El poder de las afirmaciones positivas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 10 junio, 2018
Eva Maria Rodríguez · 10 junio, 2018

El pensamiento positivo, bien gestionado, nos hace más resistentes a algunos trastornos del estado de ánimo. La depresión tiene muchas causas. Sin embargo, los pensamientos de baja autoestima, de no ser dignos o de no ser lo suficientemente buenos, juegan un papel importante en los procesos depresivos. Con las afirmaciones positivas, puedes cambiar tu proceso de pensamiento y hacer que este juegue a tu favor, y no en contra.

Una afirmación, por norma, es una declaración confiada de una verdad percibida. Lo cierto es que la repetición de este tipo de verdades, en forma de afirmaciones positivas, ha ayudado a miles de personas a realizar cambios significativos en sus vidas. Sin embargo, los efectos no son para todos los mismos. Así, ¿por qué una persona puede beneficiarse de un diálogo interno plagado de afirmaciones positivas mientras que otra no obtiene ningún resultado al poner en marcha esta misma estrategia?

Pues bien, una afirmación puede funcionar porque tiene la capacidad de motivar, ilusionar e incluso de programar a nuestra mente para que trabaje en base a una idea determinada. Da igual que detrás de la idea exista realidad no, lo importante es que la persona le confiera la naturaleza de realidad: la mente no conoce la diferencia entre lo que es real o la fantasía. Eso es lo que ocurre cuando ves una película y empiezas a reír o llorar: la mente se identifica con los personajes de la pantalla y reacciona.

“Una afirmación es realmente todo lo que dices o piensas. Mucho de lo que normalmente decimos y pensamos es bastante negativo y no crea buenas experiencias para nosotros. Tenemos que reeducar nuestro pensamiento y hablar en patrones positivos si queremos cambiar nuestras vidas”.

-Louise Hay-

Cara sonriente sobre una madera

5 pasos para hacer afirmaciones positivas más efectivas y poderosas

Si una creencia negativa está profundamente arraigada en nuestra mente inconsciente tiene la capacidad de anular una afirmación positiva, muchas en realidad. Incluso aunque no seamos conscientes de ello. Esta es la razón por la cual para muchas personas las afirmaciones no parecen funcionar, ya que sus patrones de pensamiento negativo son tan fuertes que chocan incluso con aquello positivo que les sucede: lo anulan en el bagaje emocional.

La buena noticia es que podemos conseguir que las afirmaciones positivas funcionen y que triunfen sobre el pensamiento negativo. Para ello, el psicoterapeuta Ronald Alexander propone los siguientes pasos:

  • Haz una lista de lo que siempre has pensado que son tus cualidades negativas. Incluye cualquier crítica que otros hayan hecho de ti y que hayas retenido. No juzgues si esto es o no es cierto. Todos tenemos defectos, y eso es lo que nos hace humanos. Simplemente toma nota de todo lo que se te ocurra y buscan tema en común, “soy indigno” o lo que te parezca a ti.  Cuando escribas la creencia recurrente, fíjate si te estás agarrando a ella en cualquier parte de tu cuerpo. Por ejemplo, ¿sientes opresión o temor en tu corazón o estómago?
  • Escribe una afirmación sobre el aspecto positivo de tu auto-juicio. Puedes incluso utilizar sinónimos para encontrar palabras más poderosas para reforzar esta declaración. Por ejemplo, en lugar de decir: “Soy digno”, podrías decir: “Soy notable y apreciado”. Después de haber escrito tu afirmación, pide a alguien de confianza que la lea para ver si tienen alguna sugerencia para hacerlo más fuerte.
  • Recita la afirmación positiva en voz alta durante unos cinco minutos, tres veces al día, por la mañana, a mediodía y por la noche. Un momento ideal para hacer esto es cuando te estás arreglándote frente al espejo, así puedes mirarte mientras repites la afirmación positiva. Otra opción que ayuda a reforzar la nueva creencia es escribir la afirmación varias veces en un cuaderno. Observa si lo que escribes cambia tu estilo de escritura con el tiempo. Esto podría ser una pista de cómo tu mente percibe el nuevo concepto.
  • Ancla la afirmación positiva a tu cuerpo mientras lo repites colocando tu mano en el área que sentiste molesta cuando escribiste la creencia negativa en el paso uno. También “respira” en la afirmación mientras la dices o la escribes. Al re-programar tu mente, quieres darle realidad a la afirmación.
  • Haz que alguien de confianza repita tu afirmación.  Si no encuentras a alguien con quien te sientas cómodo, utiliza tu reflejo en el espejo para hacer la función de persona que refuerce el mensaje saludable.

Mujer positiva que practica la amabilidad

Identifica tus afirmaciones negativas con la meditación

Las afirmaciones pueden ser una herramienta poderosa para ayudarte a cambiar tu estado de ánimo y ser el punto de apoyo sobre el que giren los cambios que quieras hacer. Además, ten en cuenta que funcionan mejor si primero, en caso de existir, se identifica la creencia insana que se opone.

La meditación de atención plena es un método muy efectivo para ayudarte a descubrir los patrones de pensamiento inconsciente. Además, te permite categorizarlos, identificando lo que es saludable y lo que no te beneficia. Con la práctica de la atención plena no buscamos un cambio de manera directa. Lo que pretendemos es encontrar el poder y la capacidad para, primero, aceptar lo que somos, para luego cambiar y encaminarnos hacia lo que es posible.