¿Cómo mejorar las habilidades sociales? 10 consejos útiles y prácticos

¿Cómo mejorar las habilidades sociales? 11 consejos útiles y prácticos

Gema Sánchez Cuevas 25, Diciembre 2012 en Curiosidades 31 compartidos

¿Cómo reaccionar ante una crítica?¿Tienes un amplio repertorio de habilidades comunicativas?¿Sabes que puedes mejorar las habilidades sociales? Nuestras habilidades sociales son conductas aprendidas. Mejorar nuestras habilidades sociales es una tarea tan necesaria como aprender a caminar, leer o escribir.

Como ya vimos anteriormente, las habilidades sociales son todas aquellas conductas necesarias que nos permiten interactuar y relacionarnos con los demás, de manera efectiva  y satisfactoria. A continuación os presentamos algunas técnicas comunicativas que os permitirán mejorar las habilidades sociales, de manera que os permitan mejorar la relación con vuestro entorno, y aprendáis a solucionar conflictos personales.

11 consejos útiles y prácticos para mejorar las habilidades sociales

1- Técnica del disco rayado Consiste en repetir de forma consistente la idea principal de aquello que queramos expresar, o  las frases de nuestras solicitudes, es decir, repetir una y otra vez la misma frase, independientemente de lo que diga el otro.

-“Estamos ofertando la nueva promoción de … “ -“Entiendo, pero no me interesa, gracias”. – “¿Cómo tiene usted…? -“Lo he comprendido pero no lo voy a contratar, gracias” -“Le haríamos un precio especial…” -No, gracias, no me interesa.

2- Aserción negativa Es una manera de reaccionar ante una crítica justa, sin dar demasiadas justificaciones. -Has hecho el ejercicio demasiado lento. -La verdad es que podía haberlo hecho más rápido, es cierto, lo siento.

3- Interrogación negativa Es útil para conocer los pensamientos de los demás, facilitando la comunicación cuando nos critican. Ayuda a suscitar críticas sinceras por parte de los demás. -¿Qué te molesta de mi forma de hablar? -¿Qué tiene de malo que haya ido al teatro? ¿Qué defecto hay en cómo visto?

4- Realizar preguntas Las preguntas nos sirven para ayudar al otro a darse cuenta de una reacción impulsiva. -¿Estás molesto por algo?

5- Desarmar la ira Ignorar el contenido del mensaje airado (insultos, críticas…) y concentrar la atención y conversación en el hecho de que la persona está enfadada. Por ejemplo, podemos cambiar el centro de la conversación del contenido a algún proceso observado en la otra persona, como una emoción o conducta que está mostrando.

6- Técnica del sándwich Una de las técnicas más efectivas para mejorar las habilidades sociales consiste en comenzar por un aspecto positivo, a continuación un aspecto que se podría mejorar, y finalmente acabar con unas palabras de ánimo y confianza. Sé que te estás esforzando en cambiar tu actitud frente a … Y se nota porque has mejorado.

Creo que podrías mejorar si (aspecto a mejorar). Seguro que lo conseguirás pronto.

7- Repetir lo que siente la otra persona Se repite lo que dice la otra persona, para darle el mensaje de que lo hemos entendido, pero sin mostrar acuerdo alguno en lo que se dice. -“Ya sé que para ti es muy importante que te preste el coche, pero…”

8- Mostrar afecto Dar afecto, es algo fundamental para mantener una relación sana. A veces hay que hacer algo más que solo expresarlo con palabras, como un abrazo, un beso, una caricia o incluso, una sonrisa. Los sentimientos también pueden mejorar las habilidades sociales.

9- Ofrecer cumplidos Al igual que a nosotros nos gusta recibir halagos, también hay que saberlos dar.

10- Mensajes del “yo”. Los mensajes del yo se utilizan para dar nuestra opinión o expresar nuestras creencias al otro, en vez de usar generalizaciones, ya que lo que para mí es de una determinada manera, no tiene que ser igual para el otro. “Yo pienso que ….”, “ Yo creo que …”, “ En mi opinión…”

11- Mantener conversaciones. Es mantener el equilibro entre escuchar y hablar, haciendo que nuestra participación sea agradable. Algunas conductas útiles son: mirar a la otra persona, respetar el turno de palabra, dar señales de que escuchas a la otra persona (asintiendo con la cabeza por ejemplo), hablar de algo relacionado con lo que la otra persona dice, o avisar si cambiamos de tema, etc.

En general, siempre podemos mejorar las habilidades sociales con algunos aspectos de nuestra manera de relacionarnos con los demás, sobre todo hay que tener ganas y ponerlo en práctica.

Gema Sánchez Cuevas

Psicóloga, docente, editora y redactora.Mi pasión es la psicología, mi motor la curiosidad y mi arma la escritura. Todos tenemos recursos para el cambio, ¿comenzamos a buscarlos?

Ver perfil »