Personalidad de alto conflicto e inmadurez emocional

La inmadurez emocional es una característica de las personas tendentes a los conflictos, al acoso y las conductas problemáticas. Detrás de estos perfiles se puede esconder algún trastorno de la personalidad.
Personalidad de alto conflicto e inmadurez emocional
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 26 marzo, 2022

Personalidad de alto conflicto e inmadurez emocional van casi siempre de la mano. Es más, dichas características se integran en lo que conocemos como trastornos de la personalidad del tipo B y son por término medio más comunes de lo que pensamos. Son perfiles muy problemáticos que en muchos casos están detrás de las conductas violentas en las relaciones de pareja.

Su pensamiento es muy rígido, evidencian enfoques de “todo o nada” o “estás conmigo o estás contra mí” y, cómo no, el clásico “aquí se hace lo que yo digo”. Son intimidadores natos, especialistas en el acoso y derribo emocional, hábiles estrategas de la desarmonía familiar, relacional y, por supuesto, laboral. Podríamos decir sin equivocarnos que estas presencias traen problemas allá por donde van.

A pesar de que esa alta conflictividad no define por sí misma una entidad clínica como tal, sí es un rasgo de más de un trastorno de la personalidad. Ejemplo de ello es el trastorno antisocial, el trastorno límite de la personalidad o el trastorno narcisista, entre otros. En todos ellos aparece además una clara desregulación emocional y una incapacidad para navegar en el mundo de las relaciones…

Mujer estresada gritando a su pareja debido a la personalidad de alto conflicto e inmadurez emocional
Mantener una relación de pareja con una persona adicta al conflicto puede ser tan problemático como peligroso.

Personalidad de alto conflicto e inmadurez emocional: ¿cómo son estas personas?

Bill Eddy es escritor, abogado, terapeuta, mediador y presidente del High Conflict Institut. Uno de sus libros más conocidos es High Conflict People in Legal Disputes. En este trabajo nos explica cómo la personalidad de alto conflicto es una figura persistente en los tribunales de todo el mundo. ¿La razón? Las denuncias por conflictos interpersonales son una constante en sus vidas.

Las personas de alto conflicto (HCP, por sus siglas en inglés) evidencian un comportamiento casi siempre amenazante, problemático y dañino. Si bien es cierto que algunos tienen una mejor habilidad para convivir con los demás, lo cierto es que buena parte de estos hombres y mujeres terminan muchas veces ante un juez.

Una investigación de la Universidad de Oslo destaca algo interesante. Esta conducta se asocia a los trastornos de personalidad tipo B. Si nos preguntamos por qué actúan, responden y son de este modo, hay dos variables que parecen explicar estos rasgos: factores ambientales e influencias genéticas.

Una característica casi constante en las personalidades de “alto conflicto” es la inmadurez emocional.

El peso de la inmadurez emocional en la alta conflictividad

Podemos definir la madurez emocional como la capacidad de afrontar cualquier situación de manera equilibrada y reflexiva. Es aplicar la empatía y la conciencia emocional para comprender y tratar a los demás con respeto. Toda persona con estas habilidades lidia y maneja las relaciones, sus retos, sus problemas y sus necesidades de manera adecuada, conociendo sus emociones y las de los demás.

En cambio, la personalidad de alta conflicto carece de autorreflexión, autoconciencia y tienen la edad emocional de un niño de tres años. No toleran la frustración, se sienten ofendidos por casi cualquier situación, son impulsivos y están dominados por los miedos. Ahora bien, ¿a qué miedos? Nos preguntaremos. En realidad, a muchos.

Algunos tienen miedo a ser abandonados, traicionados, a no ser el centro de atención e incluso a que otros tengan algún tipo de control sobre ellos. Son perfiles claramente patológicos.

¿Qué características definen a la personalidad de alto conflicto?

La personalidad de alto conflicto tiene como principal característica su habilidad para causar daño relacional. Es algo innegable. Lo sabe bien toda pareja que deriva en una relación con un hombre o mujer con estos rasgos. Lo saben los padres con un hijo de alto conflicto y lo conocen bien los entornos de trabajo que han tenido a un empleado que solo ha traído problemas y disputas.

No es difícil identificar a estas figuras, puesto que por término medio evidencian estas características tan llamativas:

  • Tendencia a culpar a los demás de casi cualquier frustración o malestar propio. Ellos nunca se responsabilizan de nada. El mundo siempre está en su contra, y es común que refuercen un enfoque conspiranoico.
  • Pensamiento de todo o nada. No reflexionan, no tienen en cuenta puntos de vista ajenos y son capaces de romper cualquier relación (incluida las de parejas y de amistad) solo porque les lleven la contraria.
  • Incapacidad para manejar sus emociones. Es frecuente que muestren reacciones sobredimensionadas, como gritos, explosiones de ira, etc.
  • Las conductas extremas son otra dimensión recurrente en la alta conflictividad. Esto significa que pueden actuar con violencia rompiendo cosas, empujando o violentando.
Hombre sufriendo desregulación emocional debido a la personalidad de alto conflicto
Entre las personalidades de alta conflictividad están los histriónicos, quienes buscan ser a toda costa el centro de atención en cualquier circunstancia.

Los 5 tipos de personalidades conflictivas

Hay 5 tipos de personalidades conflictivas y todas ellas pueden revelar desde un trastorno antisocial hasta un trastorno narcisista. Son personas que no siempre son conscientes del coste de su comportamiento y que rara vez solicitan ayuda profesional. De hecho, es usual que se les dirija a terapia o algún programa específico por orden judicial a raíz de algún delito cometido.

Comprendamos esos perfiles que suelen mostrar la personalidad de alto conflicto:

  • Los borderline: evidencian un miedo obsesivo al abandono, son muy inestables, dependientes y suelen conformar relaciones formación “intensas e inestables”.
  • Los narcisistas: buscan ser el centro de atención y son prepotentes, dominantes, manipuladores, tergiversadores de la verdad, y buscan situarse siempre por encima de los demás.
  • Las personas antisociales: son insensibles, no acatan normas, son impulsivos, hostiles, hábiles para dominar a los demás y claramente problemáticos a todos los niveles.
  • Los paranoicos. La dimensión que más les caracteriza es el miedo de ser traicionados. Ese temor desemboca en reacciones sobredimensionadas.
  • Los histriónicos. Son personas que también evidencia miedo al abandono y esto les lleva a mostrarse excesivamente amables, sociales y simpáticos. Sin embargo, caen en el exceso y hasta en la agresividad.

Para concluir. No nos equivocamos, si advertimos, que este tipo de perfiles evidencian los comportamientos más extremos y peligrosos. Toda relación personal con alguien con estos matices deja una herida y una impronta dolorosa. Es importante saber identificarlos y establecer expectativas realistas con ellos. No es fácil tratar con quien no tiene conciencia de sus actos.

Te podría interesar...
Personalidad sobreadaptada: cuando te enfocas en los demás y te olvidas de ti
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Personalidad sobreadaptada: cuando te enfocas en los demás y te olvidas de ti

La personalidad sobreadaptada se caracteriza por una conducta ajustada a las expectativas de los demás, pasando por encima de uno mismo.



  • Dingfelder, S. (2004). Treatment for the ‘untreatable’. American Psychological Association, 35 (3).
  • Eddy, Bill (2018). 5 Types of People Who Can Ruin Your Life: Identifying and Dealing with Narcissists, Sociopaths, and Other High-Conflict Personalities.  J.P.Tarcher
  • Eddy, Bill (2012) High Conflict People in Legal Disputes. HCI Press 
  • Lester, G.W. (2018) Advanced Diagnosis, Treatment, and Management of DSM-5 Personality Disorders. Ashcroft Press.
  • Torgersen S, Czajkowski N, Jacobson K, Reichborn-Kjennerud T, Røysamb E, Neale MC, Kendler KS. Dimensional representations of DSM-IV cluster B personality disorders in a population-based sample of Norwegian twins: a multivariate study. Psychol Med. 2008 Nov;38(11):1617-25. doi: 10.1017/S0033291708002924. Epub 2008 Feb 14. PMID: 18275631.