Mujer, ¿Has tenido que escuchar esto?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 30 septiembre, 2015
Cristina Roda Rivera · 9 julio, 2015

 

“No se nace mujer: llega una a serlo.”

Simone de Beauvoir

 

La vida de las mujeres es una montaña rusa de emociones, ilusiones, sueños, momentos desgarradores, decepciones, amistades , luchas, etc.

El que llaman el sexo débil tiene que pasar por muchas trampas sociales, emocionales,  y moralistas en su camino para llegar a ser ella misma.

 

Mujer

 

En muchas ocasiones se perfila también a la mujer como un ser pasivo, carente de ambiciones propias, sin posibilidad de ser espontánea, con una pasión que debe ser reprimida y una reputación bien trabajada .

Todo esto nos constriñe como los viejos corsets del siglo XVIII y lo que es aún peor,nos hace inclinar tanto nuestros nuestros miedos, ilusiones y pasiones hacia una dirección que no es la que nosotras hemos marcado.

Aquí vamos a recoger algunas de las expresiones que muchas mujeres escogen a lo largo de su vida, y que pueden asemejarse con lo que ella quiere….o con lo que no.

Afortunadamente, a medida que las sociedades se modernizan, las mujeres van retirando su corset y están dispuestas a vivir sin el guión que se ha impuesto sobre ellas.

 

Así que mujer, ya sabes, podrás escucharlas. Pero, ten en cuenta que eres libre de hacerles caso o no….o de hacerlas porque realmente así lo has decidido tú:

 

  • “No te manches el vestido, para jugar no hace falta”
  • “ Guárdate siempre de mostrar tus sentimientos, pueden hacerte daño
  • “A los chicos les interesan las difíciles, si no te conquistan fácilmente los tendrás para siempre”
  • “No le compliques la vida a un hombre, hazle que todo sea más fácil. Para compartir tus problemas están tus familiares”
  • “No te enfrentes con tus jefes aunque no lleven razón en tratarte de una forma algo sexualizada. La que perderás serás tú siempre.”
  • “A la sociedad no le gustan las mujeres fuertes e inteligentes. Ahuyentan a las personas”.
  • Seguir las reglas te parecerá aburrido, pero al final es lo que una mujer quiere porque termina siempre a salvo.
  • Si tienes hijos, jamás estarás sola.
Mujer

  • “Relaciónate con compañeras tranquilas y que sacan buenas notas.
  • “Con ese vestido no sales, vas a parecer lo que no eres.”
  • “Déjate de amigos y búscate un novio. Los amigos no sirven para nada.
  • Puedes cometer errores, pero recuerda que siempre es mucho más importante lo que representas ante la sociedad que lo que eres de verdad.
  • “Búscate alguien con dinero en lugar de cultura. Es lo que te va a dar estabilidad”.
  • “La clase social te unirás más a tu marido que vuestros valores y gustos. Para eso están sus amigos y tus amigas”.
  • Todas las feministas lo son porque son feas o nadie quiere casarse con ellas, las mujeres atractivas no se interesan por esos asuntos.
  • Quieras o no quieras, siempre tendrás que renunciar a una parte de tu carrera profesional y asumir que no puedes competir con un hombre según que puesto.
  • “Llega un momento en que aprender cosas nuevas sólo es estrés añadido cuando tengas familia

rostro

  • Recupera tu figura antes ni tan siquiera de recuperarte de tu parto. Si te dejas, no volverás a ser tu misma.
  • Tus amigas solteras te parecerán ridículas a los 40 años.
  • Imagina lo sola y triste una mujer que no ha decidido tener hijos.
  • El matrimonio es lo mejor a lo que puede aspirar una mujer.
  • El parto es una experiencia mágica.
  • “Recuerda que los hombres se realizan con su profesión y las mujeres con la maternidad, así que este es el camino correcto.”
  • Ten cuidado en divorciarte teniendo hijos, pasas a un mercado complicado.Es mucho mejor aguantar.
  • Con las primeras arrugas has pasado a otro nivel en que eres más invisible para los demás.
  • La menopausia es el declive.
  • Las guapas, son más felices.
  • Fíjate en las que salen en las revistas y en la televisión, si son famosas sin estudiar tanto, será por algo…

 ¿Te han resultado familiares? Eso es porque compartimos los dictámenes, aunque somos nosotras las que elegimos nuestra historia.