Deja salir al payaso que llevas dentro

Bárbara Lorenzana Pérez · 22 octubre, 2014

Dice un mito apache: "El creador hizo al hombre capaz de hablar, de correr, de ver, de oír, pero no se sintió satisfecho hasta darle una cualidad más: la risa. Y así el ser humano rió y rió, y entonces el creador dijo: "Ahora está preparado para la vida". 

La risa es un arma poderosa que tenemos a nuestro alcance. Es un remedio altamente eficaz contra la depresión y la tristeza, y una forma veloz de librarse del abatimiento. Sin embargo, a veces se suceden los días sin que nos hayamos reído una sola vez. ¿Sabías que los niños se ríen por lo menos 300 veces al día? Cuando nos hacemos adultos y la vida se complica, nos ponemos serios y se nos olvida reír. Sin embargo, todos tenemos un payaso interior que lucha por salir a la superficie.

No consiste solamente en reírnos cuando todo va bien, sino que la risa es un instrumento con el que podemos mejorar nuestra vida y nuestras relaciones personales. Muchas veces he oído como a las personas que se ríen mucho se les tacha de superficiales y alocados o se dice de ellos que es que no han sufrido en la vida. No hay nada más alejado de la realidad. Todos hemos sufrido, todo el mundo tiene problemas, la diferencia radica en cómo nos enfrentamos a ellos, en cómo les plantamos cara.

Ni siquiera hace falta reírse a carcajadas, solamente con cambiar la expresión de nuestra cara se generan cambios favorables en nuestras hormonas y neurotransmisores, además la sonrisa es un medio de comunicación instantáneo que nos conecta con los otros de una manera increíble. Mi madre siempre me decía: "Con una sonrisa se consigue todo en la vida", y no le faltaba nada de razón.

A veces nos cuesta encontrar un motivo para reírnos y no nos damos cuenta de que lo tenemos muy cerca: nosotros mismos. Nuestros errores son una fuente inagotable de carcajadas. Reírnos de nosotros nos ayuda a ser más tolerantes y comprensivos. Ríete de ti mismo y deja que los demás se rían de ti. Tolera y tolérate. Todos hacemos verdaderas tontadas al cabo del día, si al recordarlas, en vez de sentirnos humillados o avergonzados, las viésemos como si fuéramos los protagonistas de una película de humor. seríamos mucho más felices.

Sobre los beneficios de la risa se ha estudiado mucho. Científicos, filósofos, psicólogos y psiquiatras de todo el mundo han aportado infinitas razones por las que la risa es la mejor terapia. El psiquiatra William F. Fry, quien ha estudiado los efectos de la risa durante más de 25 años, asegura que tres minutos de risa intensa equivalen en salud a cerca de diez minutos de remar enérgicamente y un minuto de risa diario equivale a 45 minutos de relajación. Desde oriente también han llegado numerosas razones por las que deberíamos de reírnos más: la filosofía hindú nos dice que con una hora de risa al día se obtienen los mismos beneficios que con cuatro de Yoga.

Y, entonces, ¿por qué no nos reímos más?