¿Qué tienen en común las parejas duraderas?

30 Octubre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
Para que el amor perdure no son necesarias imposibles y constantes demostraciones de amor, sólo un interés genuino en el otro.
 

Todos conocemos parejas duraderas, felices. Parejas que tras años de unión parecen disfrutar de unos lazos afectivos irrompibles. Sin embargo, no existe una receta universal para hacer que el amor perdure, no son necesarias románticas proezas de película ni grandes gestos.

No obstante, hay un ingrediente imprescindible: interesarnos por las necesidades de nuestra pareja, al igual que de las propias. John Gottman,  conocido en los Estados Unidos por ser capaz de “predecir” si una pareja se divorciará con tal solo escucharlos hablar por 5 minutos, ha dedicado toda su vida a investigar en qué se basa el éxito de algunos matrimonios. Este psicólogo ha logrado identificar 5 cualidades básicas de las parejas duraderas.

1. Admiración

MAnos agarradas simbolizando parejas duraderas
 

Entre las parejas entrevistadas, Gottman percibe que las más exitosas son aquellas que hablan el uno del otro con admiración. Al narrar sus historias, muchos de ellos aseveran que la primera impresión no fue tan favorable como la que se fue forjando con el tiempo, cuanto más se conocían.

2. Equipo

Durante las entrevistas que realizó, Gottman observó que aquellos matrimonios más felices se referían a ambos como un equipo. Contaban diversas historias en las que habían trabajado juntos y gracias a ello habían obtenido resultados agradables o divertidos. Asimismo cuando relataban logros obtenidos lo hacían en plural, utilizando “nosotros” en lugar de “yo”.

“Un matrimonio feliz es una larga conversación que parece siempre demasiado breve.”

-André Maurois-

3. Las parejas duraderas se conocen

En otro experimento, se les pidió a los participantes que describieran a su pareja y los gustos y aficiones de esta. Aquellos con una vida conyugal más exitosa eran capaces de ofrecer descripciones detalladas, en las que se percibía el interés que sus parejas suscitaban en ellos.

 

Las parejas duraderas hablaban de su compañero con pasión. Por el contrario, aquellos que no tenían grandes probabilidades de permanecer juntos eran parcos en palabras a la hora de referirse a los gustos del otro.

 

Pareja de ancianos

4. Aprendizaje

Los matrimonios mejor avenidos hablaban de sus dificultades en tono positivo. La mayoría narraba un infortunio como si fuera una película de aventuras y enfatizaban que éste había contribuido a unirles más o a fortalecer su relación. Tanto si se trató de un desacuerdo insignificante como de un suceso emocionalmente grave y doloroso como la muerte de un hijo, narraban cómo trabajaron juntos para salir adelante, alcanzando un resultado positivo.

5. Aceptación

Los entrevistados que gozaban de relaciones más exitosas tenían una última cosa en común: aceptaban lo que les hacía diferentes. Ambos eran conscientes de que había características de su pareja que no iban a cambiar, incluso reconocían tener puntos de vista distintos en algunos aspectos. Sin embargo, asumían esta situación.

 

Tenían interés genuino en trabajar en sus diferencias, pero eran capaces de hablar de ellas sin sentir rabia ni frustración. Incluso, percibían el hecho de ser diferentes como una ventaja que aportaba aún más interés a su vida juntos.

Pareja madura feliz

La clave de las parejas duraderas

En suma, para que una pareja se mantenga unida en el tiempo no son necesarias demostraciones imposibles y constantes de amor. Son aquellos que más interés mostraban por su compañero y por la relación quienes gozaban de vínculos más saludables y duraderos.

Si no se invierte en la pareja, lo natural es que la intimidad se vaya deteriorando y ambos miembros terminen desconectándose uno del otro. Ya sea por las obligaciones cotidianas, por cuestiones laborales o por estar enfocados en la crianza de los hijos, muchas parejas olvidan la importancia de conquistarse día a día.

 

Por lo tanto, si estás decidido a crear un vínculo duradero y una relación de pareja feliz, recuerda lo esencial. Tu pareja es tu compañero y ambos sois un equipo. Interésate por el mundo del otro, por su ser esencial y admíralo. Por último recuerda observar vuestras diferencias como algo enriquecedor y encuentra la manera de ver las adversidades como un modo de salir fortalecidos juntos.

“Hay algunas personas que son naturalmente buenas para las relaciones. Yo las llamo ‘maestros de las relaciones’. Tienen ese hábito mental por el cual buscan cosas para apreciar. Buscan cosas para poder decir “gracias”. En el otro extremo, los ‘desastres de las relaciones’ se focalizan en los errores de su pareja. Escudriñan para encontrar lo que el otro está haciendo mal.”

-John Gottman-

 
Gottman, J. M. (2015). Gottman couple therapy. Clinical handbook of couple therapy, 129-157. Serrano Martínez, G., & Carreño Fernández, M. (1993). La teoría de Sternberg sobre el amor. Análisis empírico.