Daenerys, ser mujer líder en un mundo de hombres

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 25 agosto, 2018
Camila Thomas · 25 agosto, 2018

Daenerys es una mujer fuerte y madura que puede constituir en su comportamiento como personaje un buen punto de referencia para la reflexión. Después de siete temporadas, uno de los personajes más icónicos de Juego de Tronos es Daenerys Targaryen. La joven mujer de cabellos blancos ha logrado establecerse como líder después de muchos obstáculos y dificultades.

Llevada a la pantalla por la talentosa Emilia Clarke, la Madre de Dragones es un ejemplo a seguir por su fiereza y determinación. En un mundo donde las mujeres siguen luchando por la igualdad, Daenerys sabe exactamente lo que ella merece.

Definitivamente, Daenerys no es un excelente ejemplo de comportamiento. Si somos sinceros, ningún personaje de Juego de Tronos lo es. Pero Daenerys, pese a su distancia con la perfección, no carece de virtudes: con un objetivo claro, ha decidido corregir los errores de sus antepasados.

Basada en los libros escritos por George R. R. Martin, Juego de Tronos narra historias de batallas épicas y luchas de poder. En este panorama, diferentes reyes y reinas, caballeros, renegados, bastardos y asesinos buscan vencer. Así, Daenerys también intenta conseguir el dominio de los Siete Reinos. Sin embargo, su viaje implica también mucho crecimiento personal.

“Soy una Khaleesi de los Dothraki! La próxima vez que alces una mano contra mi será la última vez que tengas manos”.

-Daenerys Targaryen-

Daenerys Targaryen, Madre de Dragones, Rompedora de Cadenas

Juego de Tronos ha conseguido un enorme éxito a nivel mundial. Incluso aquellas personas a las que nos les gusta la serie, conocen su nombre y han oído hablar de ella. Juego de Tronos es brutal, impredecible y muy hermosa en su cinematografía.

Daenerys Targaryen comienza la serie como una pequeña princesa en el exilio. Dominada por su hermano, un hombre enloquecido y abusivo, Daenerys es vendida a cambio de un ejército. Casada con Khal Drogo, la Madre de Dragones es tratada como una esclava. Sin embargo, pronto logra ganar el respeto de su esposo.

Desafortunadamente, su vida como esposa y madre pronto llegan a su fin. Cuando Daenerys los pierde a ambos, consigue a cambio sus tres dragones. Surgiendo de las llamas como la dragona que es, Daenerys se convierte en una figura casi mesiánica. Poco a poco, Daenerys ha conseguido un ejército fiel, dispuesto a seguirla en su batalla para conquistar los Siete Reinos.

Daenerys

¿Qué nos enseña Khaleesi?

Liderar en una sociedad dominada por los hombres es difícil. Los desafíos a los que se enfrenta una mujer en un cargo de poder son variados. Sin embargo, Daenerys es un buen ejemplo de cómo gestionar este poder.

1. Dejar ir es ganar a largo plazo

Daenerys a lo largo de la serie conoce al sufrimiento de cerca, de eso no hay ninguna duda. Es usada, herida, traicionada y abandonada por muchas personas. Y aun así, la Madre de Dragones sigue sosteniendo la mirada a la vida. Mientras más fuerte se volvía, Daenerys aprendió que una de las maneras de triunfar es dejar ir. Y dejar ir implica soltar aquellas cosas negativas para poder ganar.

Por ejemplo, Daenerys decidió liberar a los esclavos de la Bahía. Ella podría haber continuado su esclavitud y enviarlos a luchar en su nombre en la batalla para conquistar los Siete Reinos. Sin embargo, ella prefirió liberarlos. ¿Por qué hacer esto? Al dejarlos ir, Khaleesi se aseguraba que aquellos que se quedaban realmente eran las personas que le eran fieles.

2. Acepta el miedo, pero no dejes que asuma el control

Al tiempo que la ambición de Khaleesi aumenta, los desafíos que enfrenta también aumentan en dificultad. Sin embargo, esto no la detuvo. Aunque muriesen personas significativas y perdiera algunas batallas, ella siguió hacia adelante.

Durante muchas escenas, pudimos ver en el rostro de Daenerys lleno de desesperación y confusión por los dilemas que se dibujaban en su horizonte. Sin embargo, ella jamás se dio por vencida. Incluso mientras sentía miedo, ella mantuvo su propósito. El miedo es un sentimiento normal y natural; además, si nos relacionamos de manera inteligente con él, podremos beneficiarnos de su existencia.

3. Puedes ser fabulosa y fuerte al mismo tiempo

La mayor parte del tiempo, la sociedad tiene expectativas muy altas en referencia a las mujeres. En el mundo de las corporaciones y los negocios, se espera que las mujeres sean al mismo tiempo delicadas y fuertes. Ellas son juzgadas constantemente por su aspecto y actitud. De alguna manera, existe un prejuicio contra las mujeres a la moda: como si la belleza o la sensibilidad estuvieran reñidas con la inteligencia, la fuerza o el valor.

Daenerys nos muestra que sus decisiones no la hacen menos femenina. Khaleesi se cuida y procura mantener siempre una actitud de elegancia y sofisticación. Vístete para el trabajo que quieres, dicen por ahí.

Daenerys Targaryen sentada

4. Valar Morghulis

Juego de Tronos parece estarse arrepintiendo de la manera en que trató a las mujeres en las primeras temporadas. Cada vez más, los personajes femeninos ganan luz a medida que avanza la serie. Todas las mujeres en la serie están llenas de habilidades admirables.

En nuestro mundo, las mujeres están adquiriendo cada vez más poder. Liderando empresas, liderando equipos de trabajo, sociedades y proyectos. Es necesario que la televisión refleje eso. Valar Morghulis significa “todos los hombres deben morir”. Pero, como Daenerys notó, nadie ha dicho nada acerca de las mujeres.