3 cosas que puedes hacer para vivir mejor

Paula Díaz · 23 diciembre, 2014

 

Muchas veces pasamos por alto hábitos sencillos y eficaces a la hora de sentirnos plenos y felices con el mundo, en nuestras vidas. El artículo de hoy lo dedicamos a 3 herramientas que podemos integrar con facilidad y que nos permitirán sentirnos de una vez “en paz” y vivir mejor.

Con la lectura de estos 3 consejos, te permitirás ser consciente de la importancia de la simplicidad, y que para conseguir algo grande no es necesario realizar proezas o ejercicios de gran calado. Te hará ver y sentir la vida de una forma mucho más simple y fácil:

 

No pienses tanto las cosas

 

Esta herramienta es perfecta para aquellas personas que dan vueltas y vueltas a decidir una cosa u otra, elegir aquello o lo otro… e invierten demasiado tiempo en algo que les trae solo dolores de cabeza y tensiones innecesarias. A este hábito poco productivo lo llamamos “Parálisis por análisis”. El consejo es que establezcas un tiempo para tomar la decisión que necesites.

En las cosas rutinarias o del día a día sin una importancia vital, lo normal es que con 5 minutos tengas de sobra para decidirte. Si es algo más importante, tómate una tarde para pensarlo y meditarlo. Poniéndote tiempos solucionaras antes cualquier cosa que necesites.

También es muy importante fijarnos en las horas a las que establecemos esas reflexiones y decisiones ya que, cuando vamos a dormir o comer nos sentimos en stand-by, nuestro cuerpo no procesa con tanta claridad al estar en estado de aletargamiento o cansancio. Os recomiendo pues encontrar horas en donde os encontréis despiertos y descansados. Aprende que momentos en tu vida te facilitan la toma de decisiones, aprovéchalos. Así crecerá tu productividad.

 

Complicarte a veces no sirve de nada

 

Cuando nos encontramos sumergidos en la vorágine de nuestro día a día, con trabajo, estudios, familia… pensamos muy rápidamente que nuestra vida es complicada y que las acciones que realizamos también lo son. Cuando tengas que realizar una acción, es genial pensar en el impacto que generará en tu vida llevarla a cabo, en el presente y en un futuro cercano o lejano.

Si eso que pretendes hacer no te va a generar algo positivo o más problemas que otra cosa, no lo hagas. Reemplázala por algo más significativo y productivo para tu vida. Con este punto ten en cuenta que el disfrutar y descansar son puntos elementales y necesarios en tu vida muy importantes.

 

No hagas suposiciones…te pueden generar un estrés innecesario.

 

El pensar el porqué de las acciones de las personas de tu alrededor, de las cosas… solo te crea un desgaste emocional y de tiempo inmenso para el resultado que consigues: quedarte en la misma incertidumbre. Si quieres hacer tu vida más sencilla con este punto, coge el hábito de preguntar directamente a las personas en vez de dar por hecho. Atrévete a ser valiente, sincero y una persona abierta a los demás.

Obviamente, la vida se rige por unos límites éticos y morales. Evidentemente doy por hecho que los conoces y eres muy consciente de ellos. Los usarás de una forma sana y adecuada a la hora de preguntar y hacer realidad tus suposiciones, no solo dejándolas estar en quebraderos de cabeza.

Ahora, con todo lo anterior leído te invito a que cojas un papel y en modo de auto ejercicio de conciencia valores cuál de estos 3 puntos lo estás llevando a la práctica y cual no en tu vida actual. Si ya lo haces muchísimas felicidades! Si no es así, te animo y mando mucha energía para que los emplees y vivas como siempre has deseado.