¿Por qué deberíamos beber un vaso de agua tibia con limón por las mañanas?

¿Por qué deberíamos beber un vaso de agua tibia con limón por las mañanas?

Valeria Sabater 28 mayo, 2018 en Dieta y nutrición 0 compartidos
Agua con limón

Beber un vaso de agua tibia con limón por las mañanas es un hábito saludable. Así, y aunque no sea ni mucho menos una fórmula milagrosa, este sencillo remedio natural tomado en ayunas resulta beneficioso para nuestro organismo y el cerebro. Nos hidrata, nos aporta potasio, es una fuente de vitamina C y además podemos aprovechar sus virtudes alcalinas.

Se ha escrito mucho sobre los beneficios que puede aportar beber agua con limón. De hecho, podríamos decir que pocas propuestas naturales son tan conocidas y cuentan además con tanta tradición. Los propios refraneros populares nos recuerdan generación tras generación aquello de “con ajo y limón, no necesitarás ni una inyección” o que “el que quiera vivir mucho y sin dolor, a la noche naranja y a la mañana zumo de limón”.

Ahora bien, ¿qué hay de verdad en todas estos consejos? ¿Es el agua con limón tan fabulosa como nos venden? La respuesta es no. Beber un vaso de agua tibia con limón por las mañanas no cura nada. No hará que perdamos peso, no nos librará de un resfriado ni hará que nuestra piel luzca más joven y sin manchas. Esta propuesta natural lo que sí hará es contribuir, gracias a sus micronutrientes, flavonoides y ácidos orgánicos, a un mejor equilibrio interior.

Reforzará nuestro sistema inmunitario y será un buen agente cardiovascular y neuroprotector. En esencia, esta sencilla propuesta puede alzarse como un hábito saludable más que podemos incluir en nuestra rutina cotidiana. Merece la pena.

Mujer que bebe agua tibia con limón por las mañanas

Beneficios de beber un vaso de agua tibia con limón por las mañanas para el cerebro

Los cítricos, y en especial, el limón son beneficiosos para la salud cerebral. La clave está en flavonoides, como la hesperidina. Así, este tipo de elemento es muy adecuado, sobre todo para proteger la correcta circulación sanguínea. Por otro lado, también es interesante conocer otro aspecto. Tal y como nos revelan diversos estudios como el llevado en el “Centro de Investigación de Nutrición” de la Universidad de Boston, estas sustancias naturales reducen las probabilidad de padecer accidentes cerebrovasculares. 

Asimismo, y no menos importante, tampoco podemos olvidar que el limón es rico en potasio. Este mineral cuida y favorece la actividad de las células nerviosas. De ese modo, si nos animamos a beber un vaso de agua tibia con limón por las mañanas, muchos de nuestros procesos cognitivos mejorarán.

Preparar tu cuerpo para la digestión y la correcta absorción de los nutrientes

Puede que al principio nos cueste un poco. Nada más levantarnos, lo que más nos apetece es un café, algo dulce, leche, unas tostadas… Pensar en un vaso de agua tibia con limón por las mañanas les produce a muchos algo de grima e incomodidad. Sin embargo, a largo plazo los beneficios se notan y ese pequeño esfuerzo valdrá la pena.

La valdrá, en primer lugar, porque nuestra digestión mejorará. El hecho de tomar un vaso de agua tibia en ayunas y con el estómago vacío es un acierto. Siempre que no tengamos úlceras u otros problemas de salud, esta propuesta supone relajar los músculos estomacales, facilitar la motilidad intestinal y depurar toxinas.

En segundo lugar, propicia un clima interior más limpio, listo para absorber mejor los nutrientes. Dispondremos de un sistema digestivo más hidratado y alcalino, capaz de recibir el resto del desayuno de forma más saludable.

Hombre fortaleciendo defensas gracias a beber agua tibia con limón por las mañanas

Un sistema inmunitario más fuerte

Lo señalábamos al inicio: beber agua tibia con limón por las mañanas no cura enfermedades. Ahora bien, lo que sí hará es fortalecer nuestro sistema inmunitario. Dispondremos de mejores defensas para hacer frente a cualquier agente vírico o infeccioso. Asimismo, y a pesar de que esa cantidad de zumo de limón combinada en agua no sea muy elevada, día a día podremos ir acumulando sus nutrientes.

El limón no solo es rico en vitamina C. En su pulpa y en su piel hay todo un tesoro de vitaminas del complejo B, así como múltiples minerales. Vale la pena, por tanto, ese pequeño esfuerzo matutino. Nuestras defensas lo agradecerán.

Reduce el estrés

Este dato es interesante. Gracias a unos trabajos de investigación llevados a cabo hace dos años, se demostró que la vitamina C nos ayuda a reducir el estrés. En las farmacias, como sabemos, se venden abundantes suplementos nutricionales ricos en este tipo de vitamina, y de hecho, muchos la consumían sin saber que hacía algo más que fortalecer las defensas.

La vitamina C reduce el cortisol en sangre. Nos ayuda a estar más relajados y concentrados. Por tanto, beber en ayunas un vaso de agua con limón es una vez más, un regalo para el cerebro. No cuesta nada, es sencillo y los resultados se notan.

Fórmula química del cortisol, y clave del estrés, un aspecto que reduce el simple hecho de beber agua tibia con limón por las mañanas

Para concluir, solo cabe señalar un pequeño aspecto. Cada persona tiene una tolerancia a este cítrico. Lo ideal es combinar un vaso de agua con el zumo obtenido de medio limón. Debemos procurar además que sean de cultivo orgánico, de este modo nos aseguramos de que contienen todas sus vitaminas, todas sus propiedades.

Así, y en caso de que notemos que nos sienta mal esta cantidad, no dudemos en reducir la dosis. A veces, una simple rodajita exprimida también nos puede ayudar y beneficiar. Lo importante es ser constantes y mantener siempre unos hábitos de vida saludables.

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »
Te puede gustar