Body positive: cómo potenciar la aceptación del cuerpo

La presión social y cultural puede llevarnos a rechazar nuestra imagen física y dañar nuestra autoestima. El body positive surge como un movimiento de aceptación corporal con importantes beneficios.
Body positive: cómo potenciar la aceptación del cuerpo
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz el 28 Abril, 2021.

Última actualización: 28 Abril, 2021

Existen ciertos cánones sociales y culturales que dictan qué tipo de cuerpos son bonitos, válidos y deseables y cuáles son inaceptables o dignos de censura. La industria de la moda y los medios de comunicación nos bombardean con mensajes que nos hacen percibir partes de nuestra anatomía como defectuosas, afectando a la relación que tenemos con nosotros mismos. Ante esta realidad, el body positive surge como un medio para potenciar la aceptación del cuerpo.

Este movimiento, que cuenta ya con varias décadas de trayectoria, ha cobrado auge en los últimos años, apelando a la necesidad de normalizar la diversidad de físicos. Sin embargo, existen varios mitos y múltiples detractores de esta propuesta; por lo mismo, es necesario clarificar algunas cuestiones y recalcar los beneficios que puede traer a nivel psicológico una mejora en la autopercepción.

¿Qué es y qué no es el body positive?

Si habías escuchado anteriormente este término, es posible que hayas encontrado algunas informaciones e interpretaciones erróneas. Por eso, queremos comenzar matizando en qué consiste y en qué no consiste esta corriente de cuerpos en positivo.

Mujer apoyada en la pared

Un movimiento exclusivo para personas con sobrepeso

Hay quienes asocian el body positive con el sobrepeso y la obesidad, dando por hecho que este es el único colectivo al que representa el concepto. La realidad es que la propuesta nos alienta a visibilizar, normalizar y aceptar todo tipo de cuerpos, físicos y complexiones.

Es cierto que quienes cuentan con un índice de masa corporal alto (IMC) suelen sufrir el estigma y el rechazo por parte de la sociedad, pero no son los únicos.

¿Quién no se ha mirado al espejo y ha detestado sus espinillas, sus estrías, sus piernas excesivamente delgadas o sus cejas demasiado pobladas? Desde la pubertad (o incluso antes), aprendemos a avergonzarnos de ciertas partes de nuestra anatomía, a esconderlas o disimularlas. Por tanto, el body positive es para todos, ya que no existe el ser humano perfecto.

Un modo de fomentar la falta de salud

Algunas personas alegan que el body positive fomenta la obesidad o la falta de autocuidado. Sin embargo, reconocer que existen personas imperfectas (todos lo somos) no promueve la falta de salud física sino que trata de proteger la salud mental.

Por supuesto que puedes cuidar tu alimentación o aplicarte un tratamiento para el acné, pero también has de recordar que tu cuerpo es igualmente válido incluso con esos supuestos defectos. El objetivo es que ninguna persona se machaque psicológicamente porque su apariencia no se corresponda con el ideal.

Una obligación para sentirse bien siempre

Es importante recalcar que el body positive no implica que la persona haya de sentirse feliz y satisfecha con su físico a cada segundo. Todos tenemos días en los que nos vemos mejor y momentos en los que nos desagrada nuestra imagen ante el espejo.

No obstante, aceptarnos en nuestra imperfección nos ayudará a prevenir diálogos internos dañinos y conductas perjudiciales.

Los beneficios psicológicos del body positive

Como ya habrás podido intuir, el body positive puede tener importantes repercusiones positivas a nivel psicológico. En primer lugar, ayuda a preservar la autoestima de las personas más vulnerables a la crítica.

Tanto de quienes (por su físico) se alejan más de los cánones establecidos, como de quienes (por su inseguridad) pueden verse muy dañadas por cierto tipo de comentarios.

Una autoestima baja no solo genera malestar psicológico, también puede derivar en problemas de ansiedad y depresión y limitar enormemente las relaciones sociales y el éxito profesional. Por ello, la aceptación del propio cuerpo genera un importante impacto positivo a nivel global en el individuo.

Además, este movimiento puede ayudar a prevenir la aparición de trastornos de la conducta alimentaria. Y es que estos surgen, en gran medida, por la presión social y la necesidad de adecuarse a una perfección inalcanzable.

Aprender a valorar, respetar y aceptar el propio cuerpo nos permite transformarlo desde el amor, y no desde el odio o el rechazo.

Amigas sonriendo

Aplicar el body positive con uno mismo y con los demás

Aplicar el body positive implica dejar de criticarnos, de escondernos y de avergonzarnos de quienes somos. Pero también significa ofrecer a los demás este mismo derecho.

Así, es importante que dejemos de juzgar los cuerpos ajenos, dejemos de criticar el estilo de vestir que escogen las otras personas y nos dirijamos unos a otros con respeto y empatía.

Nadie está en posición de decidir si el aspecto de otra persona es aceptable, todos los cuerpos son válidos en su natural imperfección.

Te podría interesar...
Claves psicológicas para mejorar la relación con tu cuerpo
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Claves psicológicas para mejorar la relación con tu cuerpo

¿Crees que necesitas mejorar la relación con tu cuerpo? Te ayudamos a averiguarlo y te proponemos algunas pautas para conseguirlo.