5 mujeres que hicieron historia

5 mujeres que hicieron historia

Cristina Roda Rivera 27 abril, 2015 en Actualidad y psicología 0 compartidos

“Porque el ideal de la mujer blanca, seductora pero no prostituta, bien casada pero no a la sombra, que trabaja pero sin demasiado éxito para no aplastar a su hombre, delgada pero no obsesionada con la alimentación, que parece indefinidamente joven pero sin dejarse desfigurar por la cirugía estética, (…) esta mujer blanca feliz que nos ponen delante de los ojos, ésa a la que deberíamos hacer el esfuerzo de parecernos, a parte del hecho de que parece romperse la crisma por poca cosa, nunca me la he encontrado en ninguna parte. Es posible incluso, que no exista.”

Virginia Despentes

11156370_1060091624004548_6823831282317726847_n

En la psicología femenina, el sentido del equilibrio siempre está muy presente. Siempre intentamos “balancear” nuestras acciones para que sean las más adecuadas para los demás y nosotras mismas.

Pero en la sociedad actual, ese ideal de “en su justa medida” al que se refiere la polémica escritora Virginia Despentes; parece cada días más una imposición que una recomendación inocente.

Las mujeres, en su papel de madres, amigas o compañeras sentimentales, intentan guardar el equilibrio y la razón en todo momento, tanto que en algunas ocasiones puede convertirse en algo patológico pues aplasta instintos o habilidades que necesitan “explotar” en ellas para conseguir su realización.

Como se dice en la frase  “La medida del amor es amar sin medida”, la psicología y la conducta de la mujer no debe de estar tan constreñida  para ser sana. Deben aceptarse los errores, las equivocaciones, los deseos….aunque estos no sean adecuados respecto lo que la sociedad impone.

Algunas mujeres han superado “el qué dirán” y se han atrevido a ser ellas mismas, ya sea en el trabajo o en sus relaciones amorosas.Y no sólo no han disgustado al público en general, sino que han dejado su inconfundible huella en la historia de nuestro mundo.

Cómo decía Oscar Wilde “Sé tu mismo, los demás puestos están ocupados”

Veamos entonces algunos ejemplos de mujeres que han decidido ocupar el suyo:

Simone de Beauvoir

Esta filósofa francesa de asombrosa capacidad intelectual, autora del libro más traducido en el mundo,“El segundo sexo”, es el icono más representativo del nuevo feminismo que tuvo lugar a mediados del siglo XX.

simone

Impulsó derechos sociales y civiles de las mujeres, desafió su pudiente y conservador entorno familiar para independizarse pronto económicamente en el bohemio y artístico París de la época. Vivió en pareja aunque nunca se casó, tuvo una relación intelectual y amorosa con Sartre a lo largo de la vida, vivió y viajó como le pareció pero siempre sin dejar su fuerte actividad intelectual de lado, que ya ha quedado como una de las más significativas de toda la historia.

Frida Kahlo

BCv2mZdCMAAIGzb

Esta pintora mundialmente conocida por sus desgarradores cuadros autobiográficos, no fue lo que se esperaba para una niña de su condición y edad.

Frida pronto empezó a vestirse de modo masculino o con prendas muy cómodas aunque siempre con su inevitable aire enigmático, se interesó por la política y la literatura desde pequeña, y a raíz de un terrible accidente en autobús que fracturó su columna en tres partes su vida cambió radicalmente.

Aunque quedó gravemente dañada psíquica y físicamente de por vida, no se resignó a abandonar el arte que desbordaba su mente y comenzó a pintar autoretratos postrada en su cama.

Tuvo una relación pasional y muy inestable con el pintor Diego Rivera, aunque fueron bien conocidos sus idilios con intelectuales (hombres y mujeres) de la época.

No consiguió ser madre, todos sus embarazos terminaban en abortos pues su sistema reproductor quedó gravemente dañado tras el accidente. Su vida y su obra, llenas de sufrimiento y rabia, llenan hoy museos y murales por todo el mundo.

Oprah Winfrey

“Soy pobre, negra. Puede que sea fea. Pero, por Dios, estoy aquí. ¡Estoy aquí!”

Esta inolvidable frase de la película el color púrpura , bien podría ser reflejo de la historia de la hoy superpoderosa Oprah Winfrey, líder indiscutible de la televisión americana que bate cualquier tipo de audiencia en sus apariciones.

Con una infancia desgarradora, en la que fue víctima de repetidos abusos y de una violencia abominable, esta mujer es el ejemplo perfecto de que todo ser humano puede resugir de sus cenizas y construir la historia que quiere para él.

21018586_20130710114558023.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx-604x400

Bette Davis

«Busca empleo de actriz. Madre de tres hijos -10, 11 y 15 años-. … Treinta años de experiencia en el cine. Capaz aún de moverse y más afable de lo que dicen los rumores. Desea empleo estable en Hollywood (estuvo ya en Broadway). Bette Davis. c/o Martin Baum G. A. G. Referencias sobre la demanda»

Este anuncio no tendría nada de especial si no fuese porque fue publicado en un periódico por la que muchos consideran hoy la mejor intérprete de todos los tiempos, Bette Davis.

davis

En un mundo plagado de fachadas y falsas fortunas, ella nunca tuvo reparo en despojarse en público de falsas apariencias y de luchar por lograr su objetivo: trabajar en el mundo del cine hasta el final de su vida.

Criticada hasta la saciedad, traicionada por su hija y con un historial amoroso lleno de rumores y escándalos, ella siempre se mantuvo fiel a sí misma y a su amor por el cine. Un cine que queda ya en nuestras mentes para siempre agazapado por sus enigmáticos e inolvidables ojos.

Marie Curie

¿Qué buena mujer iba a aspirar en el siglo XIX más que a tener una buena reputación, un buen casamiento y una buena crianza de sus hijos?

Pues ninguna otra que ella, que no sólo cumplió con mérito este destino que ya le estaba asignado , sino que añadió a su destino dos premios Nobel de Física y Química, además de ser la primera profesora en la Universidad de París.

Dejó de ser perfecta, para ser ella misma en su totalidad y convertirse en leyenda.

marie_curie_by_celyanae-d5d6bxp

Mujeres valientes como ellas nos rodean, no pasarán a tener un nombre en la historia quizás pero contribuirán a ella dejando su carácter, sus pasiones y sus ambiciones por encima de lo que la gente esperaba para ellas : “ ser mujeres perfectas ”.

Cristina Roda Rivera

Psicóloga,Especialista Máster en Psicología clínica y social.

Ver perfil »
Te puede gustar