Cómo mejorar el ánimo y energía a través del desayuno

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 5 mayo, 2018
Valeria Sabater · 5 mayo, 2018

La primera comida del día es la más importante para nuestro organismo y en especial para el cerebro. Es más, podemos incluso mejorar el ánimo y energía a través del desayuno. Solo hay que saber elegir bien los alimentos y esas opciones que por sus nutrientes favorezcan la liberación de serotonina y nos aporten además proteínas saludables para afrontar nuestra jornada.

El despertar es un momento clave para el ser humano, sin embargo no siempre somos conscientes de ello. Tanto, que la mayoría nos limitamos a levantarnos deprisa de la cama, a vestirnos y a comer cualquier cosa antes de salir de casa. Ahora bien, tras 6 u 8 horas de descanso nocturno, nuestro cuerpo necesita energía. El cerebro, por su parte, ansía una adecuada dosis de glucosa.

“El desayuno es la única comida del día que tiendo a ver con el mismo tipo de reverencia tradicional como la que la mayoría de la gente asocia con el almuerzo y la cena”

-Hunter S. Thompson-

Las personas disponemos de una inteligencia biológica que no siempre escuchamos. Nuestras obligaciones y los horarios que nos marca la sociedad van a menudo en contra de nuestros ritmos circadianos y necesidades orgánicas. Así, hay algo tan interesante como revelador que no deberíamos olvidar. Nuestro cuerpo, y en especial nuestro metabolismo, agradece los desayunos copiosos y ante todo variados.

Si limitamos esta primera comida del día a un café y unas galletas los efectos serán evidentes. Cansancio a media mañana, falta de atención, falta de motivación, mal humor… Aprendamos por tanto a comer bien para vivir mejor. Veamos cómo empezar el día del modo más saludable gracias al desayuno.

avena para mejorar el ánimo y energía a través del desayuno

Claves para mejorar el ánimo y energía a través del desayuno

Un buen desayuno nos ayudará a regular el apetito durante todo el día. Aún más, si deseamos perder peso no hay nada mejor que cuidar de esta primera comida de la mañana. En este sentido, algunos estudios señalan que el ayuno promueve la acumulación de grasa en el vientre e incluso ralentiza nuestro metabolismo. 

Puede que ya conociéramos esta idea. Sin embargo, no dejamos de desayunar lo primero que pillamos. Unos cereales, un zumo, un café, bollería industrial… Regalamos a nuestro cerebro un subidón de glucosa y salimos a trabajar con una energía que no tardará en disiparse.

Ahora bien, más allá de lo que podamos pensar, mejorar el ánimo y energía a través del desayuno es bastante sencillo. Es suficiente con contar con dos elementos clave: información y antelación. Si sabemos qué alimentos pueden ayudarnos, basta con tenerlos siempre en casa y listos para consumir. 

Huevos

Incluir huevos en el desayuno es todo un acierto. Podemos hacerlo entre tres y cuatro veces por semana. Aportan energía para toda la mañana, y lo mejor: no provocan picos de glucosa en la sangre. Asimismo, son ideales para niños y ancianos porque nutren a la masa muscular.

Por otro lado, hay una curiosidad excepcional en los huevos. Son fantásticos para mejorar nuestra memoria. Su secreto está en la colina, un nutriente que protege los nervios cerebrales y que favorece la comunicación entre las neuronas.

huevos y frambuesas para mejorar el ánimo y energía a través del desayuno

Yogur griego natural

Si queremos mejorar el ánimo y energía a través del desayuno, nada mejor que incluir un yogur griego natural. Más allá del clásico temor a los lácteos por su componente graso o por la intolerancia a la lactosa, cabe decir que el consumo de esta propuesta en concreto es muy acertada por varias razones.

  • El yogur griego nos aporta proteínas de fácil asimilación.
  • Son una fuente natural de probióticos.
  • Los huevos son ricos en vitamina B12, esencial para el funcionamiento cerebral.
  • Contiene yodo, muy necesario para el equilibrio de la tiroides.
  • Tienen L-triptófano, ideal para poder sintetizar la serotonina.

Avena

La avena es otra opción muy recomendable para mejorar el ánimo y darnos energía para todo el día. Este cereal es muy rico en vitamina B6 y B5, nutrientes esenciales para que podamos combatir el cansancio y lidiar mucho mejor ante el estrés y la ansiedad.

Té blanco

Estamos acostumbrados a incluir en nuestros desayunos café, té verde o incluso el clásico zumo de naranja. Vayamos un poco más allá. Probemos al menos durante 15 días el té blanco. Por curioso que nos resulte es más rico en antioxidantes que el té verde o el té negro. A su vez, su alto contenido de catequina protege a nuestro cerebro del daño oxidativo y de la inflamación.

Su sabor es delicado además de delicioso, nos mantiene alerta durante horas y además mejora nuestro ánimo.

taza de té blanco para ayudar a mejorar el ánimo y energía a través del desayuno

Chocolate

Nada más despertarnos el cerebro necesita una sola cosa: energía. Es el momento perfecto para darnos ese placer, es el instante ideal para consumir chocolate. Podemos consumir una onza de chocolate negro cada día sin que ello revierta en nuestro peso o en nuestra salud.

Basta con combinarlo en nuestro tazón de avena, con alguna pieza de fruta…

Frutos del bosque

Fresas, cerezas, frambuesas, arándanos, uvas, grosellas, moras… Todas estas frutas además de sabrosas son increíblemente saludables. Gracias a ellas podemos mejorar el ánimo y energía a través del desayuno, las podemos disfrutar y crear además recetas tan originales como divertidas para grandes y pequeños.

Para concluir, si deseamos mejorar el ánimo y la energía a través del desayuno, basta con concienciarnos de la importancia de comer de modo más saludable. Elijamos productos de consumo orgánico y regalémonos un poco más de tiempo por las mañanas. A veces, un buen desayuno puede cambiarlo todo…