7 pasos para sentirse bien con uno mismo

Estar bien con uno mismo es el pilar del equilibrio psicológico y el motor que enciende la capacidad de logro, la motivación y la habilidad para construir relaciones felices. Analizamos las claves para lograrlo.
7 pasos para sentirse bien con uno mismo
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 07 julio, 2021.

Última actualización: 07 julio, 2021

Sentirse bien con uno mismo es el mejor regalo que podemos hacernos. No es fácil. Esta artesanía psicológica requiere atención y práctica. El ser humano puede ser su peor enemigo, siendo especialmente cruel cuando por sistema prioriza el bienestar ajeno antes que el propio. Dejar en segundo plano lo que sucede dentro y no atender nuestro jardín mental termina pasando factura.

Hay épocas mejores que otras. Es imposible estar al 100 % cada día y en cada circunstancia; al fin y al cabo, no somos robots, estamos hechos de piel, huesos, neuronas y muchas inseguridades. Esto hace que el bienestar personal no sea una curva de pendiente constante. Sin embargo, más allá de esas fluctuaciones anímicas es necesario despertar las fortalezas internas.

Dimensiones como la autoestima, el autocontrol o la correcta regulación emocional son nutrientes que nos permiten optimizar esa armonía interna. Y tengámoslo claro… Nada es tan catártico, saludable y motivador como sentir armonía y bienestar con lo que somos y sentimos. Lo analizamos.

“Recuerde, se ha estado criticando a sí mismo durante años y no ha funcionado. Intente aprobarse a sí mismo y vea qué sucede”.

-Louise L. Hay-

Mujer mirando el reflejo en el espejo

Estrategias para sentirse bien con uno mismo

Sentirse bien con uno mismo no es una habilidad que nos venga de fábrica. En ocasiones, hasta cuesta ponerla en práctica porque nuestro entorno familiar no favoreció esa competencia. Porque estar bien con el propio ser integra un buen número de procesos que deben ponerse en práctica ya desde la infancia, guiados por el afecto de nuestros progenitores.

Quien crece sin sentirse validado y amado tendrá serias dificultades para quererse a sí mismo. No obstante, como señalaba el neurólogo, psiquiatra y padre de la resiliencia Boris Cyrulnik, al final estamos obligados a metamorfosear el dolor del ayer para reconstruirnos de manera más íntegra, fuerte y reluciente. Esto pasa obligatoriamente por aprender a sentirse bien con uno mismo.

1. Aceptarse como persona (pero trabajar en aquello que se debe mejorar)

La aceptación de lo que somos y cómo somos media en la calidad de vida e integra otro aspecto que no podemos perder de vista. Al aceptarnos como persona tomamos conciencia también de nuestras limitaciones, aristas y puntos débiles, esos en los que deberíamos trabajar.

Ahora bien, la aceptación no significa rendirnos ante esos aspectos que no nos agradan de nosotros y que limitan nuestro bienestar. Si nos aceptamos tal y como somos, también nos responsabilizamos de las áreas que debemos cambiar para ser nuestra mejor versión. Esto nos obliga, por ejemplo, a mejorar la seguridad en nosotros mismos, las habilidades sociales, el amor propio, etc.

2. Tener autocontrol para ser más feliz

Autocontrol para dominar las emociones, para guiar la conducta hacia objetivos, para reducir la impulsividad y disponer de una mayor conciencia de uno mismo… Este es otro pilar indispensable en el que podemos trabajar.

Estudios, como los realizados en la Universidad de Utrecht, recuerdan que las personas con mayor autocontrol demuestran una mejor satisfacción personal y vital.

En el momento en que tomas las riendas de tus emociones, pensamientos y conductas, te mueves mejor por la vida, te relacionas de manera satisfactoria y orientas de manera óptima tus conductas para lograr lo quee deseas. Todo ello influye en tu autoestima.

3. Practicar el autocuidado como una prioridad

Para sentirse bien con uno mismo hay que darse lo que se necesita. Autocuidado no es ofrecernos un baño relajante, una buena comida o una tarde de descanso. Es mucho más. Autocuidarse requiere de ciertas dosis de valentía porque a veces hay que hacer grandes cambios.

Si deseamos estar bien con nosotros mismos tal vez debamos dejar a un lado ciertas prácticas, escenarios e incluso personas. Darnos lo que necesitamos es recordar que merecemos estar bien, tratarnos con compasión y tomar decisiones que nos beneficien porque al fin y al cabo somos nuestra prioridad.

3. Vencer los miedos

Felicidad es vivir sin miedo, limar inseguridades y sortear la zona de confort para descubrir qué más puede darnos la vida. Hay que atreverse a hacer frente a los temores para sentirnos libres y plenos.

4. Cultivar la autoconfianza

La autoconfianza es la capacidad de sentirnos válidos y capaces para lograr aquello que nos proponemos. Es confiar en los propios recursos, saber que si en el pasado ya conseguimos ciertas cosas, podemos conseguir muchas más.

Solo cuando nos vemos como personas competentes en el viaje de la existencia y en sus adversidades avanzamos en madurez y capacidad.

5. Ser nuestro mejor aliado

Para sentirme bien con uno mismo hay que aprender a ser nuestro mejor aliado, no un enemigo. Eso requiere trabajar diariamente en el amor propio, el autorrespeto y la autocompasión. Así, trabajos de investigación, como los realizados en la Universidad de Alejandría, recuerdan algo importante.

El bienestar psicológico depende de una dimensión que vertebra cada área de lo que somos: la autoestima. Es algo más que “querernos a nosotros mismos” es, por ejemplo, hacer uso de un diálogo interno saludable, dejar de juzgarnos, no obsesionarnos por lograr la aceptación de todos los que nos rodean, etc.

6. Estar bien con uno mismo es alimentar la ilusión cotidiana

Hacer una buena gestión de metas a corto y largo plazo contribuye al bienestar personal. Supone alimentar la esperanza para poder motivarnos, dar brío a nuestra cotidianidad y aliento al futuro que está por venir. Esos objetivos deben estar integrados por dimensiones que nos gusten y que estén sintonizados con lo que somos y nos define.

Mujer sonriendo feliz de sentirse bien con uno mismo

7. Cuidar lo que queremos, saber decir no a lo que no conviene

Hay una última dimensión que debemos atender, incluso priorizar. Para sentirse bien con uno mismo es recomendable aprender a decir no a lo que no nos conviene o nos quita la paz, mientras cuidamos de lo que amamos. Estas dimensiones son actos de sabiduría y bienestar psicológico que ganamos al promover, con responsabilidad, con compromiso.

Para concluir, en este viaje por el cuidado de uno mismo, no podemos dejarnos de lado en ningún instante. Somos nuestra prioridad, somos nuestro mejor aliado en los buenos y en los malos momentos. Atendámonos como merecemos y necesitamos.

It might interest you...
Reafirmación positiva: como ser tú mismo sin herir a los demás
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Reafirmación positiva: como ser tú mismo sin herir a los demás

La reafirmación positiva es un valioso ejercicio para la autoestima y el bienestar que todos deberíamos practicar. Descubre cómo.



  • Abdel-Khalek, Ahmed. (2016). Introduction to the Psychology of self-esteem.
  • Cheung, T. T., Gillebaart, M., Kroese, F., & De Ridder, D. (2014). Why are people with high self-control happier? The effect of trait self-control on happiness as mediated by regulatory focus. Frontiers in psychology5, 722. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2014.00722
  • Jain, Chaya & Apple, Daniel. (2015). What is Self-Growth?. International Journal of Process Education. 7. 41-52.