Amitriptilina (Tryptizol): ¿qué es y para qué se utiliza?

La amitriptilina es un antidepresivo y analgésico muy utilizado para el tratamiento y la prevención de varios trastornos. Veamos para qué se utiliza y por qué.
Amitriptilina (Tryptizol): ¿qué es y para qué se utiliza?
Sara Viruega

Escrito y verificado por la farmacéutica Sara Viruega.

Última actualización: 10 septiembre, 2022

La amitriptilina es un antidepresivo tricíclico y un analgésico. Fue descubierta en 1960 y también está comercializada como Tryptizol o Deprelio. Se encuentra en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por su eficacia y su seguridad.

Al contrario que otros antidepresivos tricíclicos, la amitriptilina tiene una eficacia similar a los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). Por esto es uno de los antidepresivos más utilizados de su grupo.

¿Para qué se utiliza la amitriptilina?

La amitriptilina está aprobada e indicada para el tratamiento y la prevención de varios trastornos diferentes:

  • Tratamiento del trastorno depresivo mayor en adultos.
  • Tratamiento del dolor neuropático en adultos. Por ejemplo, en casos de fibromialgia o neuralgia postherpética.
  • Profilaxis de la cefalea crónica tensional en adultos.
  • Profilaxis de la migraña en adultos.
  • Tratamiento de la enuresis nocturna en niños a partir de 6 años. Solo cuando no haya funcionado ningún otro tratamiento y no exista ninguna causa patológica.

En ocasiones, también es utilizado para el tratamiento de algunos trastornos de la alimentación. Y, en algunos casos, en el hipo persistente.

Mujer cansada por el síndrome de Gilbert

Como con la mayoría de psicofármacos, se recomienda empezar el tratamiento con dosis bajas. Después, se puede ir aumentando la dosis progresivamente en función de la tolerancia y de la respuesta clínica del paciente. Al suprimir el medicamento debe hacerse de la misma manera: bajando la dosis gradualmente.

Normalmente se administra por vía oral, en cuatro dosis diarias. Se recomienda que las tomas sean siempre a la misma hora, además de seguir siempre las indicaciones que el especialista considere oportunas para cada caso.

Mecanismo de acción

Como antidepresivo tricíclico, su mecanismo de acción es la inhibición de la recaptación de noradrenalina y serotonina en las terminaciones nerviosas. Esto potencia la acción de estos neurotransmisores en el cerebro y mejora los estados depresivos.

Asimismo, la amitriptilina también bloquea los canales iónicos del sodio, el potasio y el NMDAN-metil-D-aspartato-. Esto explica su efecto en el dolor neuropático y en la prevención de la cefalea crónica tensional y de la migraña. Tiene gran afinidad por los receptores alfa-adrenérgicos, muscarínicos M1 e histamínicos H1. Es más sedante y tiene más propiedades anticolinérgicas que otros antidepresivos tricíclicos.

Su acción terapéutica antidepresiva y analgésica tarda entre dos y cuatro semanas en establecerse. Sin embargo, su acción sedante es bastante rápida e intensa. Los efectos adversos pueden empezar a manifestarse desde la primera dosis.

La amitriptilina se absorbe muy bien por el tracto digestivo. Tras su administración, se metaboliza a nortriptilina. Este es un metabolito activo que también tiene acción antidepresiva. Es un inhibidor más potente de la recaptación de noradrenalina que de serotonina.

Efectos secundarios y contraindicaciones

La amitriptilina puede producir efectos adversos similares a otros antidepresivos tricíclicos. Sin embargo, son más llamativos los síntomas anticolinérgicos. Algunos efectos secundarios son, por ejemplo:

  • Somnolencia.
  • Temblor.
  • Mareo.
  • Cefalea.
  • Letargia.
  • Trastorno del habla.
  • Agresión.
  • Palpitaciones.
  • Taquicardia.
  • Hipotensión ortostática.
  • Hiperhidrosis (excesiva producción de sudor).
  • Aumento de peso.
  • Boca seca.
  • Dificultad para orinar.
  • Alteraciones de la acomodación ocular.
Mujer con dolor de cabeza

 

Con dosis altas, es probable que se produzcan arritmias cardiacas e hipotensión grave. Sin embargo, también pueden producirse con dosis normales en pacientes que tienen alguna cardiopatía. Por esto, está contraindicado el uso de amitriptilina en pacientes con cualquier tipo de problema cardiaco. Por ejemplo: bloqueo cardiaco, trastornos del ritmo cardiaco o insuficiencia arterial coronaria.

Cómo hacer frente a los efectos secundarios

Qué hacer con:

  • Estreñimiento: comer alimentos ricos en fibra, como frutas y verduras frescas y cereales. Beber varios vasos de agua u otras bebidas no alcohólicas todos los días. También puede ayudar hacer algo de ejercicio.
  • Mareos: se recomienda beber mucha agua u otras bebidas no alcohólicas. No levantarse demasiado rápido después de haber estado sentado o acostado.
  • Boca seca: masticar chicles sin azúcar o dulces sin azúcar.
  • Somnolencia o cansancio: tomar amitriptilina por la noche y reducir la cantidad. 
  • Dificultad para orinar: relajarse al orinar y no forzar el flujo de la orina. Hablar con el médico urgentemente si no se puede orinar en absoluto.
  • Dolores de cabeza: descansar y beber muchos líquidos. No beber demasiado alcohol. Hablar con el médico si los dolores de cabeza duran más de una semana o son intensos.

Contraindicaciones

Está totalmente contraindicado el uso combinado con antidepresivos del tipo IMAOs -inhibidores de la monoamino oxidasa-. Se puede producir un síndrome serotoninérgico. No obstante, muchos otros fármacos interfieren también en el metabolismo y en la acción de la amitriptilina.

Por su parte, la amitriptilina no se recomienda durante el embarazo, a menos que su médico lo considere claramente necesario y solo tras una cuidadosa consideración del beneficio y el riesgo. Si ha consumido este medicamento durante la última parte del embarazo, el recién nacido puede presentar síntomas de abstinencia como irritabilidad, aumento de la tensión muscular, temblor, respiración irregular, mala succión, llanto fuerte, retención urinaria y estreñimiento.

No se recomienda el consumo de bebidas alcohólicas durante el tratamiento con amitriptilina, ya que puede aumentar su efecto sedante. Asimismo, si presenta los efectos secundarios de somnolencia y mareo, lo más aconsejable es que no trabaje con herramientas o maquinaria pesada.

Quién no debe tomar amitriptilina 

No se recomienda usar este medicamento en personas con problemas cardiacos, ya que uno de los efectos secundarios más comunes del uso de la amitriptilina es el latido cardiaco irregular. En casos severos, la amitriptilina se ha relacionado con una condición llamada prolongación del intervalo QT, que podría causar convulsiones, desmayos y, en casos fatales, la muerte. 

En personas que tengan las siguientes afecciones tampoco se recomienda:

  • Epilepsia o cualquier enfermedad que provoque convulsiones. 
  • Glaucoma.
  • Reacciones alérgicas a los antidepresivos tricíclicos. 
  • Angina (dolores en el pecho).

Para cerrar, como en el tratamiento con cualquier fármaco, deben extremarse las precauciones y seguir siempre las indicaciones del especialista. La tolerancia y la respuesta clínica varían en cada paciente y es necesario ajustar las dosis en función de estas.

Te podría interesar...
Psicofármacos: ¿qué son y cómo actúan?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Psicofármacos: ¿qué son y cómo actúan?

Los psicofármacos son, sin duda, una herramienta importante que ha ayudado a mejorar sustancialmente el pronóstico de muchas enfermedades mentales.




Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.