El dilema de los mensajes contradictorios

Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez
El resultado más probable, cuando enviamos dos mensajes que se contradicen, es que ni el emisor ni el receptor se sientan bien. Por eso, y por lo frecuentes que son, en este artículo queremos hablar de los mensajes contradictorios.
 

¿Alguna vez has pensado en la diferencia que puede existir entre lo que haces y dices con palabras? ¿Por qué una persona parece estar afirmando algo, pero en realidad no lo sentimos así? Hay mensajes contradictorios que nos confunden, hoy hablaremos de ello, desde una perspectiva psicológica.

Pensemos, ¿qué es un mensaje contradictorio? A continuación, te presentamos algunas claves para entender este tipo de comunicación incluyendo ejemplos. Además, veremos algunas investigaciones actuales, centrándonos en la figura del científico social Gregory Bateson. ¡Acompáñanos!

«Los mensajes dejan de serlo, cuando nadie puede leerlos».

-Gregory Bateson-

Mujer pensando en los mensajes contradictorios

¿De qué se tratan los mensajes contradictorios?

Cuando hablamos de mensajes contradictorios nos referimos a aquellos que trasmiten información disonante y proceden de una misma fuente. Es decir, hablamos de esos momentos en los que utilizamos o los demás utilizan mensajes antagónicos. Entonces, pueden resultar en un asunto paradójico. Este, ha sido revisado por diversos autores y corrientes:

  • Los psicoanalistas. Trabajan haciendo hincapié en la lógica de lo contradictorio, ya que, ven los enunciados que operan de forma antagónica u ambivalente, algunos inconscientes y otros no.
  • La escuela de Palo Alto. Según Watzlawick, se elaboró el concepto de doble vínculo por primera vez en esta escuela, como pauta de comunicación que provoca un comportamiento específico en la esquizofrenia.
  • Anzieu. Propuso que las paradojas pueden incrementar la pulsión de autodestrucción del destinatario, además que, van a favorecer la desconfianza y a subvertir el sentido de la verdad y del ser del sujeto según el Dr. Miguel Cherro Aguerre (p. 195).
 

Gregory Bateson, antropólogo y lingüista del Reino Unido, habló de mensajes contradictorios, centrándose en el modelo sistémico. Mencionó la teoría del doble vínculo, haciendo énfasis en la asociación entre los miembros de un sistema, y la desarrolló para explicar las causas psicológicas de la esquizofrenia. Una afectación que asociaba con patrones de comunicación.

Los dobles vínculos son dilemas en la comunicación que se originan a partir del antagonismo entre el contenido de diferentes mensajes con la misma fuente. Así, producen desconcierto en aquellos que los reciben.

Ahora bien, actualmente, esta teoría ha sido revisada y ampliada, superando los límites de la esquizofrenia. Se ha aplicado en otros contextos y se sugiere, por ejemplo, que los dobles vínculos son utilizados por algunos como medio de control o manipulación.

Características de los mensajes contradictorios

En los mensajes contradictorios, el emisor puede hacer referencia a un castigo que ocurrirá si el receptor no realiza una conducta determinada. También, da ordenes abstractas que se contradicen con ese mandato. Veamos más características de este tipo de mensajes:

  • Interacción. Puede producirse a través de la comunicación verbal u otro tipo de comunicación.
  • Patrón recurrente. No se trata de un patrón puntual, sino de uno repetitivo.
  • Uno o más mensajes. Aunque suelan ser dos mensajes lo que de alguna manera se enfrentan, lo cierto es que pueden ser más.
  • Poder. En la mayoría de las ocasiones, sucede entre una persona que representa autoridad y otra que no.
  • Confusión. La persona que recibe los mensajes contradictorios se puede llegar a sentir confundida, incluso bloqueada.
 

Los patrones de comunicación -tanto los que practicamos como los que practican otros con nosotros- influyen en nuestra salud. Hay investigadores que afirman incluso que pueden encontrarse en el origen de algunas patologías. Con esto no queremos decir que sean la causa, pero si uno de los factores que la propician o precipitan (desencadenantes o disparadores).

Actualmente, hay diversas investigaciones en este marco. Por ejemplo, Rodríguez-Zoya, L.G & Rodríguez Zoya, P.G., en su artículo publicado en la Revista Palabra clave, muestran cómo los procesos de comunicación e interacción social pueden distorsionar o dificultar las representaciones sociales y la comunicación social a la luz de la teoría del doble vínculo.

También, hay otro tipo de exploraciones. Por ejemplo, las centradas en propuestas de intervención en las situaciones de doble vínculo en las interacciones entre el profesor y alumno. Esta idea la presentan García-Castro, Saneleuterio y García Ramos en la Revista Psicología y Educación: Presente y Futuro, de Alicante.

Hombre hablando con una mujer narcisista

Consecuencias de los mensajes contradictorios

Los mensajes contradictorios pueden darse hacia los demás y hacia nosotros. Suelen resultar bastante tóxicos; recordemos que no se trata de una situación puntual, sino de mensajes que se dan de manera recurrente. Al ser repetitivos, y estar implícitos contenidos que nos confunden y nos bloquean, pueden generar:

 
  • Inseguridad. La confusión, causa que las personas nunca sepan qué hacer, ya que, se ven divididas entre dos mensajes.
  • Culpa. Por sentir no haber hecho lo correcto.
  • Ansiedad. Por no saber lo que se debe hacer y anticiparse al futuro.
  • Relaciones tóxicas. Tras actuar de manera pasiva ante la situación de poder, y no darse cuenta de que se está alimentando un doble vínculo.

Las personas que generan este tipo de mensajes también sufren, pues con frecuencia sus deseos no van a ser satisfechos o sus necesidades cubiertas. Por otro lado, para que se del doble vínculo la relación debe ser significativa, porque la decepción ante el incumplimiento de las expectativas puede ser más profunda.

Un ejemplo de este tipo de mensajes lo vemos cuando una madre le comunica a su hijo que le quiere, al mismo tiempo que con su mímica muestra rechazo. Otro, cuando uno de los miembros de la pareja transmite al otro «eres libre, no te preocupes si lloro» o cuando decimos que confiamos en el otro, manteniendo en todo momento una actitud de vigilancia.

 

En resumen, en estas situaciones la propia exigencia que se manifiesta en el mensaje hace imposible su cumplimiento. Entonces, los mensajes contradictorios van a causar malestar en ambas partes; por un lado, en quién envía los mensajes, porque va a ser muy complicado que reciba la respuesta que desea, y también en quien lo recibe, porque en muchas ocasiones no va a saber qué hacer.

Aguerre, M. C. (s.f). Mensaje Contradictorio. Bateson, G. (1984). La nueva comunicación. Barcelona: Kairós. Bateson, G., & Ruesch, J. (1984). Comunicación: la matriz social de la psiquiatría. Barcelona: Paidós. Gracía-Castro A., Saneleuterio, e., & García-Ramos, F. (2016). Descripción y propuesta de intervención en las situaciones de doble vínculo en las interacciones metalingüísticas entre profesor y alumnno. Revista Psicología y Educación: Presente y Futuro, de Alicante. Rodríguez-Zoya, L.G, & Rodríguez Zoya, P.G. (2015). El doble vínculo entre representaciones sociales y comunicación social. Palabra clave, 18 (3), 905-937.