El efecto Dunning-Kruger: la ignorancia es atrevida

¿Sabias que las personas con menos competencia en un área tienden a sobreestimar su habilidad de manera inconsciente? Si quieres saber más sobre este fenómeno, ¡sigue leyendo!
El efecto Dunning-Kruger: la ignorancia es atrevida
Cristina Roda Rivera

Escrito y verificado por la psicóloga Cristina Roda Rivera.

Última actualización: 26 agosto, 2022

El efecto Dunning-Kruger es un sesgo cognitivo que provoca que las personas menos competentes en un determinado campo sobreestimen sus habilidades y aquellos más competentes las subestimen. Sería algo así como que algunas personas ignorantes piensan que saben mucho y quienes verdaderamente lo saben se consideran ignorantes.

De este modo, quienes son víctimas de este sesgo, tienen una ilusión de superioridad al evaluar su competencia como superior a la media. Y además, también tienden a subestimar a los más competentes.

Este efecto fue demostrado en un estudio publicado en 1999 por Dunning y Justin Kruger, dos investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Cornell. Ahora bien, un dato curioso es que el efecto Dunning-Kruger parece propio tan solo de las sociedades occidentales. Al intentar replicarlo en Asia, los investigadores encontraron que ocurría exactamente lo contrario.

¿Qué dice la investigación sobre el efecto Dunning-Kruger?

La investigación de Dunning y Kruger en 1999 desarrolló un tema interesante para la psicológica: que la percepción de las personas sobre su propia habilidad a menudo no coindice con la realidad. Su investigación involucró cuatro estudios en los que se evaluaban las habilidades reales y percibidas de los participantes en humor, razonamiento lógico y gramática inglesa.

En el estudio de gramática, 84 estudiantes universitarios completaron una prueba de conocimiento sobre el inglés escrito estándar estadounidense y luego calificaron su propia capacidad gramatical y su desempeño en la prueba.

Aquellos que obtuvieron la puntuación más baja en la prueba sobreestimaron tanto su capacidad gramatical percibida como la puntuación de la prueba. Por el contrario, aquellos que obtuvieron la puntuación más alta subestimaron su capacidad y su puntuación en la prueba.

Corroborando estos hallazgos, en otro estudio, los investigadores le pidieron a los estudiantes y a otras personas que evaluaran su desempeño inmediatamente después de realizar varias pruebas. Los resultados mostraron, en promedio, que:

  • Las personas con bajo desempeño esperaban obtener un resultado del 60 por ciento, sin embargo, obtuvieron un puntaje del 38,4 por ciento.
  • Las personas con desempeño medio esperaban tener un 72,6 por ciento y obtuvieron un 61,7 por ciento.
  • Las personas en un nivel superior esperaban obtener una puntuación del 75,6 por ciento y obtuvieron una puntuación del 84,1 por ciento.

Por qué se produce el efecto Dunning-Kruger

Este efecto se debe a lo que se denomina “doble carga”. Las personas no solo son incompetentes; su incompetencia les quita la capacidad mental para darse cuenta de ello. Por lo general, los incompetentes tienden a:

  • Sobreestimar sus niveles de habilidad.
  • No reconocer la habilidad y experiencia genuinas de otras personas.
  • No reconocer sus propios errores y falta de habilidad.
Los mismos conocimientos que se requieren para ser bueno en algo son los que una persona necesita para reconocer que no es bueno en eso. Por lo tanto, si una persona carece de esas habilidades, no solo sigue siendo mala en esa tarea, sino que lo ignora.
Pennycook et al. (2017)

Según la teoría de Dunning-Kruger, la explicación de este fenómeno sería que las personas incompetentes no tienen precisamente las habilidades necesarias para distinguirse de aquellos que tienen más capacidades. Las personas que carecen del conocimiento o la sabiduría para desempeñarse bien a menudo lo desconocen. Otras explicaciones que se han dado son:

La falta de metacognición

Este efecto también está asociado con problemas en el uso de la metacognición. Las personas solo pueden evaluarse a sí mismas desde su propia perspectiva. Desde este punto de vista limitado, parecen altamente capacitados y superiores a los demás. Debido a esto, a les cuesta tener una visión más realista de sus habilidades (McIntosh et al., 2019).

La ausencia de conocimiento puede producir un exceso de confianza

La falta de conocimiento puede llevar a las personas a creer que saben todo lo que hay que saber. Una persona puede tener la más mínima conciencia sobre un tema, pero gracias al efecto Dunning-Kruger, cree que es un experto. Otros factores que pueden contribuir al efecto son:

  • El uso de heurísticas o atajos mentales que permiten a las personas tomar decisiones rápidamente.
  • Una tendencia a buscar patrones incluso donde no existen.

La incapacidad para reconocer la falta de habilidad

Los déficits en habilidades provocan un problema doble. Primero, estos déficits hacen que las personas se desempeñen mal en el dominio en el que son incompetentes. En segundo lugar, su conocimiento erróneo y deficiente no les permite reconocer sus falencias.

 

Hombre sabelotodo con chica

En otras palabras, la incompetencia que los lleva a tomar malas decisiones es la misma que los priva de la capacidad de reconocer dicha habilidad. Son incapaces de reconocerla tanto en sí mismos como en los demás. De hecho, existe toda una masa de gente mediocre, a nivel intelectual, que se ganan la vida haciéndonos creer que son autores de una genialidad especial y que están llenos de carisma. En general, suelen hacerlo debido a que nos resultan atractivos.

“Un intelectual es habitualmente alguien que no se distingue precisamente por su intelecto. Se atribuye a sí mismo ese calificativo para compensar la impotencia natural que intuye en sus capacidades. Es aquello tan viejo y tan cierto del dime de qué alardeas y te diré de qué careces. Es el pan de cada día. El incompetente siempre se presenta a sí mismo como experto, el cruel como piadoso, el pecador como santurrón, el usurero como benefactor, el mezquino como patriota, el arrogante como humilde, el vulgar como elegante y el bobalicón como intelectual”.

-Carlos Ruiz Zafón-

Los resultados de los estudios de Kruger y Dunning pueden tener varias interpretaciones. Sin embargo, a menudo el efecto provocado es el siguiente. De todas las personas que realizan una tarea concreta, las menos capacitadas creen que están muy preparadas para llevarla a cabo. Por el contrario, los mejores suelen confiar menos en sus habilidades.

La razón del éxito de los incompetentes

Encontramos la explicación del éxito de estas personas por una idea cautivadora conocida como falacia del mundo justo. Según esta, los resultados que obtenemos en la vida siempre son merecidos. Las personas que piensan así creen que cada cual está en un puesto determinado porque así lo merece por sus méritos. Por lo tanto, aunque no lo parezca, “algo debe de tener”.

Lo que vemos es que las personas incompetentes piensan que son mejores de lo que realmente son. Pero, por lo general, no se creen tan buenos como aquellos que, de hecho, son buenos. Es importante señalar que Dunning y Kruger nunca han afirmado que los incompetentes piensan que son mejores que los competentes. Simplemente, se creen que son realmente mejor de lo que son, y además lo proclaman.

Existe una gran discordancia entre la forma en que las personas incompetentes perciben su propio desempeño y cómo es en realidad. Esta discordancia es mucho menor para las personas altamente competentes, lo cual presenta un grave problema para ambos grupos.

Para los que realmente no son muy hábiles, el efecto Dunning-Kruger les impide mejorar. Hasta que no reconozcan sus errores, nunca podrán superarlos. Por el contrario, para los que ya son buenos, este sesgo les impide brillar al máximo. Y es que la confianza en uno mismo es fundamental para tener éxito.

Ejemplos del efecto Dunning-Kruger

Si, por ejemplo, no eres muy bueno en idiomas, puede ser difícil darte cuenta de ello. Esto ocurre porque las habilidades que necesitarías para poder distinguir a alguien que es bueno de uno que no lo es son precisamente las que te faltan. Si no puedes escuchar la diferencia entre dos fonemas distintos, ¿cómo sabrías quién es capaz de pronunciar como un nativo y quién no? Si comprendes pocas palabras de un idioma extranjero, ¿cómo evaluarías el tamaño de tu propio vocabulario en comparación con el de otros?

O quizás, has escuchado muchas veces a una persona hablar sobre un tema del que no sabe absolutamente nada. Por el contrario, los que realmente saben sobre algo tienden a quedarse callados. Esto se puede observar, incluso, en el ámbito de los medios de comunicación. En ellos, se le presta más atención a la gente que muestra confianza, aunque no tengan razón.

Hombre dudas

Efectos sobre el comportamiento y las decisiones

El efecto Dunning-Kruger puede afectar lo que las personas creen, las decisiones que toman y las acciones que emprenden.

En una investigación, Ehrlinger y Dunning hallaron que las mujeres se desempeñaron de la misma manera que los hombres en un examen de ciencias, pero ellas subestimaron su desempeño porque creían que tenían menos capacidad de razonamiento científico que los hombres. Asimismo, encontraron que estas mujeres tenían más probabilidades de negarse a participar en un concurso de ciencias debido a esta creencia.

Dunning y sus colegas también llevaron a cabo experimentos en los que les preguntaban a los encuestados si estaban familiarizados con varios términos relacionados con temas que incluyen política, biología, física y geografía. Junto con estos temas, intercalaron términos completamente inventados. Los investigadores descubrieron que aproximadamente el 90% de las personas afirmaban tener al menos algún conocimiento sobre los términos inventados.

Conclusión

Simplificada hasta el extremo, la teoría de Dunning-Kruger puede entenderse de la siguiente manera. Mientras que los ignorantes se creen buenos, los que realmente lo son se juzgan como incompetentes.

Sin duda, superar este efecto es fundamental para nuestra sociedad. Por eso, si en algún momento crees que estás en posesión de la verdad, no te calles. Es necesario que las personas sabias empiecen a confiar más en sí mismas.

Te podría interesar...
Las personas inteligentes suelen ser más inseguras
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Las personas inteligentes suelen ser más inseguras

Las personas inteligentes suelen ser inseguras mientras que las ingenuas o arrogantes actúan sin pensar en las consecuencias de sus actos.



  • Atir, S. (2018). Thinking about self and others in the context of knowledge and expertise. https://ecommons.cornell.edu/bitstream/handle/1813/59805/Atir_cornellgrad_0058F_11018.pdf?sequence=1
  • Cherry, K. (2022, 9 de agosto). What is the Dunning-Kruger effect? Verywellmind. https://www.verywellmind.com/an-overview-of-the-dunning-kruger-effect-4160740
  • Crespo, N. M. (2000). La Metacognición: Las diferentes vertientes de una Teoría. Revista signos33(48), 97-115.
  • Dunning, D. (2011). The Dunning–Kruger effect: On being ignorant of one's own ignorance. In Advances in experimental social psychology (Vol. 44, pp. 247-296). Academic Press.
  • Ehrlinger, J., & Dunning, D. (2003). How chronic self-views influence (and potentially mislead) estimates of performance. Journal of personality and social psychology84(1), 5.
  • Kruger, J., & Dunning, D. (1999). Unskilled and unaware of it: how difficulties in recognizing one's own incompetence lead to inflated self-assessments. Journal of personality and social psychology77(6), 1121.
  • McIntosh, R. D., Fowler, E. A., Lyu, T., & Della Sala, S. (2019). Wise up: Clarifying the role of metacognition in the Dunning-Kruger effect. Journal of Experimental Psychology: General148(11), 1882.
  • Pennycook, G., Ross, R. M., Koehler, D. J., & Fugelsang, J. A. (2017). Dunning–Kruger effects in reasoning: Theoretical implications of the failure to recognize incompetence. Psychonomic bulletin & review24(6), 1774-1784.
  • Vandergriendt, C. (2022, 11 de marzo). The Dunning-Kruger effect explained. https://www.healthline.com/health/dunning-kruger-effect#research

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.