5 claves para ser más creativos - La Mente es Maravillosa

5 claves para ser más creativos

Pedro González Núñez 17 abril, 2018 en Desarrollo personal 290 compartidos

Decía el gran pintor Vincent van Gogh que “si escuchas una voz dentro de ti que dice ‘no puedes pintar’, entonces pinta caiga quien caiga, y la voz será silenciada”. Por desgracia, según nos hacemos mayores, parece que silenciamos esta voz poco a poco. Pero no tiene por qué si seguimos estas claves para ser más creativos.

Muchas personas confunden la creatividad con la capacidad para expresarnos de forma artística. Sin embargo, el pensamiento creativo es mucho más complejo, completo y positivo que la mera pintura o la arquitectura, por hablar de un par de artes muy comunes.

Qué es la creatividad

Según la RAE, la creatividad es la facultad de producir algo de la nada. También la definen como la fundación o establecimiento de algo por primera vez. Igualmente, nos podemos referir a ella como el hecho de dar vida o hacer nacer algo en sentido figurado.

Bolas de papel de colores para representar la creatividad

Sin embargo, esta definición se puede quedar algo escasa para lo que entendemos hoy por creatividad. Un pensamiento creativo es capaz de encontrar soluciones diferentes a cualquier tipo de problema.

Mucha gente considera que no es creativa. Hay quien no cree que pueda aportar ideas que pudieran incluso transformar el mundo. Pero lo cierto es que no solo es un talento, también se puede considerar como una capacidad entrenable, mejorable y potenciable.

Claves para ser más creativos

Para entender bien las claves para ser más creativos y saber que es algo que todos podemos poseer, lo mejor es hablar con expertos. En este caso, vamos a conocer qué piensan dos personas que han demostrado que esta habilidad es su gran arma. Son Juliana García y Germán Ferruncho, de la célebre agencia publicitaria Ogilvy & Mather. ¿Qué proponen para evitar el miedo a crear?

Entender la creatividad

Para entender la creatividad, la explican como un ejemplo, una forma fantástica de comprenderla. Para ello, la comparan a la corriente eléctrica. Si tenemos corriente, tendremos luz, si no, no. Con la creatividad pasa igual. Si existe, todo fluye y evoluciona, si no, todo queda como está.

Imagina que un día a un ser humano no se le hubiese ocurrido usar una rueda para hacer más sencillo el transporte. ¿Puedes pensar cómo sería hoy el mundo sin ese invento? Pues esa es la verdadera creatividad.

La creatividad no tiene exclusividad

Otra clave que encuentran la observamos en la exclusividad. Tal como comentábamos al inicio, no se puede aplicar únicamente a los artistas. Incluso en las labores de la casa, si somos creativos, podemos encontrar fórmulas para que sean más cómodas, breves e incluso divertidas.

Un ejemplo muy sencillo que aportan nuestros creativos de cabecera en este artículo implica el saludo matinal. ¿Imaginas qué pasa si lo cambias cada mañana? Sin duda, un gesto tan simple puede hacer que cambie todo el día.

Así sucede con todo lo que hagas. Si cambias el peinado, la gente te mirará diferente. Si eliges ropa llamativa, igual. Es decir, el simple hecho de variar tu rutina diaria ya te está haciendo una persona más creativa. Así de sencillo.

Deja fluir tus ideas

Llamado popularmente lluvia de ideas o brainstorming, esta es una herramienta fundamental de la personas creativas. Deja fluir tus pensamientos y conviértelos en ideas, es una forma espectacular de encontrar espacios inspiradores.

Mujer pensando en sus ideas creativas

La creatividad se entrena

Obviamente, unas personas nacen más creativas que otras, igual que hay quien tiene más capacidad intelectual o tiene un gran pensamiento matemático o espacial. Pero eso no hace que no podamos entrenar y mejorar en cualquier campo artístico, científico, etc.

Hay que pensar en la imaginación como un músculo que necesita gimnasio a diario. Si tendemos a salir de los esquemas habituales y rutinarios, no todo nuestro mundo será más divertido, también se convertirá en un espacio más inspirador.

Evitar pensamientos acomodados

Por lo general, crecemos y nos desarrollamos en un ambiente cultural determinado. Las tradiciones, la religión, las costumbres, la ideología… Todo ello nos puede llevar a acomodarnos e impedir que salgamos de nuestra zona de confort.

Si pensamos en nuestro mundo como una estructura rígida, difícilmente pensaremos de forma creativa. Hay que tener cuidado con los pensamientos que nos ‘amarran’ en exceso, ya que nos impiden salir del confort repetitivo de patrones.

No deberías decir no puedo. Si no lo intentas, seguro que no podrás. Con estas claves para ser más creativos, todos podemos encontrar nuevas formas de pensar que nos sirvan para encontrar soluciones a cualquier problema que hasta hoy ni imaginábamos que podrían ser válidas. ¿Lo intentamos?

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »
Te puede gustar