¿En qué nos beneficia la soledad?

19 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago Sobral
 

Hay gente a la que le incomoda la soledad. Porque no saben qué hacer consigo mismos, se impacientan por no tener a nadie con quién hablar y sienten la necesidad de hacer algo para distraerse. Estas personas están desaprovechando una gran oportunidad para conocerse a sí mismas, para reflexionar, para disfrutar de la calma, etc.

Estos momentos de soledad, en los que nos enfrentamos a nosotros mismos, nos pueden generar paz y armonía, siempre y cuando los utilicemos para restaurarnos y para conectar con los propios sentimientos y pensamientos. Sin embargo, cuando nuestra vida está llena de malestares emocionales (rencores, resentimientos, remordimientos, etc.), esto se vuelve una tarea muy difícil.

Quizá sea el momento de enfrentarse al diálogo interior que uno tiene, escuchándolo atentamente, sin las distracciones cotidianas.

“Es en el silencio cuando hacemos contacto con lo que verdaderamente somos.”

-Walter Riso- 

¿En qué nos beneficia la soledad?

La soledad nos da una perspectiva mejor de las cosas, porque nos ponemos a pensar en todo los que pasa en nuestra vida.

 

De hecho, estos momentos podrían ser considerado como un tiempo de reflexión, de paz, de autoconocimiento, donde estamos libres de la influencia del mundo exterior. Lo cual, nos permite tomar mejores decisiones y analizar adecuadamente las situaciones, teniendo en cuenta todos los pros y contras.

Desgraciadamente, hoy en día sacar tiempo para uno mismo, es cada vez más complicado. Pues la vida actual es muy ajetreada (mantenemos rutinas, cumplimos con las responsabilidades laborales, realizamos actividades lúdicas, tenemos compromisos sociales, etc.) y, constantemente, estamos rodeados por otras personas. Pero, debemos hacer el esfuerzo de encontrar, aunque sea unos minutos, para disfrutar de la soledad.

Este tiempo a solas nos ayuda a conectarnos con nosotros mismos, con una serie de emociones, sentimientos y pensamientos que, posiblemente, ni imaginábamos que teníamos. Esto nos lleva a conocernos mejor. De modo que, cada vez que logramos tener esos momentos de soledad, descubrimos un poco más de nuestro ser. 

 

“Escucha tu voz interior y comenzarás a escuchar la sabiduría de tu alma para que te guíe.”

-Leo Pavoni-

Asimismo, si los aprovechamos al máximo, podremos alejarnos y desconectar de todo lo negativo que pueda estar pasando en nuestra vida

Por todo ello, la próxima vez que te encuentras solo, en silencio, aprovecha este tiempo para hablar contigo mismo y favorecer un desarrollo mental positivo y saludable.

Aprovechemos esos maravillosos momentos de silencio

Como hemos visto hasta ahora, estar solo de vez en cuando puede resultar muy beneficioso. Así que, si hay alguna ocasión en la que te aburras y no sabes qué hacer, aprovecha para disfrutar de tu propia compañía. Lo cual, aunque al principio no lo parezca, es una actividad muy productiva y reconfortante.   

Date la oportunidad de averiguar qué es lo que realmente sientes y quieres. Si lo haces, se abrirá un mundo nuevo para ti. Permítete reestructurar tu mente y tener nuevas ideas.

Aunque, debes tener claro que, cuando hablamos de aprovechar la soledad, nos estamos refiriendo a momentos puntuales. Pues hay que saber establecer un equilibrio entre encontrar ese tiempo para estar solos y disfrutar de las relaciones sociales y del mundo que nos rodea.

 

“La persona que no está en paz consigo misma, será una persona en guerra con el mundo entero.”

-Mahatma Gandhi-