Cuatro factores que identifican a un mal jefe

15 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña Herrera
¿Qué factores identifican a un mal jefe? ¿Estás siendo explotado en tu trabajo?
 

¿Te gustaría conocer qué factores definen a un mal jefe? Empecemos comentando lo siguiente: Todo empleado tiene siempre que lidiar con muchas cosas en su puesto de trabajo. Por ejemplo, reuniones, discusiones, cumplir horarios, tareas, acatar órdenes… Siempre existen todo tipo de factores que exigen todo lo mejor de nosotros.

Sin embargo, cuando a las personas se les pregunta qué es lo que más les disgusta de su trabajo, la mayoría de ellos responden que sus jefes. ¿La razón? Suele ser, básicamente, por cuestiones de empatía, ya que muchos jefes solo quieren ver el beneficio en su negocio sin atender a los factores humanos.

Cuatro factores que identifican a un mal jefe

Aunque seguramente hayan más factores que definen a un jefe como mal jefe, te exponemos algunos de los más principales. Aquellos que sacan de quicio a sus empleados.

Nulas habilidades sociales

Algunos jefes tratan a sus empleados como a “seres inferiores”. O, lo que es lo mismo, se creen superiores a sus empleados. También, les dan órdenes como si fuesen robots… “Haz esto” “Esto se hace así” “No me gusta que llegues un minuto tarde”. ¿Qué ocurre con todo esto? Existe una importancia distancia emocional entre el empleado y su jefe, así como un vínculo débil e ineficiente. Algo que se antoja importante a la hora de tomar decisiones o implicarse en el trabajo.

No cumplen lo que prometen

Algunos jefes pueden presumir de virtudes que no tienen, o prometer cosas imposibles. Por ejemplo, prometer un incentivo que, en realidad, no puede ofrecer. O, también, pagarles cuando la empresa carece de liquidez, etc. Evidentemente, se pierde completamente el respeto por una persona incapaz de cumplir su palabra o decir la verdad. Sin duda, esto influirá muy negativamente en nuestra satisfacción laboral.

 

Son incapaces de crear un grupo de trabajo

¿Os acordáis cuando en un par de artículos anteriores os contábamos lo importante que era tener un grupo fuerte y cohesionado? Pues esto es una de las funciones principales del trabajo que algunos jefes son incapaces de cumplir. Y es que, estos tienen siempre que asignar roles en un grupo, fomentar la confianza entre los distintos integrantes, y liderarlos para la consecución de un objetivo.

No promocionan ni ascienden a sus empleados

Algunos jefes, concretamente el mal jefe, se sentirá amenazado si delega o promociona a sus empleados. Para estas personas todo acto de ascenso o delegación implica una merma en su poder, o en su capacidad para tomar decisiones. Además, pueden sentirse amenazados por si algún empleado puede hacerle sombra. La reacción habitual en estos casos, es que traten de acaparar el poder.

En definitiva, como habéis podido comprobar, el mal jefe suele ser una persona insegura, egoísta, narcisista y carente de empatía que no vela por el bien de sus empleados, que son el alma de la empresa.