Asertividad: aprende a decir no

Aprende a decir que no en tu vida

Paula Díaz 3, Diciembre 2014 en Psicología 10 compartidos
Asertividad

Son muchas las personas que llegan a entrar en un bucle constante que consiste en decir que sí a todo. En la era de la comunicación y tecnología, donde nos invaden continuas creencias, opiniones, el “qué dirán”...es importante relacionarse pero también mantenerse fiel a uno mismo y no dejar que los demás se aprovechen de nuestro miedo a decir que no, a ser asertivos.

Una amiga dentro del proceso de aprender a decir no es la Inteligencia Emocional Interpersonal, aquella que forma las habilidades que nos permiten una relación sana y plena con el entorno y con las personas que lo constituyen y completan. También decimos que es la capacidad de identificar y saber manejar las emociones y sentimientos de las personas que nos rodean, permitiéndonos responder de forma adecuada.

Con esta introducción llegamos a la asertividad o lo que es lo mismo, la forma de actuar y de comunicarse de forma eficaz. El estilo de comportamiento asertivo entiende así la expresión directa tanto de los sentimientos positivos y negativos, así como las necesidades y derechos personales. Nos permite emitir nuestras propias opiniones y enfrentarnos a las críticas de una forma adecuada y positiva.

Una creencia básica a tener en cuenta, relacionada con el aprendizaje del No comunicativo, es ser conscientes e interiorizar la creencia de que todos los seres humanos tenemos derecho a decir que NO en respuesta a peticiones poco razonables o simplemente peticiones razonables que no se quieren responder. De esta forma ponemos limites a los demás y logramos que valoren los momentos en los que accedemos a peticiones de forma verdadera e incondicional.

Así, nos encontramos con las siguientes herramientas básicas para saber decir no de forma asertiva:

– Cuando hablamos de la actitud, tenemos que asumir responsabilidad y los riesgos de la decisión desde una reflexión consciente de la petición. Mantener la sencillez en la forma de expresar el rechazo, sintiéndonos cómodos.
– En referencia a nuestro comportamiento, es muy útil el empleo del lenguaje no verbal manteniendo contacto visual de forma relajada, así como una postura y sonrisa sin tensiones. La voz lo mas neutra posible. En cuanto al uso del lenguaje verbal, siempre ser conscientes de que sea lo mas claro, preciso y directo que podamos.
– La excusa y las justificaciones no valen en este aprendizaje, así que las sustituiremos si es necesario por la expresión de razones. Así evitaremos que la persona que nos acompaña en este aprendizaje se sienta rechazada.

Por ultimo, unos sencillos pasos como resumen para aprender a decir que no como son empatizar, entender la situación y necesidad de la misma. Decir claro el objetivo y ofrecer alternativas.

Un consejo: animaros a todos los que decís a todo probar los opuesto para encontrar el equilibrio. El No se puede convertir en un genial compañero de vida 🙂

Paula Díaz

Coach personal | coaching de vida. Escritora especializada en Inteligencia Emocional | YouTuber | Docente | Conferenciante motivacional. Psicología emocional | Haz realidad tus sueños y la vida que te mereces ✨

Ver perfil »