Curiosidades del lenguaje

Una de las curiosidades del lenguaje es que la capacidad para articularlo surgió hace alrededor de unos 160.000 años. Como se ve, se trata de una novedad, si se toma en cuenta la edad del universo. Veamos más curiosidades.
Curiosidades del lenguaje
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 25 mayo, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 25 mayo, 2021

Última actualización: 25 mayo, 2021

Las curiosidades del lenguaje nos recuerdan que este es uno de los productos más complejos y acabados del ser humano. Si bien todas las especies se comunican, solo el ser humano ha dado lugar a un sistema amplio, estructurado y elevado de signos y símbolos.

No se podría catalogar como una de las curiosidades del lenguaje, pero sí es un dato que nos muestra de una forma muy evidente el grado de complejidad de la comunicación humana: solo los seres humanos cuentan con escritura. Más allá de las habilidades que esto implique, lo cierto es que es lo que ha permitido hacer un acopio histórico de la cultura.

Asimismo, la capacidad de articulación y vocalización del ser humano es mucho más evolucionada que la de cualquier animal. El aparato fonatorio es sumamente elaborado y por eso es posible dar lugar a un sinfín de fonemas, expresados en las más de 7000 lenguas que se hablan en el mundo. Las siguientes son otras curiosidades del lenguaje.

El lenguaje es la ciudad para cuya edificación cada ser humano ha aportado una piedra”.

-Ralph W. Emerson-

Amigos hablando sobre las curiosidades del lenguaje

Algunas curiosidades del lenguaje humano

Una de las curiosidades del lenguaje humano es que, si bien hay tantos miles de idiomas, cerca del 12 % de la humanidad habla en la misma lengua: el mandarín. Como se sabe, los chinos tienen una extensa población y eso es lo que genera ese alto porcentaje.

Y así como hay tantos idiomas vivos, también se debe decir que existen alrededor de 9200 lenguas muertas. Eso quiere decir que son más los idiomas que han muerto, que aquellos que se mantienen vivos. Lenguas como el dálmata, el manés, el egipcio clásico o el mismo latín no sobrevivieron al tiempo.

Lo más grave es que se estima que en la actualidad muere una lengua cada 14 días, por lo general, estas pertenecen a pequeñas comunidades. La Biblia es el libro más traducido a otros idiomas: 2.454 en total. Y hay que decir que los cajeros automáticos de El Vaticano sí tienen instrucciones en latín.

El fantástico mundo de los idiomas

Otra de las curiosidades del lenguaje tiene que ver más con el ser humano que con el lenguaje mismo: las personas hablan solas. No tiene que ver con trastornos mentales ni nada por el estilo. Desde muy temprano en la vida, los bebés elaboran monólogos. Estos suelen ser pequeñas historias que ellos inventan y se cuentan y son claves para su desarrollo mental.

Tan importante es el lenguaje que se ha descubierto que aprender una segunda lengua es uno de los caminos para proteger el cerebro del deterioro de las neuronas. De hecho, también se ha encontrado que las personas bilingües tienen mejor rendimiento cerebral y reducen o ralentizan la posibilidad de desarrollar una demencia.

Y hablando de aprender idiomas, se cree que el más fácil de todos los que existen es uno llamado “pirahán”. Este es hablado por una pequeña comunidad del Amazonas que tiene ese mismo nombre. Esta lengua solo tiene 10 fonemas, no cuenta con pasado gramatical y tampoco tiene números ni colores. Solo 150 personas la hablan.

Manos con dedos disfrazados hablando idiomas

Más curiosidades del lenguaje

Otra de las curiosidades del lenguaje tiene que ver con el castellano. Este se considera el idioma “más rápido” del mundo. ¿En qué radica la velocidad de una lengua? Esta se establece con base en la cantidad de sílabas que puedan pronunciarse por segundo. Esto hace del castellano la lengua más veloz de cuantas existen.

Muchos piensan que la ortografía es solo una lata y que no tiene ninguna utilidad. Sin embargo, no es lo mismo decir que fue quemado un “cirio”, a decir que fue quemado un “sirio”. Gabriel García Márquez también dijo alguna vez que comprendió la importancia de la ortografía cuando notó que no era lo mismo decir “revolver” que “revólver”. Todo tiene su razón de ser.

Aun así, la Real Academia de la Lengua cada vez se muestra más laxa en la admisión de vocablos que a primera vista parecen incorrectos. Por ejemplo, ha admitido palabras como “abundosa” por abundante; “interromper” por interrumpir; “soñolencia” por somnolencia; “rencontrar” por reencontrar… Es el uso habitual de esas palabras lo que las ha convertido en correctas.

Hay muchas otras curiosidades del lenguaje que pueden quedar por fuera. Desde luego que se trata de todo un universo en el que cada palabra, e incluso cada letra, tienen una historia que, por lo general, es bastante extensa e interesante.

Te podría interesar...
¿Sabes cómo nuestro cerebro produce el lenguaje?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Sabes cómo nuestro cerebro produce el lenguaje?

El lenguaje enriquecido y preciso es una capacidad única del ser humano. Descubre cómo nuestro cerebro lo produce en este artículo.



  • Pilleux, M. (2002). Principios y algunas curiosidades sobre las lenguas y el lenguaje. Estudios filológicos, (37), 274-276.