5 claves para buscar trabajo

Francisco Pérez · 12 mayo, 2018

¿Has tenido que buscar trabajo alguna vez? En la actualidad, el trabajo es un bien preciado, una especie de seguro de subsistencia a falta de una cuesta abultada en el banco. Además, lo es porque la oferta de empleo es menor que la demanda, de manera que los candidatos a cualquier puesto suelen ser más que el número de plazas ofertadas.

Buscar trabajo también es beneficioso para nuestra salud. Desde hace tiempo existe el conocimiento de que hay una relación negativa entre el desempleo y la salud. Esta relación está sustentada en una numerosa bibliografía científica. A nivel psicológico, el trabajo constituye un campo muy valioso para realizarnos y también para relacionarnos.

Efectos del desempleo sobre la salud

Las últimas publicaciones sobre este tema señalan que el desempleo puede ser muy nocivo para nuestra salud (tanto física como mental). Algunos de los efectos nocivos de una busca crónica de empleo mientras la persona no trabaja son los siguientes:

Aumento de la mortalidad

Existen bastantes publicaciones que relacionan desempleo y aumento de mortalidad general. Así, se ha señalado que el riesgo de morir por cualquier causa se incrementa en un 63% en los desempleados de EEU.

Suicidio

La relación entre desempleo y aumento de la tasa de suicidios está bien establecida hace tiempo. El desempleo aparece como uno de los factores de riesgo de suicidio en un amplio estudio a nivel mundial. Un estudio reciente señala que el aumento del 3% de desempleo en Europa irá aparejado con un aumento del 4,45% de muertes por suicidio.

Peor percepción de nuestra salud

El análisis de los resultados de las encuestas sobre salud autopercibida también apunta a que el desempleo perjudica la percepción que tiene la persona sobre su salud. Un estudio que evalúa la salud autopercibida en las regiones italianas se encuentra que las regiones en las que la población dice contar con una salud peor coinciden con las regiones en las que hay un mayor desempleo.

Hombre triste por desempleo

Peor salud mental

Los problemas de salud mental son otra de las condiciones asociadas al desempleo. Así, entre los desempleados aumentaría la presencia de trastornos del estado de ánimo. Desgraciadamente, la que encabeza las listas en este sentido es la depresión.

Mayor consumo de alcohol

El desempleo es el factor precipitante de muchas adicciones, la chispa que prende la mecha. La persona busca evadirse de su propia situación, con la que no se siente bien, por lo que se vuelve más vulnerable a aquellos estímulos que le ofrecen descargas rápidas de adrenalina, como el juego, o que alteran la percepción de la realidad, como el alcohol.

Un estudio realizado en EEUU señala que el consumo de alcohol aumenta en los desempleados. En un estudio europeo se refiere que un 3% de aumento del paro incrementará las muertes por alcoholismo un 28%. Como vemos, estos son sólo unos pocos ejemplos representativos de los efectos nocivos del desempleo sobre nuestra salud. Por lo tanto, parece beneficioso para nuestra salud encontrar trabajo. Pero para encontrar trabajo, antes debemos buscar trabajo.

5 claves para buscar trabajo

Podemos imaginar la búsqueda de trabajo como la construcción de un edificio. ¿Por dónde vamos a empezar a construirlo? Parece obvio que debemos empezar por los cimientos. Si no construimos unos buenos cimientos o base, el edificio podría llegar a desmoronarse.

A la hora de buscar trabajo, la base radica en conocerse a uno mismo. Dar respuestas a preguntas como: “¿Qué podemos ofrecer?” “¿Por qué alguien querría contratarnos?”, saber quién es uno mismo a nivel laboral y cuál es su objetivo profesional. Tener respuestas claras hará que busquemos en el lugar adecuado y que podamos hacer propuestas claras e interesantes a las empresas, al mismo tiempo tendremos las claves para completar nuestra formación o para reciclarnos mientras buscamos.

Conócete a ti mismo

Para conocernos mejor a nivel laboral, podemos realizar un sencillo ejercicio. Este ejercicio nos ayudará a conocernos mejor y a saber en qué podemos mejorar.

El ejercicio consiste en anotar en una hoja de papel nuestras fortalezas y debilidades. Ejemplos de fortalezas serían “soy organizado”, “me gusta escuchar a los demás”, “me concentro con facilidad”, etc. Las mismas fortalezas se convierten en debilidades si no las poseemos.

Hombre escribiendo en una libreta fortalezas para buscar trabajo

Entrena tu actitud

El camino de buscar trabajo no es sencillo de recorrer. A veces puedes sentir que avanzas pero luego vuelves a retroceder. No darse por vencido es fundamental. La actitud positiva se adquiere poco a poco y en nuestro camino encontraremos altibajos.

Para ello es muy importante evitar pensamientos negativos, sonreír, valorar las pequeñas cosas… Además, también es importante que no te compares con los demás. Eres un ser único y maravilloso.

Ten perseverancia

Dicen que “el que la sigue, la consigue”. Esto es especialmente cierto a la hora de buscar trabajo. Y es que cualquier meta que queramos conseguir requiere de un esfuerzo. El esfuerzo requiere tenacidad, constancia, insistencia, tesón…

Si somos perseverantes, nos sentiremos mejor con nosotros mismos. Algo que ayuda a ser perseverante es recordar de vez en cuando los beneficios que obtendrás cuando encuentres trabajo.

Ten paciencia

El hecho de no ser paciente es perjudicial para nuestra salud mental. La impaciencia puede generarnos una gran frustración y podemos llegar a caer en una espiral de pesimismo.

Entrenar la paciencia tiene múltiples beneficios. Si somos pacientes a la hora de buscar trabajo, persistiremos en nuestro empeño y la meta estará cada vez más cerca.

Chica en una entrevista de trabajo

Planifica

Tan importante como la paciencia y la perseverancia es la planificación. Dicen que buscar trabajo es un trabajo en sí mismo… y todo trabajo requiere que lo planifiquemos.

De nada nos sirve poner en marcha muchas acciones inconexas, pues seguramente no nos llevarán a los resultados deseados. Tenemos que construir un método en torno a la búsqueda de trabajo, en el que el orden y la planificación jueguen a nuestro favor.

Y hasta aquí las cinco claves para buscar trabajo. Obviamente existen muchas más, pero si pones en práctica estas cinco estarás un poco más cerca de encontrar trabajo. En este sentido, es verdad que muchas veces lo que importa es estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, conocer a alguien en una empresa que está buscando trabajadores. De ahí que las relaciones sociales sean un punto importante en la búsqueda de empleo.

En este sentido, deja atrás la vergüenza y comparte con las personas que conozcas en el sector tu interés por encontrar trabajo. Muchas puestos se siguen cubriendo en la actualidad por esta vía, de manera que ni siquiera salen a concurso. Las empresas buscan personas competentes sí, pero también y muchas veces lo anteponen, buscan personas de las que se puedan fiar, recomendadas.

Finalmente, si te encuentras buscando empleo, ¡desearte toda la suerte del mundo!