4 formas de aliviar las emociones dolorosas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 12 septiembre, 2015
Raquel Lemos Rodríguez · 12 septiembre, 2015

El dolor es algo que no podemos evitar sentir. Si bien las emociones son negativas y positivas, estas primeras pueden causarnos un dolor emocional que, en ocasiones, nos superan.

Ese desagradable dolor emocional es, muchas veces, peor que el propio dolor físico. Es por eso por lo que algunas personas intentan aliviarlo dando un golpe, gritando sobre una almohada y, en los casos más extremos, recurren a la autolesión.

“Nunca podemos juzgar la vida de los demás, porque cada uno sabe de su propio dolor y de su propia renuncia”

-Paulo Coelho-

Si eres una persona optimista y positiva, llevar a cabo la superación de este dolor te resultará más fácil que alguien que sea negativo y pesimista.

A pesar de esto, esperamos que estas 4 formas de aliviar las emociones dolorosas te sean realmente efectivas.

Mujer llorando en la cima de la montaña

1. Afronta la situación

Una de las reacciones que tenemos inconscientemente suele ser la negación de la situación que estamos viviendo en este mismo momento.

Es una actitud totalmente normal y aceptable, que viene dada debido al dolor que causa y que, inevitablemente, intentamos evitar y soslayar.

Pero, si no quieres que ese dolor emocional se convierta en una profunda herida, debes reconocer qué ha pasado, por qué se ha llegado a eso y cómo se puede solucionar (si es que tiene solución alguna).

Una vez que seas consciente de la situación, tómate tu tiempo para mirar las cosas con perspectiva y poder aceptarlas. Esto te ayudará a ver la realidad.

“El arte de vencer las grandes dificultades se estudia y adquiere con la costumbre de afrontar las pequeñas”

-Cristina Trivulzio di Belgioioso-

Además, nunca debes intentar distraerte de este dolor emocional. Tarde o temprano volverá. Piensa que es como una herida que si no se cura bien volverá a infectarse o sangrar.

2. Desahogarse es necesario

Aunque no lo quieras aceptar, te será muy necesario desahogarte para liberarte de todo ese dolor que te atormenta, te persigue y no cesa de hacerte sufrir.

Para ello, puedes poner en práctica las siguientes técnicas que te ayudarán a desahogarte:

  • Habla con alguien que de verdad te escuche.
  • Haz garabatos en un papel, aunque estos no tengan sentido alguno.
  • Grita contra una almohada.
  • Sal a hacer ejercicio. Esto te ayudará a descansar y despejará tu mente para después afrontar ese dolor de una forma mejor.
  • Sumérgete en la buena música.
  • Rompe algo. Puede ser papel, incluso arrugarlo puede ayudarte.

Todas estas técnicas podrán ayudarte a desahogarte, ¿quieres compartir la tuya con nosotros? Seguro que hay muchas más variedad y más efectivas ¿Cuál te funciona a ti?

Mujer corriendo por la playa para desahogarse

3. Siempre hay un lado positivo

De lo negativo siempre se puede sacar algo positivo. Por ejemplo, si una amistad nos ha traicionado esto te ayudará a escoger mejor a los amigos que vendrán.

También, todo lo que te cause dolor emocional te puede ayudar a madurar. Aprender de una relación amorosa fallida y dolorosa, aprender de una decepción…

Todo este aprendizaje nos hará más cautelosos, maduros y nos hará descubrir realmente lo que queremos en nuestra vida y lo que debemos eliminar.

“La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva”

-José Saramago-

Las experiencias negativas existen para que podamos aprender de ellas y convertirnos en lo que realmente queramos. Gracias a ellas, podremos avanzar positivamente en nuestra vida siempre y cuando aprendamos de lo negativo.

4. No dejes que tu dolor te defina

Es solo una etapa, todos pasamos por ello y habrá muchas más. Somos seres emocionales que tendremos que soportar muchas más situaciones dolorosas, pero ¿te vas a dar por vencido?

Tú eres fuerte y tienes el poder de afrontar ese dolor aprendiendo de él, nutriéndote de todo lo positivo que te pueda aportar.

Piensa en el dolor como una fuente de motivación, de fuerza, que debes sentir, asimilar, para que te haga más fuerte y puedas madurar.

Nunca dejes que el dolor pueda contigo, jamás permitas que te hunda. Tú eres mucho mejor que este momento de dificultad que tarde o temprano pasará.

“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”

-Buda Gautama-

Busca siempre a alguien que esté dispuesto a escucharte, alguien en quien confíes. Las cosas cuando se comparten y se ven más claras son mejores de sobrellevar.