5 claves prácticas para dominar el lenguaje no verbal - La Mente es Maravillosa

5 claves prácticas para dominar el lenguaje no verbal

Pedro González Núñez 19 noviembre, 2015 en Psicología 200 compartidos
Hombre y mujer entre una puerta

No solo son importantes las palabras para comunicarnos y relacionarnos. El lenguaje no verbal es determinante en la mayoría de las situaciones de aquello qué decimos y cómo lo decimos. Es el acompañante perfecto de las palabras. Por ello, aprender a dominar el lenguaje no verbal para desenmascarar a las palabras y en definitiva, a las personas.

Te ofrecemos a continuación 5 claves prácticas para dominar el lenguaje no verbal. Recuerda en todo momento que tu cuerpo y tu actitud dicen mucho sobre ti. Un buen entendedor puede interpretar tus gestos para saber qué es en realidad lo que estás pensando.

Conócete a ti mismo

Una práctica clave para dominar el lenguaje no verbal es conocerse a uno mismo. Esta es la mejor forma de obtener información propia que sirva para saber cómo somos en realidad.

Es decir, que si nos fijamos bien, podemos observar cómo somos en realidad. ¿Qué significa el hecho de que te toques un ojo? Piensa en ese momento qué está pasando por tu mente y así sabrás por qué has hecho ese acto de lenguaje no verbal.

Mujer con mariposa en el ojo

Puede parecer un ejercicio sencillo, pero no lo es en absoluto. Aunque sí que te resultará muy útil en todos los ámbitos de la vida, pues cuanto más te conozcas, más posibilidades tendrás de convertir tu vida en lo que realmente quieres que sea.

“A menudo las personas dicen que aún no se han encontrado a sí mismas. Pero el sí mismo no es algo que uno encuentra, sino algo que uno crea.”

-Thomas Szasz-

La cara refleja el alma

Dicen que la cara es el espejo del alma y su verdadero reflejo. Es obvio que hay gente capaz de dominar el lenguaje no verbal para que otros no vean qué pasa en realidad por su mente y cuál es su estado de ánimo. Pero, en general, por el rostro y la expresión de las personas se puede saber mucho sobre ellas.

La cara posee una enorme cantidad de músculos faciales con cometidos muy particulares. Ellos serán los que muestren nuestro verdadero estado de ánimo. De hecho, incluso hay una ciencia cuyas teorías se basan en los rasgos faciales. Es la Morfopsicología. Por tanto, es evidente que se puede saber mucho de una persona por su rostro.

Ahora bien, ¿cómo se pueden ejercitar los gestos de la cara para evitar demostrar emociones y dominar el lenguaje no verbal? Esta práctica es muy difícil. Nuestro rostro y su musculación están creados para mostrar emociones básicas como la ira, la tristeza, la sorpresa o la alegría. Y en cada una de ellas hay implicados diferentes mecanismos. Lograr manejarlos es una labor ardua.

En este sentido, lo único que podemos hacer a la hora de dominar el lenguaje no verbal para evitar mostrar emociones es falsearlas. Sería algo así como camuflar los verdaderos sentimientos.

Para ello, es bueno observarse en el espejo durante largo tiempo hasta lograr dominar las expresiones. Es decir, si sientes alegría, aplica a tu rostro tu cara de tristeza, por ejemplo, practicando con los músculos que participan cuando se muestra cada una de las emociones hasta que lo puedas controlar.

Mirar a los ojos

Pareja feliz mirándose a los ojos

Una buena técnica para dominar el lenguaje no verbal es mirar directamente a los ojos. No olvidemos que esquivar constantemente la mirada de los demás demuestra una terrible inseguridad en uno mismo y una falta de confianza terrible.

Mientras tanto, el hecho de mirar directamente a los ojos a tu interlocutor te hace sentirte en una conversación de igual a igual, mostrando mucho menos de ti mismo, clave importante para dominar el lenguaje no verbal, pues solo enseñarás lo que de verdad quieres que la otra persona vea.

Sé natural

Para dominar el lenguaje no verbal, nada como ser natural y uno mismo. Cuanto más te conozcas, menos preocupaciones tendrás de enseñar nada que no desees. En este sentido, la forma de entablar relaciones con los demás será más sencilla y no tendrás preocupación alguna sobre lo que muestras o no a través de tus gestos.

Aprende a ser tú mismo y enfatizar los gestos que son propios de ti y obviar los manierismos y elementos que no pertenecen a tu verdadera naturaleza. Esos vicios adquiridos son fácilmente interpretables por los demás.

magia-mujer

Mantén la calma

Mostrarse relajado y en calma es una forma sencilla de dominar el lenguaje no verbal. La ansiedad y los nervios o el enfado hacen que mostremos en exceso nuestra forma de ser a través de los gestos y el rostro.

No olvides en todo momento ser tú mismo, natural, calmado y tratando de conocer cada parte de tu ser y tu forma de actuar. Una vez tengas esa parte controlada, no te será difícil dominar el lenguaje no verbal.

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »
Te puede gustar