Mercedes Rodrigo: la primera gran psicóloga española

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 18 junio, 2018
Maria Prieto · 23 junio, 2018

Mercedes Rodrigo Bellido fue una de las primeras grandes psicólogas españolas. Tras décadas en el olvido, su trabajo ha comenzado a ser valorado recientemente. Dedicó gran parte de su vida al estudio de los procesos de selección de personal y orientación profesional. Su mayor contribución fue haber fundado el primer programa de estudios en psicología en América del Sur.

Mercedes Rodrigo nació en Madrid en 1891, donde vivió parte de su infancia y juventud. Finalizó sus estudios de magisterio en 1911, especializándose en la educación de niños sordomudos y ciegos. Su inquietud por ampliar su formación la llevó a conseguir una beca para realizar sus estudios de psicología en Suiza, en la Universidad de Ginebra.

En esta universidad fue alumna de Édouard Claparède, con el que trabajó durante años en su laboratorio experimental. El doctor Claparède contribuyó en gran manera a convertir Ginebra en el centro de la pedagogía moderna europea. Su principal aportación fue un nuevo modelo educativo, alejado de los cánones tradicionales.

Su propuesta fue crear una escuela activa en la que primara el interés del alumno y una educación a su medida. Esta fue una idea que interesó bastante a la élite de pedagogos de la época. Para crearla, utilizó algunas ideas y conceptos de la psicología para aplicarlas a la pedagogía. Así, propuso que los maestros aprendieran a observar a sus alumnos mediante cuestionarios preestablecidos y trabajaran e investigaran a partir de lo anotado.

Mercedes Rodrigo recibió su diploma en psicología por la Universidad de Ginebra en 1923. Junto al doctor Claparède revolucionó los cimientos de la pedagogía moderna. Ambos fueron precursores de una enseñanza basada en la observación del alumno para aplicar la instrucción más adecuada de forma individualizada.

Claparede
Édouard Claparède

Mercedes Rodrigo y su contribución a la psicología en España

En 1923, esta psicóloga regresó a España y puso en marcha un proyecto didáctico para la formación del profesorado sobre técnicas pedagógicas avanzadas. En su país natal, aplicó un manual educativo elaborado en Ginebra, junto a Piaget. Con él, instruía a los educadores en técnicas de observación y aplicación del aprendizaje en el aula. Para la España de entonces, esto suponía un gran reto en la enseñanza básica.

En 1929 comienza a trabajar en el Instituto Nacional de Psicotecnia en Madrid. Allí se especializó en estudios de psicometría. Su objetivo era poner en práctica los resultados obtenidos en el proceso de selección de personal y orientación profesional. En 1939, poco antes de terminar la guerra civil, se exilia de España.

Etapa de Colombia

Mercedes Rodrigo llegó a Colombia con el propósito de poner en funcionamiento un departamento de psicotecnia en las universidades. Con este propósito, ideó unos test de admisión a la carrera de medicina. Esto fue fundamental para la facultad, ya que el número de demandas era muy superior al total de plazas ofertadas por la universidad.

El resultado del proceso de selección del alumnado fue muy bien acogido por todas las instituciones públicas. Pronto, su trabajo se extendió a otros ámbitos educativos y laborales.

En 1948, con el “bogotazo”, la vida en la capital colombiana se tornó muy difícil. El prólogo de una guerra y las tensiones callejeras se volvieron insostenibles. En ese contexto, un periódico jesuita acusó a Mercedes de ser comunista por haber visitado la URSS. Además, a esto se le sumaba su condición de refugiada española.

A partir de estas acusaciones, se hizo una interpretación malintencionada de los test de selección que se aplicaban a los aspirantes a entrar en la universidad. Ante este desprestigio, Rodrigo y su equipo tuvieron que abandonar el país.

Etapa en Puerto Rico

Después de su época en Colombia, la doctora Rodrigo trabajó en la Universidad de Puerto Rico como profesora de educación y como psicóloga consultora durante un tiempo.

Más tarde, decidió seguir con su labor de experimentación en psicología clínica realizando terapias de grupo y terapias individuales. Sin embargo, nunca abandonó la psicometría.

En Puerto Rico se hizo famosa por haber dedicado su vida a la investigación docente y a la formación de educadores. Gracias al prestigio de la doctora Rodrigo en la universidad portorriqueña, muchos estudiantes de la postguerra española pudieron mejorar sus currículos y finalizar sus estudios en este país de acogida.

Mercedes Rodrigo
Mercedes Rodrigo

Reconocimiento merecido

Por último, Mercedes Rodrigo vivió en Colombia durante una década. Su prolija labor científica y su gran dedicación al programa de formación psicológica en toda América del Sur supuso una importante contribución al desarrollo de estudios posteriores y formación de profesionales latinos en todos los campos de la psicología actual.

El 20 de noviembre, Colombia celebra el Día del Psicólogo. En esta fiesta, se conmemora la creación de la primera facultad independiente de Psicología del país. El trabajo de la doctora Rodrigo tuvo una gran importancia en este hecho. Por ello, se la considera una persona importante en este país.

El trabajo de María Rodrigo ha sido olvidado durante décadas. Afortunadamente, en la actualidad, los estudios sobre mujeres están empezando a rescatar a muchas pioneras que, como ella, contribuyeron a sentar las bases de nuestro actual conocimiento científico.

“Toda mujer lleva el límite de su propio campo de visión a los límites del mundo”.

-A. Schopenhauer-