Los nietos: un legado de amor entre hijos y padres - La Mente es Maravillosa

Los nietos: un legado de amor entre hijos y padres

Valeria Sabater 25 enero, 2016 en Psicología 14347 compartidos
abuelo paseando junto a sus nietos con un perro

Suele decirse que con la llegada de los primeros nietos uno descubre lo que es el amor verdadero. Es un vínculo que va más allá del legado de la sangre, es la unión entre dos generaciones que dejará una huella emocional permanente, porque no hay nada más satisfactorio que “ser nieto”, y después, “ser abuelo”.

A su vez, con la llegada de esos nuevos miembros a la familia se reformulan las relaciones entre los padres y los hijos: si antes era maravilloso ser madre, ahora la satisfacción se ve incrementada al ser madre de una madre o padre de un padre. Es una etapa más en nuestro ciclo vital donde todos podemos enriquecernos, limar diferencias y estrechar aún más nuestros lazos.

La unión entre generaciones lejanas es en ocasiones más intensa y especial que la de las generaciones más cercanas. Los papeles se relajan y se establece un único lenguaje: el de la complicidad, el del amor inscrito en las tardes de merienda y las historias escuchadas al calor de la almohada.
Compartir

manos de un anciano cogiendo las de un bebé

La llegada de los nietos y la creación de nuevos vínculos

Entre cada abuelo, padre y nieto se conforma una interesante trama generacional en la que cada uno va a tener que definir su posición. A día de hoy, todos tenemos muy claro que los abuelos son fundamentales en el bienestar de sus nietos, no obstante, siempre aparece la duda de si también ellos “tienen la obligación de educar”.

Sabemos que en una sociedad todos somos responsables últimos de la educación de las generaciones que vengan, empezando por los propios padres, la escuela e incluso los medios de comunicación. No obstante, los abuelos cumplieron ya su labor de crianza con nosotros, y ahora, con los nietos, merecen sin duda desarrollar un papel más relajado, basado en el cuidado y en ese legado emocional indispensable.

No hay mejor lugar para descansar y soñar que en el regazo de nuestros abuelos, son nuestras vitaminas, son un envoltorio cargado de años y cabellos de plata que esconden en su interior un niño como nosotros.
Compartir

Niña de ojos negros

Según una investigación llevada a cabo por la Universidad de Oxford, los abuelos tienen una responsabilidad vital en el día a día de sus nietos. A la misma conclusión se llega desde el Ministerio de Sanidad y Política Social español, dando un paso más allá hasta considerarlos ya como piezas fundamentales en el funcionamiento de un país.

 Los abuelos y su figura en la sociedad actual

En la actualidad, los abuelos se erigen como figuras importantes en la sociedad:

  • A día de hoy la esperanza de vida es más elevada, y en la mayoría de hogares, tanto los padres como las madres trabajan, de manera que el cuidado de los nietos recae en los abuelos.
  • A su vez,  se ha demostrado que a mayor nivel de participación de los abuelos en la atención de los niños su bienestar psíquico es mucho más fuerte.
  • Otro aspecto a tener en cuenta es que la figura de los abuelos es también indispensable en esos hogares con padres divorciados o en desempleo. El apoyo emocional y económico que los padres prestan a sus hijos, revierte también de forma positiva en los niños. Los abuelos se alzan como figuras significativas muy positivas.

La importancia de los nietos en la vida de los abuelos

A través de sus nietos, los abuelos logran no solo continuidad y trascendencia, sino que además, dentro de su posición generacional, van a tener que hacer una reformulación de su propia vida.

El envejecimiento normal no debería definirse solo por los logros materiales que una persona logra a lo largo de su vida. El proceso de envejecer con sabiduría es entender que lo más importante son los vínculos creados, dándole valor a esa riqueza emocional que habrá de trascenderles cuando ya no estén.

abuela-leyendo-a-sus-nietos

El mejor legado de los abuelos a sus nietos es la gratitud

Enseñar a los niños a agradecer cada cosa que les rodea puede ser uno de los mejores legados que un abuelo puede ofrecer a su nieto. Algo curioso, que siempre suele echarse en cara a las personas mayores, es que ofrecen demasiados regalos a los niños, demasiado dinero a escondidas y demasiados postres especiales en días comunes.

Los abuelos son sabios, y saben que el mejor legado que pueden ofrecer a las nuevas generaciones son las huellas emocionales.

  • Ofrecer gratitud es una forma maravillosa de enseñar qué es el reconocimiento ajeno, es permitir que los niños aprendan a reconocer el valor de las cosas y a ver el mundo con mayor respeto.
  • La gratitud es también permitir que el mundo no vaya tan rápido, es entender que cada cosa tiene sus pautas, sus ritmos, sus principios, que “el yo quiero esto ahora” no siempre es posible ni recomendable. 
  • Otro aspecto esencial de ser agradecidos es aprender a valorar lo que de verdad es importante en nuestras vidas. Si los niños comprenden esto en edades tempranas, les ayudaremos a crecer en madurez y en sabiduría.

Abuelo y nieta abrazados

Mi abuelo tiene la sabiduría de un lobo viejo que todo lo conoce, sus arrugas cuentan mil historias y sin embargo, sus ojos son los de un niño que jamás se da por vencido y disfruta siendo mi mejor amigo…
Compartir

Imágenes cortesía de Pascal Campion y Gartz Etz

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »
Te puede gustar