4 técnicas de yoga para dormir mejor

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 11 junio, 2018
Óscar Dorado · 11 junio, 2018

Las personas que tienen insomnio y realizan a diario técnicas de yoga para dormir mejor experimentan todo tipo de beneficios. Por ejemplo, descansan durante más tiempo, cogen el sueño más rápido y se duermen con mayor facilidad si se desvelan en mitad de la noche.

Si deseas practicar yoga para dormir mejor, lo esencial es que siempre escuches a tu cuerpo. No debes esforzarte más allá de tu zona de confort ni realizar ningún ejercicio que pueda provocarte dolor.

Entidades como la Sociedad Europea de Cardiología recomiendan a los pacientes con dificultades para dormir bien que practiquen una hora de yoga al día. Los investigadores afirman que la práctica diaria de yoga puede evitar el desarrollo de hipertensión. Además, se ha demostrado que esta disciplina también ayuda a disminuir el estrés.

Por todo ello, a continuación encontrarás algunas de las mejores posturas de yoga para combatir el insomnio.

4 técnicas de yoga para dormir mejor

Es posible que el yoga no solucione tus problemas de sueño inmediatamente. Sin embargo, si lo practicas todos los días antes de acostarte notarás como mejora la calidad de tu sueño. Así, obtendrás un estado más relajado y tendrás mucho menos estrés. Esto permitirá que tu mente actúe con mayor claridad y puedas descansar mejor al irte a la cama.

A continuación encontrarás cuatro de las mejores técnicas de yoga para dormir mejor.

Héroe o Virasana

Aunque por su nombre pueda parecer todo lo contrario, te recomendamos realizar varios minutos la postura del héroe antes de acostarte. Esto es debido a que es una de las que más te ayudará a relajarte. Para practicarla, lo primero que debes hacer es sentarte en el suelo al estilo japonés, con las rodillas dobladas y las piernas flexionadas debajo del cuerpo.

Mujer haciendo la postura del héroe

La parte superior de tus pies debe estar plana en el suelo. Al mismo tiempo, la columna vertebral tiene que permanecer recta, con los hombros y la cabeza alineados sobre las caderas. Si esto te produce demasiada presión sobre las rodillas, coloca una almohada entre tus pies y apoya las nalgas sobre él.

La postura del héroe es ideal para alcanzar un estado de bienestar completo. Te ayudará a sentirte físicamente saludable y emocionalmente estable. Esto se debe a que sentarse en esta posición estimula puntos de presión en la parte superior de los pies que promueven la relajación total del cuerpo.

Cadáver o Savasana

Esta segunda postura te ayudará especialmente a centrar tu mente. Con ella, podrás reconectar con la respiración, sintonizarte con tu cuerpo y liberar el estrés diario. Al igual que el ejercicio anterior, te recomendamos realizar la postura de cadáver justo antes de ir a dormir, ya que te ayudará en gran medida a descansar mejor.

Para llevarla a cabo, debes tumbarte de espaldas con los pies separados a la distancia de las caderas y relajar los brazos a los lados. Luego, levanta las palmas de las manos y cierra los ojos. Mientras lo haces, toma algunas respiraciones, e inhala y exhala lentamente.

Tras hacerlo durante varios segundos, notarás cómo la relajación invade tu cuerpo.

Giro espinal o Jathara Parivrtta

Si los problemas de estómago te mantienen despierto durante la noche, puede practicar la postura del giro espinal supino. Este ejercicio te ayudará a aliviar la hinchazón y los gases. Además, mejorará tu circulación y aliviará la tensión del cuello y espalda.

Para llevarlo a cabo, tienes que tumbarte en el suelo de espaldas. A la vez que extiendes los brazos, dobla las rodillas y las acercas a tu pecho. Después, muévelas hacia el lado derecho de tu cuerpo con el hombro izquierdo tocando el suelo. Seguidamente, gira la cabeza hacia el lado izquierdo. Presiona hacia abajo las rodillas con la mano derecha para profundizar el estiramiento.

Mantén esta posición y cuenta hasta 6 respiraciones. Inhala y exhala suavemente. Por último, debes repetir la secuencia en el lado izquierdo de tu cuerpo para completar el ejercicio.

Mujer haciendo postura del giro espinal

Piernas en la pared o Viparita Karani

Al final de tu jornada laboral, especialmente si no sueles trabajar sentado, los pies y tobillos pueden hincharse y acumular cansancio. Esta pose es muy útil para ello, ya que ayuda a regular el flujo sanguíneo.

Para practicarla, coloca una esterilla de yoga en el suelo, cerca de un espacio vacío en la pared. Pon tu espalda sobre ella, a la vez que elevas tus piernas y las apoyas contra el muro. Estira los brazos a los lados de tu cuerpo, y respira profundamente. Puedes hacerlo todo el tiempo que necesites.

El yoga es considerado uno de los mejores tratamientos para el insomnio porque ayuda a relajar el cuerpo y la mente. Si practicas estas técnicas de yoga para dormir mejor con regularidad, tendrás más probabilidades de poder descansar bien por las noches.