Mis zapatos, un excelente corto con profunda enseñanza

Raquel Aldana · 24 diciembre, 2015

Mis zapatos es un excelente corto con una gran enseñanza sobre los valores de la vida. Un corto que nos muestra una vez más que no estamos para nada concienciados con que cada día nos toca la lotería al poder abrir los ojos.

Pero no hay manuales para vivir. Nadie nos enseña a respirar porque se supone que es una cuestión de supervivencia y venimos preparados para ello. No pasa lo mismo con el hecho de apreciar las cosas que tenemos en la vida, a eso hay que aprender.

Pero igualmente nadie nos enseña y, si lo hacen, es algo que requiere que luches contra el mundo y la marea. Entonces pensamos que no es tan necesario, que si lo fuese naceríamos aprendidos.

Mientas deseas lo que tiene, no disfrutas de lo que está a tu alcance

El corto “Mis zapatos” refleja que todo aquello que anhelamos con demasiada fuerza se convierte en un punto negro, un punto de caos que nos impide disfrutar y apreciar aquello que tenemos. Veámoslo:

Como dijo Mario Benedetti“todos queremos lo que no se puede, somos fanáticos de lo prohibido”. No es más feliz el que más tiene sino el que se conforma con menos o, mejor dicho, el que sabe sacar partido a aquello con lo que convive.

La vida es tan corta que no podemos esperar a que lo que queremos venga hacia nosotros, debemos de volar hacia ello. Porque al final lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años.

Un buen resumen de este corto lo refleja el manifiesto Holstee, el cual está repleto de premisas que debemos mantener a lo largo de nuestra vida:

Esta es tu vida. Haz lo que amas, y hazlo a menudo. Si no te gusta algo, cámbialo. Si no te gusta tu trabajo, déjalo. Si no tienes tiempo suficiente, deja de ver la televisión. Si estás buscando el amor de tu vida, para; te estará esperando cuando estés haciendo cosas que realmente quieres.

Para de analizarlo todo, la vida es simple. Todas las emociones son fantásticas. Cuando estés comiendo, aprecia cada bocado. Abre tu mente, brazos y corazón a cosas y gente nueva, estamos unidos por nuestras diferencias. Pregunta a la próxima persona que veas cuál es su pasión y comparte un sueño inspirador con ella.

Viaja a menudo; perderte te ayudará. Algunas oportunidades sólo vienen una vez, aprovéchalas. La vida es la gente que conoces, y las cosas que creas con esas personas. Sal fuera y empieza a crear. La vida es corta. Vive tu sueño, lleva a cabo tu pasión.

diente de leon con mariposa azul

Disfrutar de lo que tenemos es el mejor modo de vivir, pero para ello debemos de recordar al menos algunas cosas:

  • Hay que ser consecuente con uno mismo y pensar en primera persona.
  • De vez en cuando no está mal dejar de hablar y escuchar.
  • No podemos dejar a nadie decidir por nosotros mismos.
  • Las cosas solo mejorarán si nos movemos.
  • Tu felicidad consiste en apreciar lo que tienes y no desear en exceso lo que no tienes.
  • Solo fracasas si abandonas tus metas, las caídas son parte del proceso.
  • No consiste en competir, no hay que demostrarle nada a nadie. No tenemos que llegar donde otros llegaron, sino que tenemos que superar nuestros propios límites.
  • Distraernos y desgastarnos con aquello que no tenemos implica que no disfrutaremos de lo que sí tenemos.

Al final en la vida hay mucho tiempo para vivir, pero en el tiempo solo hay una vida para disfrutar. Si en algún momento sentimos que esto se nos está olvidando, entonces debemos sentarnos, tomar un té y darle una vuelta a nuestra colección de motivos para seguir.

No esperemos a llegar a la cumbre para admirar las vistas, todas las posiciones tienen algo bello. Cada punto de nuestro recorrido puede convertirse en un ensueño aún cuando creemos estar en una terrible pesadilla.