Cómo mejorar la convivencia en pareja

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 25 mayo, 2018
Stephaine García · 28 noviembre, 2014

Algunas personas temen llegar a vivir con sus parejas. Temen la convivencia, no saben si al vivir con ellos esta relación podría ir mal, o porque tuvieron modelos de relaciones negativos, o por el simple hecho de que tienen miedo a tomar ese gran paso, que es importante para una pareja.

La convivencia con nuestras parejas puede ser todo un desafío para algunos, puesto que implica mucho trabajo de ambas partes para lograr vivir en armonía con los que más amamos.

Trabajo que consta de mucha paciencia, tolerancia, comunicación, apoyo mutuo, el saber escuchar, estar presentes, saber dividir los gastos, saber conservar la pasión, en fin mucho trabajo.

Vamos a tener expectativas sobre lo que será vivir con nuestra pareja. Siempre y cuando estas sean positivas estamos bien, porque si incorporamos la negatividad antes de tan siquiera vivir con ella, estaremos mal.

Es cierto que se debe ver el plano completo de todos los posibles escenarios y saber si vamos por buen camino. Pero si todo se ve bien, el pensar mal sobre lo que puede ser la convivencia solo es el resultado de nuestros temores infundados.

Mitos sobre la convivencia

Pareja hablando
Muchas personas creen que con la convivencia vienen problemas para la relación, cuando más bien lo que hace es fortalecerla. Existe también esta creencia de que la convivencia mata la pasión y trae peleas y conflictos a la pareja. Sin embargo, se trata de algo completamente falso.

Es uno mismo quien ocasiona estos conflictos al no trabajar lo suficiente para fortalecer los lazos de la pareja. Veamos más en detenimiento esos mitos sobre la convivencia en pareja.

  • La pasión acaba con la convivencia: es falso. Mantener esa pasión o las relaciones sexuales en la pareja es algo que se debe llevar con naturalidad, es cierto que los primeros años esta se presenta con mayor intensidad y que estas van disminuyendo pero todo depende del esfuerzo que hagamos por hacer de estos encuentros constantes.
  • Los polos opuestos se atraen: dicen muchos que las diferencia atraen a las parejas, pero en una relación que este ya viviendo junta es totalmente falso, hay que enfocarse en las cosas que se tienen en común para fortalecer la relación, sin llegar a discusiones innecesarias.
  • Se debe hacer todo en pareja: ¡falso! Cada quien debe tener sus espacio para realizar las actividades que más les guste, si es cierto que se debe compartir con la pareja, pero no siempre nos gustan las mismas cosas por lo que debemos darnos ese tiempo que cada uno se merece y hacer lo que disfrutamos así no sea en pareja, porque igual habrá actividades que siempre realizaran juntos.

¿Que no debemos hacer en la convivencia?

PAreja demostrando mala convivencia
Pero igual que hay que esforzarse con determinadas actitudes y trabajar por mantener y reforzar esa convivencia, también es cierto que hay aspectos que se deben evitar:

  • Criticar por criticar cada actitud o cosa que realice tu pareja: más bien debemos tratar de encontrar todo aquello positivo que tiene o que realiza y hacérselo saber y si hay algo que nos molesta también hacerlo pero como quien dice con tacto.
  • Molestarse por cualquier cosa: hay que tener paciencia en la convivencia de pareja y tolerancia estas son esenciales para poder evitarse problemas.
  • No saber escuchar y no decir lo que pensamos en el momento indicado antes de llegar a molestarse. Mantener la comunicación ante todo debes ser una de las normas de convivencia de cualquier pareja.
  • Intolerancia: no hay que caer en ella. La tolerancia, el respeto, el arrepentimiento, pedir disculpas cuando lo amerite, la comprensión y recordar que está a tu lado quien más amas en este mundo es importante para mantener viva esa  relación y en los mejores términos.

Imagen cortesía de Jeremy Blanchard