¿Conoces tus debilidades?

23 mayo, 2014
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz
¿Crees que tienes una percepción fiable de ti mismo?. Conocer nuestras debilidades (y no solo nuestras fortalezas) nos impulsa a desarrollarnos como seres humanos.

¿Hasta qué punto crees que estás en contacto contigo mismo?. ¿Crees que la opinión que tienes de tu persona es fiable o está sesgada?. Todos aseguramos conocernos bien, sin embargo, cuando nos instan a describirnos en cinco palabras normalmente encontramos dificultades. Especialmente si nos piden enunciar nuestras debilidades.

Es sencillo conocer nuestros puntos fuertes, los empleamos a diario en nuestro trabajo y nuestra vida social. Además, las personas de nuestro entorno son más propensas a comentarnos nuestras fortalezas que los aspectos en los que necesitamos trabajar. Pero conocer nuestras debilidades es importante y necesario para nuestra vida.

Mujer de espaldas

¿Qué son las debilidades?

No es sencillo ofrecer una definición unívoca de debilidad. Estas podrían definirse como un hábito de pensamiento o de conducta que perjudica a la persona o a quienes están a su alrededor. Dentro de este extenso concepto se recogen aquellas características personales que nos impiden ser eficientes y desenvolvernos bien en un ambiente.

Las debilidades pueden referirse tanto a exceso como a carencia de una cualidad: soberbia y baja autoestima, impulsividad o hiperreflexión. Además pueden dar cuenta de nuestra forma de pensar, de sentir o de actuar. Esto significa que existen debilidades internas que solo nosotros sabemos y tratamos de ocultar. Así como también hay puntos débiles de los que no somos conscientes sin el feedback de otras personas.

Por otro lado es importante entender que las debilidades no son buenas o malas en términos absolutos. Dependen del grado en que estén presentes y, sobre todo, del contexto. El humor puede ser una cualidad cuando se emplea, con moderación, en un contexto social distendido. En cambio, si es excesivo podría resultar pesado, y sería totalmente inapropiado en una situación dramática.

Pero, ¿por qué es tan importante acercarnos a nuestras flaquezas, conocerlas y reconciliarnos con ellas?. A continuación te presentamos los puntos clave que te animaran a realizar tu propio proceso de introspección.

¿Por qué necesitamos conocer nuestras debilidades?

Mano abierta ofreciendo ayuda

Autoestima

La autoestima es el conjunto de percepciones, juicios y sentimientos que tenemos hacia nosotros mismos. Es, en definitiva, el grado de satisfacción que cada uno presenta respecto a su propia persona. Pero, para que esta estima sea real, es necesario integrar tanto nuestras partes buenas como malas.

Una autoestima basada únicamente en nuestras fortalezas, que se niega a mirar los aspectos más oscuros, resultaría vacía e irreal. Nos estaría hablando, en realidad, de una falta de amor propio, de aceptación. Amarnos significa respetar cada parte de nuestra individualidad, sin girar la vista a aquello que nos desagrada. Más bien, abrazándolo para poder trascenderlo.

Poder y responsabilidad

No somos conscientes de lo importante que es tener poder sobre nosotros mismos. Hacerlo significa no depender de opiniones ajenas, no buscar el afecto y la aprobación en los demás. Significa tener control sobre nuestras decisiones y actos, y confiar en nuestro propio criterio.

El poder personal es algo que todos deberíamos trabajar a diario porque nos inmuniza ante las críticas y las dudas. Nos hace fuertes y nos impulsa a ir hacia nuestras metas. Pero este poder personal surge de un profundo conocimiento interno.

El camino hacia el empoderamiento no consiste en halagarnos de forma constante, precisa de que nos sumerjamos a las profundidades de nuestro ser y miremos de frente la oscuridad. Paradójicamente, solo siendo conscientes de nuestras debilidades, podemos encontrar la valentía y la fuerza.

Es responsabilidad de cada uno de nosotros volver hacia dentro y vernos sin filtros. Aceptar la realidad de lo que somos y tratar de mejorar aquello que no nos satisfaga. Una vez que has integrado cada parte de ti, te vuelves un ser más consciente y más feliz. Cuando iluminas las sombras, estas dejan de acecharte.

Desarrollo personal

Las personas sentimos el deseo de mejorarnos y avanzar en nuestro camino de vida. Suprimir viejos comportamientos y desarrollar nuevas destrezas es algo que a todos nos ocupa. Cuando nos mejoramos personalmente nuestra satisfacción individual se eleva. Así como también lo hace la calidad de nuestras relaciones.

Sin embargo, el primer paso para mejorar es identificar las áreas en las que deseamos hacerlo. Si no nos paramos a examinar nuestras flaquezas, no podremos trazar un plan para cambiarlas. Comienza a observar tus debilidades como los mejores maestros para tu propio crecimiento.

Haeussler, I., & Milicic, N. (1995). Confiar en uno mismo: Programa de desarrollo de la autoestima. Editorial Catalonia. Jung, C. G., Campbell, J., Wilber, K., von Franz, M. L., Bly, R., Dossey, L., ... & Nichols, S. (1991). Encuentro con la sombra. El poder del lado oculto de la naturaleza humana. Barcelona: Kairos.