Cómo encontrar pareja después de los 50: tres claves

Edith Sánchez·
25 Octubre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
25 Octubre, 2020
El principal obstáculo para encontrar pareja después de los 50 es el miedo. Algunas personas, aunque ven con buenos ojos esta posibilidad o incluso la desean, la terminan rechazando o saboteando.

El reto o la iniciativa de encontrar pareja después de los 50 se ha vuelto cada vez más común; una tendencia que parece que se mantendrá en los próximos años. La esperanza de vida aumenta cada vez más y los avances de la ciencia permiten que hoy en día una persona prolongue su juventud y su vitalidad por más tiempo que antes.

Tras cinco décadas de estar en el mundo, ya se han hecho y dejado de hacer muchas cosas, pero no tantas como para dar por concluida la vida amorosa. Encontrar pareja después de los 50 no es tan fácil como hacerlo a los 20; tampoco las relaciones afectivas son iguales que en la más tierna juventud, pero sí tienen la capacidad para enriquecer la vida.

Después de estar “fuera de circulación” o inactivos por algún tiempo, a veces no son claros los caminos que permiten encontrar pareja después de los 50. Lo primero, claro está, es querer encontrarla; luego, hacerte consciente de que sí es posible. Después, los siguientes consejos pueden ayudarte.

Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta”.

-Sam Keen-

1. Para encontrar pareja después de los 50 hay que buscarla

Si quieres encontrar pareja después de los 50, lo mejor es buscarla. Puede llegar a la puerta de tu casa, pero es improbable. Así, puedes empezar por sacar de tu cabeza esos mantras inhabilitadores, como el de “imposible-a-mi-edad” o “a-mis-años-es-ridículo”. Si sientes que vas a estar mejor en pareja, búscala. Así, una vez que has buceado en tu entorno, igual que lo harías cuando no encuentras un objeto, puedes empezar a moverte.

Es posible que tengas que conocer a muchas personas antes de encontrar una que encaje contigo. Cuando ya se tiene experiencia y muchas vivencias detrás, es posible que descartemos a posibles candidatas demasiado pronto por ser demasiado intransigentes, poner demasiados requisitos o ser muy estrictos con ellos. Vale la pena reconsiderarlo; podemos actuar e intervenir frente a esa rigidez que en muchos casos parece querer imponer la madurez.

Lo difícil en esta parte es la apertura mental. Igual a lo que ocurría en la primera juventud, harías bien en darte la oportunidad de conocer a las personas y tratarlas. Recuerda que la pareja es algo que se construye. Los sitios de citas en Internet son una buena opción, pero también peligrosa por hacer tentadores hábitos que no nos van a ayudar.

2. Tienes 50 años

Situarte en este ámbito de tu vida en una posición en la que estuviste cuando eras más joven no te devuelve esta edad. Encontrar pareja después de los 50 pasa por el filtro de tener una buena relación contigo mismo. ¿Si no aceptas lo que eres y la edad que tienes, cómo crees que alguien más sí vaya a aceptarlo?

Por eso, incluye las limitaciones y virtudes que puedan derivarse de tu experiencia en la búsqueda que has emprendido. La actitud contraria solo refleja inseguridad.

Mujer mayor contenta

3. Vuelve más interesante tu propia vida

Esto vale para todas las edades y es fundamental. Si estás solo o sola después de los 50 y llevas años así, es posible que necesites hacer algunos ajustes en tu vida: para que una relación salga adelante el otro debe tener un espacio importante en nuestras vidas. Así, si no ve que puede tenerlo, lo más probable es que se aleje o trate de construir con nosotros una relación de otro tipo. En este sentido, gestionar con inteligencias responsabilidades y cargas es fundamental.

Por otro lado, si en tus citas te sientes fuera de lugar, puedes optar por reordenar tu vida, dejando más espacios para intereses y delegando obligaciones. Lecturas, aficiones, buena conversación, buen arte y todo lo que sientas que te lleva a crecer. Las cosas rara vez salen bien cuando inicias una relación por miedo a la soledad o desde la necesidad de cubrir una carencia.

La mayor dificultad para encontrar pareja después de los 50 es no permitirte hacerlo. Como lo dijimos al comienzo, cada vez son más habituales las relaciones entre personas de mediana edad y no son pocos los que comienzan una nueva relación a esta edad. Para que aparezca la ilusión que acompaña al amor, tenemos que concederle esa oportunidad desde la posición en la que ahora nos encontramos, con todo lo que significa.

Jiménez, J. A. M. (2010). Beneficios en la calidad de vida de mujeres entre los 50 y los 81 años de edad al participar en un programa de recreación física grupal. Revista educación, 34(2), 111-132.