticas de yoga comprenden, comienzan o finalizan con una meditación. Este es un buen complemento para cualquier práctica de yoga: ayuda a encontrar un estado de tranquilidad muy beneficioso para la práctica de las asanas.

Existen multitud de meditaciones si tenemos en cuenta las tradicionales y las interpretaciones modernas. Es importante elegir bien cuál es la que más nos conviene, ya que en función de nuestra actividad física y mental necesitaremos una clase u otra.

María Hoyos

Soy filóloga y profesora de español: mi meta en la vida es comunicar y transmitir conocimiento. Y la información es el camino para ello.

Ver perfil »
Te puede gustar