La conexión entre el sueño y la felicidad - La Mente es Maravillosa

La conexión entre el sueño y la felicidad

Eva Maria Rodríguez 18 noviembre, 2014 en Psicología 90 compartidos

Parece evidente, ¿Verdad? ¿No te levantas de mejor humor cuando has dormido bien? O al contrario, ¿no te parece que vas a tener el peor día de tu vida cuando te levantas después de una mala noche o pocas horas de descanso? Más allá de la evidencia, a muchas personas les falta todavía tomar medidas para ayudarse y dormir suficiente y dormir bien para, simplemente, tener un buen día. Concienciarse de ello es vital para vivir bien, vivir más y vivir mejor.

Y el que el sueño y la felicidad están íntimamente conectados. Dormir es una medicina imprescindible que no puede faltar en el tratamiento de diversas enfermedades, pero también para conseguir ser más productivos, mantener la concentración para conseguir nuestras metas o incluso controlar el apetito. ¿Sabías que dormir poco afecta a las hormonas que nos ayudan a mantener el apetito bajo control?

En este sentido, cabe destacar una cita del escritor norteamericano Robert A. Heinlein, que decía: “La felicidad consiste en dormir lo suficiente, solo eso, nada más”. Seguro que esta afirmación no te sorprende mucho, es más, que la compartes ¿verdad? Y es que el día que dormimos bien nos parece que podemos con todo, incluso con lo más duro y penoso.

El problema es que casi toda la gente no duerme lo suficiente, en parte porque se siente culpable. ¡Con todo lo que hay que hacer! Pero esto es muy serio. Dormir poco o dormir mal reduce la productividad, causa irritabilidad, jaquecas y dolores de cabeza, y todo esto crea desconcierto, estrés, más cansancio… y al final se convierte todo en un círculo vicioso del que es muy difícil salir.

No solemos ser conscientes, cuando entramos en este estado, que dormir nos ayudará a levantarnos más frescos, con más energía y con más alegría, con el cuerpo y la mente descansados.

El sueño es el medicamento perfecto para la felicidad. Hay un montón de razones que apoyan esto. En primer lugar hay que insistir en un punto clave: el sueño trae la felicidad en el hogar. Esto se debe a que si uno es feliz la mente se relaja, se obtiene una buena noche de sueño. Y se puede trabajar bien cuando la mente está relajada y se puede pensar con claridad.

Además, la mente tiene una gran influencia en nuestro cuerpo, por lo que es vital dar importancia al hecho de dormir. Un cuerpo sano se puede lograr con una mente sana.

La salud también mejora y las enfermedades frecuentes se reducirán drásticamente. Y las tensiones en el trabajo se llevan mejor cuando uno está descansado, entre otras cosas porque se reduce la irascibilidad que tenemos cuando no hemos dormido bien.

El sueño es, sin duda, un factor en la felicidad. Para favorecerlo es necesario tener unos buenos hábitos de sueño. Y quienes tengan problemas para dormir, más allá de las horas que le dediquen al sueño, deberían tomárselo muy en serio y acudir a un especialista para que les ayude a mejorar su calidad de sueño.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para tod@s los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar