Personas nutritivas: el alimento de las relaciones sanas

15 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez
Las personas nutritivas generan ambientes cargados de positividad que favorecen una mayor sensación de bienestar.

Hay personas con encanto que llenan nuestros corazones de magia. Son quienes se encargan de complicarnos menos la vida y piensan en pro de nuestro bienestar. Se trata de personas nutritivas, las cuales enriquecen nuestro camino.

Cada persona es única y, desde su autenticidad, es capaz de generar en nosotros emociones, pensamientos y conductas. Por eso, si se trata de personas que nos hacen la vida más fácil y que llenan de armonía los espacios que compartimos con ellas, contaremos con mayor bienestar en nuestras vidas.

A través de este artículo nos sumergiremos en el mundo de las personas nutritivas. Mostraremos cuáles son sus características, cómo atraer a personas de este tipo y cuáles son los beneficios de cultivar relaciones con ellas.

«Las personas nutritivas favorecen relaciones sanas. Nos alimentan a través de su empatía, tolerancia, altruismo y cariño. Cuidan de nosotros y cuidan de ellos. Son seres que tejen armonía por donde van brindado lo mejor de sí mismos».

Personas nutritivas ¿cómo son?

Personas nutritivas son quienes nos alegran el momento solo con su presencia. Observemos cuáles son sus características:

  • Son personas que tienen un conocimiento profundo de sí mismas. Esto les conduce a gestionar de forma adecuada sus emociones, por lo que son más hábiles a la hora de afrontar distintas situaciones.
  • Empáticas. Son personas que se ponen en nuestra piel, siendo capaces de acercarse a lo que pensamos y sentimos.
  • Tolerantes. Son personas que están abiertas a diferentes perspectivas y, aunque no las compartan, saben respetarlas.
  • Sinceras. Son capaces de decirte lo que sienten y piensan porque se guían por el principio de la honestidad.
  • Altruistas. Procuran el bien ajeno de manera desinteresada.
  • Auténticas. Se trata de personas que se muestran tal y como son.

Amigos abrazándose

Las personas nutritivas se encargan de ponerse en su lugar. Saben lo que les conviene y, aunque les cueste, dicen «no» cuando ven que algo no es beneficioso. Por ello, son más asertivas en sus relaciones. Ahora bien, no quiere decir que sean personas perfectas, pueden equivocarse como cualquiera de nosotros. La diferencia radica en cómo afrontan los problemas y en cómo le dan solución buscando su bienestar y sin pasar por encima del otro.

¿Cómo atraer personas nutritivas?

Como se ha comentado, las personas nutritivas nos hacen sentir mejor. Por ello, es importante conocer qué claves hay para atraer personas saludables a nuestras vidas:

  • Poner límites. Si sabemos hasta dónde pueden llegar con nosotros y no dejamos que se sobrepasen, estaremos más cerca de personas nutritivas, pues las tóxicas se alejarán. En cambio, las nutritivas comprenderán la situación y entenderán nuestro punto de vista.
  • Decirle adiós a la dependencia. Las relaciones en las que necesitamos del otro para poder estar bien resultan ser tóxicas. Es mejor pensar en nosotros y saber que podemos estar al lado de alguien y quererle sin que sea imprescindible para tener una sensación de bienestar.
  • ¿Con quién nos comportamos de forma tóxica y con quién de forma nutritiva? A veces la toxicidad no emana de los demás, sino de nosotros. Para cambiarlo, debemos comenzar por conocernos e ir trabajando los conflictos personales con el objeto de ofrecer y establecer relaciones sanas.
  • Pensar en cómo nos sentimos. Si nos ponemos a pensar en cómo son nuestras relaciones, podremos darnos cuenta de qué sentimientos, ideas y comportamientos nos generan. ¿Es la otra persona o somos nosotros? Identificarlo es clave, si no estamos a gusto es una buena señal para saber si se trata de una relación tóxica.

Entonces, hay varios caminos para acercarnos a personas que se alzan como fuente de alimento de relaciones sanas. Lo importante es estar al tanto de nosotros y de la otra persona, cambiar lo que consideremos necesario por nuestra parte y, si vemos que persiste el sufrimiento, podemos optar por alejarnos de esa relación que nos hace tanto daño.

Amigos de espaldas abrazados

Beneficios de forjar relaciones con personas nutritivas

Las personas nutritivas nos llenan de vida. Se trata de personas que nos aportan grandes beneficios como:

  • Relaciones maduras.
  • Mayor calidad de vida.
  • Mayor tranquilidad.
  • Sensación de armonía.
  • Visión más positiva del mundo y los problemas.
  • Mayor libertad.
  • Relaciones más auténticas.

Ahora bien, según el estudio de Neva Millic y Ana María Arón, profesoras de psicología de la Universidad Católica de Chile, las personas nutritivas favorecen un ambiente propicio para el aprendizaje y las relaciones interpersonales sanas. Se trata de que estas personas alimentan climas en los que la convivencia social es más factible, ayudando a que aflore la mejor versión de las personas que se sitúan en ese contexto.

Entonces, si nos detenemos a analizar diversos contextos encontramos que las personas tóxicas favorecen ambientes negativos, lo cual ocurre a nivel laboral, familiar y de pareja. Por ello, es mejor rodearnos de personas nutritivas, ya que así contaremos con un ambiente donde haya mayor armonía.

  • Milicic, N. & Arón, A.M (2017). Climas sociales tóxicos y climas sociales nutritivos para el desarrollo personal en el contexto escolar. Universidad Católica de Chile.