Cómo mejorar las habilidades no verbales y de lectura del lenguaje corporal

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 8 mayo, 2014
Eva Maria Rodríguez · 8 mayo, 2014


Una buena comunicación es la base de cualquier relación exitosa,
ya sea personal o profesional. Es importante reconocer, sin embargo, que la comunicación depende no sólo de lo que se dice, sino también de la expresión facial, los gestos, el contacto visual, la postura y el tono de voz, lo que se conoce como lenguaje corporal o no verbal.
La capacidad de comprender y utilizar la comunicación no verbal o lenguaje corporal es una poderosa herramienta para conectar con los demás, expresar lo que realmente se quiere decir  y construir mejores relaciones.
 

¿Qué es la comunicación no verbal y el lenguaje corporal?

Cuando interactuamos con los demás, continuamente damos y recibimos señales sin palabras. Todos nuestros comportamientos y gestos no verbales, como la forma en que nos sentamos, la rapidez o la fuerza con la que se habla, la cercanía con el otro interlocutor, o el contacto visual,envían mensajes intensos. Estos mensajes no se detienen cuando se deja de hablar, ya que incluso cuando estás en silencio, todavía estás comunicando de manera no verbal.

Es más, a menudo, lo que sale de nuestra boca y lo que comunicamos a través de nuestro lenguaje corporal son dos cosas totalmente diferentes. Cuando nos enfrentamos a estas señales mixtas, el oyente tiene que elegir si creer el mensaje verbal o el no verbal, y, en la mayoría de los casos, van a elegir el no verbal, porque es un lenguaje natural, inconsciente, que transmite nuestros verdaderos sentimientos e intenciones en cualquier momento dado.


Por qué es importante la comunicación no verbal

La forma de escuchar, de mirar, de moverse y de reaccionar dice a la otra persona si te importa o no, si estás diciendo la verdad, y lo bien que estás escuchando. Cuando sus señales no verbales coinciden con las palabras que estás diciendo, aumenta la confianza, la claridad y simpatía, pero cuando no lo hacen, generan tensión, desconfianza y confusión.

Para ser ser un mejor comunicador es importante ser más sensibles no sólo al lenguaje corporal y las señales no verbales de los demás, sino también con la propia manera de comunicarse a nivel no verbal.


Cómo favorecer la comunicación no verbal eficaz

La comunicación no verbal es un fluir rápido ha acia atrás y hacia adelante que requiera de toda tu concentración y atención. Si estás pensando lo que vas a decir a continuación, te decias a soñar despierto o a pensar en otra cosa mientras el otro habla, es casi seguro que  te perderás las señales no verbales y otras sutilezas en la conversación con el otro. Es necesario mantener la concentración en la experiencia  momento a momento con el fin de entender plenamente lo que está pasando.


Para mejorar la comunicación no verbal hay que aprender a manejar el estrés


Aprender a manejar el estrés
en momentos de tensión es una de las cosas más importantes que puedes hacer para mejorar tu comunicación no verbal. El estrés pone en peligro tu capacidad para comunicarte. Cuando está estresado, es más probable entender mal a otras personas, enviar señales no verbales confusas o desagradables  y caer en patrones de comportamiento  no deseables.

Por otra parte, las emociones son contagiosas, y si estás molesto es muy probable que desencadenaes en otros ese malestar, por lo que una mala situación todavía puede empeorar más.

Si te siente abrumado por el estrés, lo mejor es te tomes un “tiempo muerto”. Toma un momento para calmarte antes de seguir con la conversación. Una vez que hayas recuperado tu equilibrio emocional estarás mejor preparado para hacer frente a la situación de una manera positiva.


La conciencia emocional fortalece la comunicación no verbal

Con el fin de enviar las señales no verbales precisas, es necesario ser consciente de las propias emociones y cómo nos influyen. También hay que ser capaz de reconocer las emociones de los demás y los verdaderos sentimientos que hay detrás de las señales que están enviando los otros. Aquí es donde la conciencia emocional entra en juego.

La conciencia emocional le permite:

   – Leer con precisión a otras personas, incluyendo las emociones que están sintiendo y los mensajes no verbales que están enviando.
   – Crear confianza en las relaciones mediante el envío de señales no verbales que concuerdan con sus palabras.
   – Responder de formas que muestran a los demás que se les entiende y se les atiende.
   – Saber si la relación está cumpliendo con sus necesidades emocionales, lo que te da la opción de arreglar la relación o seguir adelante.


Consejos para leer el lenguaje corporal y la comunicación no verbal

Una vez que hayas desarrollado tus habilidades para manejar el estrés y reconocer las emociones, podrás leer mejor  las señales no verbales enviadas por otros. Para ello:

   – Presta atención a las inconsistencias. La comunicación no verbal debe reforzar lo que se está diciendo.
   – Mira las señales de comunicación no verbal en su conjunto.
   – Confía en tus instintos