¿Cómo trabajar la comunicación asertiva en la pareja?

Raquel Lemos Rodríguez · 19 octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 19 octubre, 2019
La comunicación es la base de toda relación y la asertividad es un elemento fundamental en ella. Ahora bien, ¿cómo se puede trabajar y qué papel juega en la relación de pareja?

Entre todos los estilos comunicativos que existen, la asertividad es uno de los más efectivos. Sin embargo, pocas personas son capaces de ponerla en práctica, sobre todo, en sus relaciones afectivas. Por esta razón, hoy descubriremos cómo trabajar la comunicación asertiva en la pareja antes, incluso, de que aparezcan los conflictos.

El artículo Asertividad: definiciones y dimensiones explica que esta habilidad social es una «conducta que expresa los sentimientos y pensamientos de un individuo de una manera honesta sin herir los de los demás». Como vemos, esto es fundamental en toda relación, por eso es importante trabajar la comunicación asertiva en la pareja.

Pareja agarrada de la mano

Formas de trabajar la comunicación asertiva en la pareja

La comunicación asertiva en la pareja puede practicarse todos los días con pequeñas acciones sencillas. Pero, para que realmente surtan efecto, y que en el momento en el que se experimente una discusión los miembros de la relación salgan reforzados en lugar de heridos, es conveniente incorporarlas a la rutina.

Expresar lo que pensamos y sentimos

Puede parecer una obviedad; sin embargo, en las relaciones de pareja, pocas veces se expresan los pensamientos o sentimientos que albergan. Por ejemplo, si nos molesta que la otra persona ponga la música muy alta, en lugar de decírselo, podemos preferir callarnos para evitar el conflicto.

Esto es contraproducente, ya que podemos terminar explotando. Además, estos momentos incómodos que podemos experimentar en nuestro día son una oportunidad para trabajar la comunicación asertiva en la pareja. Es mejor no callarnos y, con respeto, pedirle a la otra persona que baje la música.

Aprender a hablar por nosotros mismos

Por alguna razón, no solemos hablar en primera persona cuando discutimos con alguien. Así, culpamos con gran facilidad a nuestra pareja e, incluso, puede que lancemos frases como «porque mi amiga también ve las cosas como yo», por ejemplo.

Esto es un error, ya que no nos permite trabajar la comunicación asertiva en la pareja. Aprender a hablar en primera persona nos ayuda a responsabilizarnos de nuestras emociones y a verbalizarlas. Si no sabemos cómo hacerlo, podemos utilizar los «yo me siento…» o «lo he percibido…».

«Tenemos dos oídos y una boca para escuchar el doble de lo que hablamos».

-Epicteto-

Antes de atacar, mejor preguntar

¿Cuántas veces hemos atacado a nuestra pareja si esta nos ha dicho «es que eres muy desordenado» o «no me gusta que hagas esto así»? Nuestra reacción suele ser agresiva en lugar de asertiva. Si estuviésemos ya acostumbrados a ser asertivos en lugar de atacar, preguntaríamos.

Por ejemplo, si nuestra pareja nos dice que somos muy desordenados, podemos preguntarle cómo podemos mejorar esto o por qué lo piensa. De esta forma, iniciaremos un diálogo que nos llevará a una solución grata para todos. Porque, en ocasiones, parece que nuestra pareja es nuestro enemigo y no es así.

Pareja hablando

Pensar antes de hablar

Aunque existen muchas otras formas de trabajar la comunicación en la pareja, todas ellas, como bien mencionamos, deben practicarse cada día. Eso sí, existen algunos consejos que pueden sernos de gran ayuda en el momento en el que iniciemos una discusión para evitar caer en viejos patrones de conducta.

  • Pensar en el mensaje, pero también en las formas: sentirnos dolidos o, incluso, atacados puede hacer que le hagamos daño a nuestra pareja. Por esta razón, es mejor respirar, mantener la calma y pensar antes de hablar. No hay prisa. Piensa que las formas pueden invalidar tu mensaje y generar un verdadero conflicto.
  • Empaticemos con nuestra pareja: aprender a ponernos en el lugar de la otra persona, algo con mucho valor si realmente la conocemos bien.
  • No acumular las quejas: como bien mencionamos, es preferible expresar lo que nos molesta cuando lo sentimos… y no en una conversación en la que el debate sea otro.

«La comunicación efectiva comienza con la escucha».

-Robert Gately-

Aprovechemos todos los momentos de nuestro día para trabajar la comunicación asertiva en la pareja. Así, poco a poco, iremos construyendo una intimidad en la que crezca la confianza.

Recordemos que herirnos a través de la palabras no es constructivo, más bien, destructivo. Tal y como dice Satir, en el artículo El vínculo de pareja: una posibilidad afectiva de crecer, no nos olvidemos de expresarnos de una «forma directa, honesta y respetuosa».

  • Capafons, J. I., & Sosa, C. D. (2015). RELACIONES DE PAREJA Y HABILIDADES SOCIALES: EL RESPETO INTERPERSONAL. Behavioral Psychology/Psicología Conductual23(1).
  • Espinosa, J. A. H. (2006). Estudio de correlación entre satisfacción sexual y asertividad sexual. Archivos hispanoamericanos de sexología12(2), 199-217.
  • Rodriguez, J. J. C. (2013). Parejas viables que perduran en el tiempo. Diversitas: Perspectivas en psicología9(2), 257-270.