Cómo eliminar el estrés desde las primeras horas del día - La Mente es Maravillosa

Cómo eliminar el estrés desde las primeras horas del día

Yamila Papa 23 junio, 2014 en Psicología 27 compartidos

Algunos de los pasos para reducir el estrés desde las primeras horas del día tienen que ver con:

Horas de sueño: no es posible tener un buen día si la noche fue mala. Según los expertos, los adultos deben dormir entre 8 y 9 horas a diario y lo importante es que sean continuas, no “cuenta” dormir tres horas, trabajar seis, dormir otras cuatro, ir a la universidad dos horas, hacer una siesta de una hora, etc. El cuerpo necesita descansar, lo mismo que la mente. El estrés se provoca no sólo por la cantidad de tareas que hacemos sino porque el organismo tiene que hacer un mayor esfuerzo.

Alimentación: la hormona “responsable” del estrés es el cortisol, la cuál necesita estar equilibrada para no provocarnos trastornos. Una clave para esto es la buena alimentación. Brindar al cuerpo los nutrientes necesarios, incluyendo proteínas, ácidos grasos esenciales, minerales, vitaminas e hidratos de carbono simples. Los alimentos más aconsejados son las frutas, las verduras y los cereales. No se recomiendan los lácteos, el azúcar refinado, los refrescos y el café.

Ejercicio: una buena rutina de ejercicio a la mañana evita el estrés diario. No es necesario pasarse dos horas en el gimnasio, con 20 minutos de caminata por el parque es suficiente. También son ideales el yoga o el Tai chi. Si deseas puedes salir a correr, patinar, hacer natación o practicar algún deporte. Esto te ayudará a reducir la tensión y beneficiarte en varias cuestiones, como ser bajar de peso o reducir el colesterol.

Dedicación: tal vez para las mujeres sea más sencilla esta tarea, que se basa en dedicar al menos 15 minutos cuando recién nos levantamos a hacer algún tipo de ejercicio de elongación, bañarse, maquillarse, buscar la ropa más adecuada, desayunar en familia, leer el periódico, etc. No “pasar tiempo con uno mismo” es sinónimo de irritabilidad, insomnio, cefalea, aumento o disminución del apetito, úlcera gástrica, colitis, etc.

Música: los sonidos amenos y agradables por la mañana ayudan a relajarnos y también a afrontar el día con una sonrisa. Es que la música puede servir para calmar nuestra mente, tener pensamientos positivos, trabajar mejor, etc. Si es posible, trata de escuchar siempre de fondo alguna melodía mientras estás en la oficina o cuando viajes hasta tu trabajo, colócate los auriculares y disfruta de la musicoterapia.

Paisajes: si vives en la ciudad te será un poco más difícil encontrar un bello paisaje para admirar cada mañana, pero no por ello debes sentirte preocupado. Si es posible, camina por un parque o plaza, para poder enfrentar el día de otra manera. El optimismo y la fortaleza “aparecerán” como por arte de magia, tendrás más ganas de trabajar, te sentirás motivado y feliz. Un bello recorrido puede alivianar las cargas o pesos que llevamos en la espalda.

Verbalizar: cuando hay algo que te molesta, ya sea en tu familia, tu pareja, tu empleo, es preciso hablar de ello lo antes posible. Lo que se tapa con silencio empeora, es como una olla a presión cuando el agua comienza a hervir, en algún momento, será insostenible. Evita el estrés de la represión de los sentimientos, habla con la persona adecuada, así tu día puede ser más llevadero y sentirás como que te has quitado un peso de encima.

Actividades: no debes siempre quedar bien con los demás, ni evitar confrontar o incumplir. Si hay algo que no te gusta hacer en lo absoluto tiene que quedar “registrado”. Es verdad que la vida no es tan fácil como para darnos el lujo de decidir sobre el trabajo o algunas actividades, pero en lo posible, haz sólo aquello que te gusta, sobre todo en ambientes donde pasas tantas horas como es el empleo.

Yamila Papa

Ver perfil »
Te puede gustar