¿En qué nos beneficia la soledad?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 29 noviembre, 2014
Stephaine García · 29 noviembre, 2014

Existe gente a la que le resultan incómodo esos momentos en los que están solos, porque no saben qué hacer consigo mismos, se impacientan porque sienten la necesidad de hacer algo o hablar con alguien y no aprovechan esos momentos de calma que son tan beneficiosos para nosotros.

En estos momentos de soledad nos enfrentamos a nosotros mismos, nos generan paz y armonía. La soledad se vuelve triste cuando nuestra vida está llena de malestares emocionales (rencores, resentimientos, etc.) por lo que disfrutar de estos momentos de soledad es tarea difícil. Quizá sea el momento de enfrentarse a lo que parece encogernos el corazón cuando nos dejan solos y no hay ruido a nuestro alrededor que nos acompañe o nos distriga. 

Los momentos en soledad son una gran oportunidad para restaurarnos y limar las asperezas que nos ha dejado el tiempo y que por falta de este no hemos podido atender., Podemos conectamos con nuestros pensamientos o sentimientos disfrutando de nuestro diálogo interior.

¿En que nos beneficia la soledad?

Nos da una perspectiva mejor de las cosas porque nos ponemos a pensar en todo los que pasa en  nuestra vida, podría ser considerado este tiempo como un tiempo de reflexión, de paz, de autoconocimiento y en donde estamos libres de la influencia del mundo exterior lo que hace que tomemos mejores decisiones, y hagamos lo que realmente queremos hacer tomando en cuenta los pro y contras.

Siempre es algo complicado para cualquiera disfrutar de un momento para nosotros mismos puesto que estamos rodeado de gente, mantenemos rutinas, tenemos actividades pendientes por realizar por lo que abrir ese espacio para nosotros mismos es difícil pero… no imposible, siempre se puede sacar tiempo.

Este tiempo a solas que tengamos nos ayuda a conectarnos con nosotros mismos y por ende nos conocemos mejor, nos conectamos con nuestras emociones, sentimientos y pensamientos que ni imaginábamos que teníamos. Nos descubrimos un poco cada vez que logramos tener esos momentos de soledad y que sabemos aprovechar.

Estos momentos si los aprovechamos al máximo nos alejan de todo lo malo que pueda estar pasando en nuestra vida, lo negatividad de la vida, nos lleva a vivir nuevas experiencias y nos sentimos diferentes al aprovechar de estos momentos de soledad o silencio como queramos llamarlos.

Aprovechemos esos bellos momentos

Si llegas a tener la fortuna de no saber qué hacer y simplemente quieres estar solo, aprovéchalo al máximo, te sentirás con más energía una vez que logres disfrutar de tu propia compañía sin estar pensando en que deberías estar haciendo algo más porque estar a solas contigo mismo ya es una actividad beneficiosa.

Date la oportunidad de averiguar qué es lo que realmente sientes y quieres, claro tampoco es que querer estar en tu propio mundo todo el tiempo, hay que saber establecer un equilibrio entre encontrar esos momentos de soledad y simplemente disfrutar de todo lo que te rodea, debes estar pendiente de esto.

Se abrirá un mundo nuevo para nosotros una vez que logremos tener y disfrutar de estos momentos, también podremos abrir un poco nuestra mente y tener nuevas y refrescantes ideas, así que disfruta de ti mismo al máximo cuando tengas la oportunidad.

Imagen cortesía de Behzad No