¿Quién es el padre de la psicología?

10 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Hay quien piensa que el auténtico padre de la psicología fue Sigmund Freud. En realidad, le debemos a otra figura igual de interesante el haber constituido esta disciplina en ciencia, para poder así, comprender mejor el comportamiento humano. Este hombre fue...

Estudió filosofía y medicina. Era un hombre introspectivo, muy entregado al recogimiento y el estudio. Uno de sus propósitos fue separar la psicología de la filosofía y darle espacio, convertirla en ciencia y demostrar que era una rama del conocimiento propia a la que dar reconocimiento. El padre de la psicología nació en Alemania en 1832 y era Wilhelm Wundt.

Resulta curioso como el nombre de este notable científico y piedra angular en el campo de la psicología pasa inadvertido para el gran público. Si preguntáramos ahora mismo a cualquiera quién es la figura más decisiva en esta ciencia, saldrían sin duda nombres como los de Sigmund Freud, Carl Jung, William James o Albert Ellis. Sin embargo, Wundt indagó como nadie conceptos que más tarde serían claves para entender esta área del saber y el comportamiento humano.

Es más, si hubo algo que diferenció a Wilhelm Wundt fue su empeño. Quería entender qué era realmente eso a lo que denominamos «conciencia» y ansiaba comprender también lo que para él eran las leyes de la mente. Para tal fin, hizo lo que otros aún no se habían ni planteado: crear el primer laboratorio orientado en exclusiva a la psicología. 

Mariposa con el símbolo de la psicología

¿Quién es el padre de la psicología?

Si nos preguntamos quién es el padre de la psicología debemos hacer un viaje en el tiempo. Nos situaremos en Alemania de 1857, justo cuando Wilhelm Wundt se graduó en medicina en la Universidad de Heidelberg con un cum laude, siendo el mejor de su promoción. Tiempo después empezó sus prácticas con Hermann von Helmholtz, conocido por sus grandes contribuciones al campo de la fisiología.

Ahora bien, las relaciones entre Helmholtz y Wilhelm Wundt no fueron especialmente buenas. Tanto es así que acabó marchándose a la Universidad de Leipzig para estudiar filosofía y donde asumió la cátedra de Psicología en esta facultad. Ahora bien, para comprender la trascendencia de Wundt hay que detenerse antes en un aspecto importante. Hasta esa época, la psicología se consideraba parte de la filosofía.

En aquellos años, seguían enraizadas en el colectivo científico las clásicas ideas heredadas de Platón y Aristóteles. Eran esas en las a la hora de definir qué era la mente, seguían apareciendo terminologías como «alma» o «espíritu». Más tarde, llegaría Descartes, quien desligándose de dichos conceptos, separó el «yo pensante» —res cogitans— de la materia o el cuerpo.

Poco a poco, la comprensión de los aspectos psicológicos se independizaba de la tradición filosófica, aunque ese gran paso, el más decisivo, lo dio Winhelm Wundt.

¿Qué impulsa la voluntad humana?

Si nos preguntamos quién es el padre de la psicología, diremos que fue alguien capaz de hacerse preguntas y buscar por sí mismo las respuestas. Algo que en apariencia nos parece fácil, no lo era en absoluto en aquella época en la que todo lo relacionado con la psicología quedaba suspendido al mundo de las ideas, la abstracción y reflexión.

Winhelm Wundt quería evidencias basadas en la experimentación, quería datos, evidencias factibles y contrastables con las que poder enunciar teorías. Así, una de las preguntas que más le guió a lo largo de su vida académica y profesional fue entender qué rige la voluntad humana. Denominó a esta área psicología de la voluntad, la elección y el propósito.

¿Por qué hacemos lo que hacemos? ¿Qué nos impulsa a elegir ciertas cosas? ¿Por qué unos cada uno de nosotros tenemos unas motivaciones determinadas? Wundt era un firme defensor de la perspectiva científica, por tanto, todos estos procesos que definían la psicología podían estudiarse e investigarse en un laboratorio.

El Instituto de psicología experimental en la universidad de Leipzig

Wilhelm Wundt abrió el primer instituto de psicología experimental en 1879. Lo hizo en la Universidad de Leipzig. Este hecho, por sí mismo, se considera el comienzo de la psicología moderna. Todas las investigaciones y técnicas aprendidas en sus años en el departamento de fisiología con Hermann von Helmholtz le fueron de gran utilidad.

Aquel laboratorio empezó a captar el interés de otros médicos y también de los alumnos de las universidades alemanas. Hasta el punto que muchos acudían para formar parte de sus famosos experimentos. Se les sometía a diversos estímulos y después debían explicar qué sensaciones y pensamientos tenían. Todos esos datos eran medidos de manera objetiva y rigurosa.

Esos análisis, precisos como los de un químico, fueron dándole valiosos datos para comprender un poco mejor los procesos mentales, la conciencia, la voluntad, etc.

Wundt

¿Quién es el padre de la psicología? Winhelm Wundt

Uno de sus libros más importantes fue Fundamentos de psicología fisiológica y Psicología de los pueblos. No obstante, se considera que su legado más interesante está en los informes de sus más de 100 experimentos, publicados bajo el nombre Philosophische Studien. Fueron 21 años de su vida en los cuales, no solo profundizó y asentó las bases de la psicología.

Lo que hizo también fue formar a los psicólogos de las nuevas generaciones, figuras que más tarde, traerían el conductismo, como Watson, Pavlov y Skinner. Todos ellos, continuarían con la investigación experimental y con ese enfoque claramente objetivo.

Para concluir, recordemos su nombre, recordemos la figura de Winhelm Wundt como la de ese hombre curioso que se esforzó por convertir la psicología en ciencia.

Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). Biografia de Wilhelm Wundt. En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España